¡OYE!

Orar con la biblia

El Amor en la Trinidad

¡MIRA!

El Papa en Asís

El auténtico camino de s. Francisco

¡VEN!

¿Quieres conocernos?

vocaciones franciscanas

¡TOCA!

Abiertos al mundo

Misiones Franciscanas

¡SIENTE!

Milicia Inmaculada

Espacio de encuentro y oración

¡TOMA!

Materiales

materiales de Pastoral

El Papa en Asís




- El encuentro con Jesús llevó a Francisco a despojarse de una vida cómoda y superficial, para abrazar a «la señora pobreza» y vivir como verdadero hijo del Padre que está en los cielos.
- La primera cosa que nos dice, la realidad fundamental que nos atestigua la vida de Francisco es ésta: ser cristianos es una relación viva con la Persona de Jesús, es revestirse de él, es asimilarse a él.

- ¿Dónde inicia el camino de Francisco hacia Cristo? Comienza con la mirada de Jesús en la cruz.

- Nos dirigimos a ti, Francisco, y te pedimos: enséñanos a permanecer ante el Crucificado, a dejarnos mirar por él, a dejarnos perdonar, recrear por su amor.

- Francisco nos atestigua: quien sigue a Cristo, recibe la verdadera paz, aquella que sólo él, y no el mundo, nos puede dar. 

- La paz franciscana no es un sentimiento almibarado. Por favor: ¡ese san Francisco no existe! Y ni siquiera es una especie de armonía panteísta con las energías del cosmos… Tampoco esto es franciscano, tampoco esto es franciscano, sino una idea que algunos han construido. La paz de san Francisco es la de Cristo, y la encuentra el que «carga» con su «yugo», es decir su mandamiento

- Nos dirigimos a ti, Francisco, y te pedimos: enséñanos a ser «instrumentos de la paz», de la paz que tiene su fuente en Dios, la paz que nos ha traído el Señor Jesús.

- El Santo de Asís da testimonio del respeto hacia todo lo que Dios ha creado y como Él lo ha creado, sin experimentar con la creación para destruirla; ayudarla a crecer, a ser más hermosa y más parecida a lo que Dios ha creado.

- Nos dirigimos a ti, Francisco, y te pedimos: Alcánzanos de Dios para nuestro mundo el don de la armonía, la paz y el respeto por la creación.

¡Para alabanza de Cristo y de su siervo Francisco!


25 años Oración por la Paz en Asís

Asís, 27 de octubre de 2011 - los preparativos están en marcha y los materiales en línea

.
Crucifijo de San Damián con los pies de la lámpara votiva de oración por la paz, Asís 2011
Amados, ahora está preparando para el importante evento en Asís el 27 de octubre , la visita de Benedicto XVI en la ciudad de San Francisco, junto con representantes de otras religiones del mundo para reafirmar - en el espíritu de Asís - la necesidad de cada hombre de cada la fe a trabajar por la paz en el mundo.
En el post anterior se han encontrado una gran cantidad de material que describe el evento, y una gran cantidad de material en sus comunidades para animar un momento de oración en Asís, se celebra como la comunión de ese día.
Se presenta también quieren otros materiales que aparecen en la web y más allá:
  • Conferencia de prensa oficial  del 18 de octubre de 2011, haga clic aquí ...
  • Mensaje que tiene la iniciativa y la propuesta de CIMP OFM Conv, haga clic aquí ;
  • Presentación del libro Asís 2011 "Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz" , organizado por el Pontificio Consejo Justicia y Paz y publicado por la Libreria Editrice Vaticana: pretende ser una herramienta para prepararse para el día de reflexión, diálogo y oración por la paz y justicia en el mundo, que se celebrará en Asís el 27 de octubre de 2011. Con tres interesantes aportaciones a la descarga,  haga clic aquí ;
  • Materiales de capacitación en las subvenciones mantenidas por el CEFID de Asís (OFM COV),haga clic aquí ;
  • Agradecemos a los hermanos del "Mensajero de San Antonio" que nos ha dado el archivo pdf con una excelente atención a los co-publicado en la revista "Jesús para enero de 2011, todos dedicados al Espíritu de Asís, haga clic aquí para descargar el archivo ...
    La primera página del expediente MSA-JESUS
  • más ...

Vamos a actualizar este post con otros materiales que aparecen en línea en las próximas horas / días. ¡Paz y Bien



LUNES, 19 DE SEPTIEMBRE 2011

27 de octubre 1986 - 2011 - Espíritu de Asís, 25 años después

El 1 de enero, al final de la oración del Ángelus, Benedicto XVI ha anunciado los planes para conmemorar solemnemente el 25 aniversario de la histórica reunión celebrada en Asís, 27 de octubre 1986 , por la voluntad del beato Juan Pablo II . En esta ocasión, el Santo Padre ha querido llamar, 27 de octubre, un día de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo , llegó como peregrino en la ciudad de San Francisco y una vez más invita a unirse a este viaje de la hermanos cristianos de diferentes denominaciones, los líderes de las tradiciones religiosas del mundo e, idealmente, todas las personas de buena voluntad.
  
Asís, 27 de octubre 1986

El Día tiene como tema: "Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz" . Cada ser humano es, después de todo, un peregrino en busca de la verdad y la bondad.Incluso el hombre religioso es siempre el camino hacia Dios: de ahí la posibilidad, de hecho la necesidad de hablar y comunicarse con todos, creyentes o no, sin renunciar a su identidad o dedicarse a formas de sincretismo, en la medida en que la peregrinación de la verdad es vivida con autenticidad, se abre un diálogo con los demás, no excluye a nadie y todo el mundo está de acuerdo en ser constructores de paz y fraternidad.
  
Asís, 23 de enero 2002

La imagen de la peregrinación resume así el significado del evento que se celebra: la conmemoración de las etapas cubiertas por la primera reunión en Asís, a la siguiente en enero de 2002 y, al mismo tiempo, que mira hacia el futuro, con la a punto de seguir adelante, con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, de caminar el camino del diálogo y la fraternidad, en el contexto de un mundo que cambia rápidamente. San Francisco, pobre y humilde, a todos de nuevo la bienvenida en su ciudad, se ha convertido en un símbolo de fraternidad y de paz.

Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz - Propuesta de la liturgia promovida por la Fraternidad OFM franciscana en comunión con los hombres y mujeres de buena voluntad, convocado por el Papa Benedicto XVI a Asís 27 de octubre 2011 para conmemorar el 25 aniversario de la histórica reunión celebrada en 1986, la voluntad del beato Juan Pablo II.
"La oración es el aliento de la Iglesia, es su gran necesidad. Cuando organizamos una jornada de oración no se dan a conocer más, pero la salud de la Iglesia que puede respirar, la respiración, rezando. Que sabe que su fuerza no proviene de la tierra, sino de Dios. " OSCAR ROMERO († 1980), obispo de San Salvador

El beato Juan Pablo II y S. Francisco de Asis

Una relación especial unía al Santo Padre Juan Pablo II con el “Pobrecillo de Cristo”. Durante su largo y apasionante pontificado quiso visitar la ciudad de Asís y la tumba de S. Francisco en seis ocasiones. La primera de ellas en 1978, apenas unas semanas después de ser elegido Papa. Su relación con S. Francisco y con sus hijos hunde sus raíces en los años como arzobispo de Cracovia. Como él mismo recordará, durante su ministerio episcopal en Cracovia visitaba con frecuencia la bellísima iglesia de S. Francisco (de la Orden de los Frailes Menores Conventuales, que se encuentra a pocos metros del palacio arzobispal) para rezar, participar al Via Crucis o simplemente para comer con los frailes en el convento adyacente. Otro de los motivos de su profunda amistad con los Franciscanos Conventuales era su gran devoción a un fraile franciscano conventual polaco, Maximiliano María Kolbe, mártir de la caridad en el campo de concentración de Auschwitz y que él mismo proclamó santo y patrón de nuestro difícil siglo.

            Su primera visita a Asís tuvo lugar el 5 de noviembre de 1978. Entrando en la Basílica de S. Francisco, Juan Pablo II afirmó que necesitaba la intercesión del Pobrecillo de Asís”. En aquella ocasión el recién elegido Papa expresó la “necesidad” que tenía de confiar su pontificado a “aquel que había escrito el Evangelio de Cristo con caracteres indelebles en el corazón de los hombres y mujeres de su tiempo”. Preciosa y, al mismo tiempo, difícil misión, que él mismo quiso llevar adelante, inspirado por S. Francisco, durante su dilatado pontificado. La segunda visita tuvo lugar el 12 de marzo de 1986, junto a todos los obispos italianos, peregrinos ante la tumba del santo patrón de Italia. La tercera tuvo un carácter único y novedoso. Se desarrolló el 27 de octubre de 1986, junto a los líderes de las principales religiones para orar por la paz mundial. Su cuarta visita a Asís tuvo lugar entre el 9 y el 10 de enero de 1993, para orar por la paz y el fin de la terrible guerra en los Balcanes. La quinta visita tuvo un color triste, pero a la vez cargado de esperanza: el 3 de enero de 1998 el Papa convocó en Asís una jornada de esperanza a favor de la reconstrucción de las tierras del centro de Italia afectadas por un devastador terremoto (que derrumbó dos partes de la bóveda de la Basílica superior de S. Francisco). La sexta y última visita tuvo lugar el 24 de enero de 2002, con motivo del segundo encuentro de oración por la paz junto a algunos representantes de otras religiones.

Universidad y cristianos

Universitarios y cristianos

Hace unas semanas la capilla del Campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid fue profanada por un grupo de jóvenes que, llamándose demócratas y defensores de la libertad, impusieron su propia dictadura, atacando a los derechos más íntimos de las personas y buscando erradicar la libertad religiosa de una institución tan plural como la universitaria.

Un grupo de catedráticos y profesores univesitarios se ha puesto manos a la obra para condenar la llamada ‘acción reivindicativa’ y exigir al rector de la Complutense Carlos Berzosa que garantice “el respeto a las libertades de todos y asegure su libre ejercicio en el ámbito universitario". Para ello han suscrito la llamada ‘Declaración de Somosaguas’ donde además se pide que "las autoridades públicas competentes adopten las medidas judiciales oportunas” ante este “atentado contra la libertad de culto que reconoce nuestra Constitución y que protege nuestro Código Penal". Al texto, que ya tiene más de 3.000 firmas, pueden adherirse profesores, alumnos y ex alumnos de cualquier universidad a través de este enlace:

http://declaraciondesomosaguas.blogspot.com/

El arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo (franciscano) ha escrito este artículo sobre los hechos. Merece la pena darle una lectura:

Capillas y contrapoder

 

No sé lo que es Contrapoder, no sé si es sustantivo o pretende ser verbo, y menos aún puedo saber qué es una Asociación Universitaria Contrapoder. Si se considera lo que hacen, eso apunta al terreno del verbo más que a la sustancia de las cosas: Reivindican, informan, rechazan, se desvinculan, protestan contra la institución eclesiástica y su presencia en la universidad.

 

Supongo, sin embargo, que la palabra Contrapoder es pariente próxima de la palabra Contrarrevolución. Y si ésta significa “revolución política en sentido contrario de otra muy reciente ”, ‘contrapoder’ significará “poder político en sentido contrario de otro ya establecido”.

 

No me toca a mí valorar la legalidad, legitimidad, moralidad o la eficacia de lo que este Contrapoder universitario ha protagonizado en Somosaguas. Pero me gustaría que sus miembros admitiesen a trámite algunos datos:

1) Una capilla católica es un lugar de oración, y sólo porque es lugar de oración es también un lugar de poder. No me digan que ustedes temen el poder de la oración.

 

2) Una capilla católica es lugar de reserva para el pan de la Eucaristía, sacramento en el que reconocemos presente a Cristo Jesús, símbolo de su vida entregada o, por decirlo de forma para todos comprensible, también para universitarios, memoria indefensa de un hombre que amó hasta dar la vida por los que amaba. No me digan que ustedes se han asociado para hacer frente al poder de un pan consagrado.

 

3) Una capilla católica es lugar destinado al ejercicio del único contrapoder que en la historia del hombre representa una opción definitiva: el contrapoder del Nazareno, el contrapoder de Dios. No me recuerden las veces que los creyentes hemos traicionado esa opción: no sería digno de ustedes. Los creyentes sabemos lo que traicionamos, tanto como sabemos y confesamos lo que creemos, lo que esperamos y lo que amamos, porque este contrapoder, el nuestro, no es una cuestión de ‘performance’ simbólica, no es cuestión de representación teatral más o menos lograda: es cuestión de vida y de verdad.


4) ¿Qué les parece si nos hacemos todos contrapoder de los que oprimen a los pobres, de los que explotan a los débiles, de los que esclavizan a los indefensos? En las capillas nosotros entrenamos para eso. Prueben y verán que somos gente preparada.

 

Un abrazo de su hermano menor.

 

+ Fr. Santiago Agrelo. Arzobispo de Tánger

 

 

 

Egipto en el punto de mira

El año 2011 comenzó convulso para muchos de los regímenes totalitarios del mundo árabe. Las ansias de libertad de Túnez se han generalizado, llegando hasta el gran Egipto, donde desde el pasado 25 de enero se suceden las protestas en medio de violentos enfrentamientos. Puede que no sea éste el último caso. El pueblo quiere hablar.

Los datos varían según los informes o estadísticas que se tomen como referencia, pero puede estimarse que casi el 25% de todos los países miembros de la ONU están gobernados por dictaduras, entre las que destacan las islámicas de Irán, Sudán, Arabia Saudita o Libia y las seculares de Corea del Norte y Cuba. En pleno siglo XXI, siglo de la información, de las nuevas tecnologías… millones y millones de personas viven oprimidos por el poder político, con miedo a ejercer sus libertades individuales, entre las que está la religiosa.

 El domingo 6 de febrero, al término del rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, el Papa Benedicto XVI expresó su deseo de que Egipto vuelva pronto a la convivencia pacífica: “Pido a Dios que esa Tierra, bendecida por la presencia de la Familia Santa, reencuentre la tranquilidad y la pacífica convivencia, en el esfuerzo compartido por el bien común".

 Debido a las protestas, se estima que en Egipto han muerto más de 200 personas y un número aún no determinado de heridos que algunas estiman en más de mil. La comunidad internacional tiene que seguir con atención el desarrollo de los acontecimientos y garantizar que lo que venga sea siempre mejor de lo que se fue. Preocupa en este sentido la situación de los cristianos en este país, que se encuentran en alerta ante la posibilidad de que extremistas musulmanes asuman el poder relevando al presidente Hosni Mubarak. Los ojos se centran especialmente en la organización ‘Los Hermanos Musulmanes’, que aunque se describen oficialmente como un grupo no violento, comprometido con la democracia, han sido fuente de inspiración para prácticamente todos los movimientos políticos radicales islámicos que existen. Casi dos tercios de los cristianos en Medio Oriente viven ahora en Egipto. ¿Quién velará por sus derechos?

 

Luces y sombras de la Navidad

Aún sin esperar en muchos de los casos la llegada de diciembre, las grandes ciudades empezaron ya hace semanas a iluminar sus calles de cara a la Navidad. Madrid fue la primera en hacer el encendido, seguida de Barcelona, Valencia, Sevilla o Bilbao. En el caso de la capital, 4,4 millones de bombillas resplandecen y buscan incentivar el consumo, invitando a transitar por las calles más comerciales. Algunos medios informan de la noticia diciendo: ‘La crisis no logra apagar la Navidad’. Pero, hoy como ayer, éstas no serán unas navidades iguales para todos. La mayoría vivirá las fiestas en familia, entre celebraciones, cenas y regalos, quizá con un presupuesto más ajustado pero sin deslucir la ocasión. Otros, al mismo tiempo, seguirán olvidados en las sombras de esas mismas calles iluminadas, invisibles para los ojos del que quiere  reír, disfrutar y, conscientemente, olvidar.

Los Hechos de los Apóstoles relatan que cuando san Pablo curó a un paralítico de la ciudad de Listra (Hch 14, 8-18) los paganos le asociaron con una divinidad y decían: “Los dioses han descendido hasta nosotros en forma humana”. Lo que para los habitantes de esa región de Asia era un deseo y una necesidad, tener entre ellos a sus dioses, para nosotros, los cristianos, es algo real. El verdadero Dios se hace hombre por nosotros y nace de María la Virgen. Pero nuestro mundo, muchas veces, se pone una venda para no ver esa presencia de Dios que, a ratos, puede ser incómoda. Por eso la sociedad niega la Navidad disfrazándola de juerga y consumo. Mientras, como en aquel humilde y pobre pesebre, ese Dios-con-nosotros, sigue naciendo en nuestras calles.

 

Las pulseras de Sara Carbonero

Las ‘pulseras de Sara’...

 

Desde hace unos años entre muchos cristianos (especialmente los de Centro América y América del Sur) se ha popularizado el uso de rosarios en forma de pulsera para la muñeca. Este sencillo objeto, que contiene las cuentas de un misterio, nos recuerda, allá donde vayamos, a nuestra Madre, la Virgen María, identificándonos como miembros de una familia, la de los hijos de Dios…

 

Desde el pasado mes de junio este formato de pulsera se ha extendido por España como la espuma. Puede verse especialmente entre la gente joven y es frecuente, sobre todo para el público femenino, llevar cinco, seis o siete rosarios de este tipo en distintos colores. ¿De dónde surge esta explosión de religiosidad espontánea? ¿Nos encontramos ante el regeneración de una devoción histórica de la Iglesia? Lamentablemente no.

 

Leemos en un despacho de la Agencia Europa Press, destinado a la sección de ‘tendencias’ que: “uno de sus complementos más buscados son las pulseras -o decenarios- que Sara Carbonero luce en su muñeca derecha. Cuatro sencillas cuerdecitas (…) de las que cuelga una minúscula Cruz. Esta pulsera, que se puede adquirir en todos los colores del arcoiris, se ha convertido en el indiscutible complemento del verano desde que la periodista las luciera en sus múltiples entrevistas durante el pasado Mundial. (…) La pulsera es en realidad un rosario para la muñeca hecho con 10 nudos que sirven para contar los 10 Ave Marías. Sin embargo, lejos de su significado religioso, la pulsera en cuestión se ha convertido en el complemento más buscado del momento…”. El teletipo continúa indicando tiendas en las que pueden adquirirse al módico precio de 6,90 euros. En internet pueden encontrarse más baratas buscando en Google por ‘pulseras de Sara Carbonero’ e incluso hay una página que se ha instituido como ‘web oficial del decenario’.

 

La novia del guardameta Iker Casillas, convertida en icono mediático, ha hecho que cientos de miles de jóvenes españoles paseen, de la noche a la mañana, un rosario en sus manos. Además de a Sara Carbonero, también se las hemos visto puestas a la presentadora Ana Rosa Quintana, la cantante Shakira, el tenista Fernando Verdasco, el jugador 'merengue' Pepe, etc. Todos ellos han multiplicado el ‘efecto boom’ del complemento. La Cruz sale a la calle de manera masiva pero ¡de qué manera!. Si preguntas a alguien por el mencionado objeto lo más normal es que se refieran a ella como ‘la pulsera de la Carbonero’ o, todo lo más ‘el rosario de la suerte’ (y aquí nos metemos ya en el terreno de la superstición… malo, malo). La sociedad se apropia de un símbolo cristiano para convertirlo en complemento estético, vaciándolo de significado. Hasta pueden encontrarse en el quiosco como regalo en las revistas de adolescentes. El fenómeno en sí no es nuevo. La iconografía religiosa ha sido usada constantemente desde finales del siglo XX en el mudo de la moda, el cine, la música, el arte o la literatura como un instrumento atractivo con el que comercializar dentro de un proceso de desacralización permanente. Camisetas con imágenes provocativas de Cristo o la Virgen o espectáculos mediáticos. como la giraConfessions on a dance floor’ de Madonna, donde la cantante interpretaba uno de sus temas “crucificada” en una estrambótica cruz de metal son algunos de los ejemplos.

 

Por eso, encontrarse con gente que luce con sencillez, pero por qué no decirlo, también con cierto orgullo una tau al cuello, o hablar con personas que no ocultan que las mañanas de los domingos en lugar de ‘dormir la mona’ se levantan para ir a su parroquia a vivir la Eucaristía en comunidad llenan los pulmones de aire fresco y el ánimo de energía. La Iglesia española, y especialmente sus jóvenes, se preparan para un tiempo de gracia en torno a la Jornada Mundial de la Juventud del próximo año. Durante esos días nuestras calles y plazas se van a llenar de personas que lucirán cruces y rosarios con sentido, con convicción, con alegría… Las televisiones y los periódicos mostrarán rostros de fe… No es cuestión de reivindicaciones, pero tampoco de renuncias, cesiones u olvidos. Hacemos desde ya nuestro el lema que nos unirá durante la próxima JMJ: ¡Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la Fe!.

 

Lo que sí pasó en Santiago (PEJ 2010)

Llega hasta mi una información, en la edición gallega del diario ‘El País’ titulada ‘Catequesis en Santiago’. La pieza comienza así: “Aprovechando el Año Xacobeo y la llamada Peregrinación y Encuentro de Jóvenes, los sectores más conservadores de la Iglesia Católica, que desarrollan una auténtica cruzada contra los ideales de progreso y modernidad, convirtieron la pasada semana Santiago de Compostela en el escenario de una gran catequesis contra los valores laicos y constitucionales. A la cabeza de ese movimiento involucionista se sitúa el anterior arzobispo de Santiago y actual presidente de la Conferencia Episcopal española, el cardenal Rouco Varela”.

Gracias a Dios (y nunca mejor dicho), en la evolución del tipo de consumo que los ciudadanos hacemos de los medios de comunicación, al mismo tiempo que se ha  llegado a una verdadera liberalización del acceso a la información, el lector, telespectador, internauta, oyente o escuchante (Y si no todos sí aquellos a los que les importa conocer la verdad) ha ido desarrollando un refinado espíritu crítico. Es esa una cualidad del consumidor que le permite detectar a la legua cuándo en una cabecera, una emisora, un canal, una web… desaparece la tan deseada imparcialidad y el periodismo se torna en sectarismo.

Vamos a intentar dar brevemente ‘la otra cara’, ‘la otra crónica’ de esta noticia. Miles y miles de personas vibramos a una sola voz en Santiago de Compostela durante los actos de la Peregrinación y Encuentro de Jóvenes (PEJ) 2010 que se celebraron del 5 al 8 de agosto en la ciudad del Apóstol. Trescientos voluntarios, cincuenta obispos y más de de 12.000 chicos y chicas de de entre dieciséis y treinta y cinco años disfrutamos de una experiencia única, antesala de lo que será la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Santiago de Compostela nos ofreció, una vez más como sólo ella sabe, el abrazo de acogida del apóstol. En cifras fueron 30 catequesis, 15 talleres, 14 encuentros de oración, 17 representaciones teatrales, 9 conferencias, 7 exposiciones y 6 conciertos. En la práctica fue una experiencia multitudinaria y única de fe compartida. Todas estas actividades, donde no cabía un alfiler, sirvieron de preparación a la gran Vigilia de oración del sábado, celebrada en el estadio de fútbol de San Lázaro y presidida por el cardenal Staniskaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos. La Cruz de las Jornadas de la Juventud y el icono de la Virgen que siempre la acompaña estuvieron presentes allí, recordando a los peregrinos que ya sólo queda un año para el gran encuentro de jóvenes de todo el mundo en la capital de España. Especialmente emocionante fue el momento de adoración eucarística, con la entrada en procesión del Santísimo en un estadio iluminado por la luz de las velas de todos los jóvenes. En ese mismo escenario nos reunimos de nuevo pasadas unas horas, en la mañana del domingo, para celebrar la misa de clausura que se convirtió, una vez más, en una gran fiesta. Allí el cardenal Rylko nos recordó que "Dios es la luz del mundo" en una sociedad que vive "un tiempo confuso y tenebroso".

Peregrinos ajenos a la PEJ, ciudadanos de Santiago, visitantes… todos participaron de la alegría que se desbordaba durante aquellos días por las calles compostelanas… Incluso muchas personas, alejadas de la fe ‘alucinaban’ al ver una Iglesia tan joven y vital que mira con desenfado pero con compromiso al siglo XXI. Ésta es la realidad que se vivió en aquel rincón de Galicia en esos días. Allí, en el ejercicio de esos valores constitucionales que el citado periódico dice que fueron atacados, en el ejercicio de su libertad, miles de corazones regalaron esperanza a la humanidad. ¿Acaso eso duele en las conciencias de algunos?

 

Javier Ortega

 

(Ver más: Peregrinación de los Franciscanos Conventuales 2010) 

 

Verano cristiano

Un verano en clave cristiana

Paradójicamente, y aunque las vacaciones se asocian con periodos de ‘desconexión’, con la llegada del verano, varias compañías de Telecomunicaciones en nuestro país se han lanzado a publicitar sus productos de telefonía e Internet móvil, vendiéndonos las virtudes de estar ‘conectados’ con nuestro mundo aún cuando aparentemente estemos intentando huir de él. El mensaje puede tener una lectura en clave de dependencia (adicción a la llamada, al e-mail o al SMS). Pero la moraleja final podría interpretarse también como que, no importa ni cuándo ni donde, siempre somos lo que somos y cambia nuestro entorno, pero no nuestra esencia.

En uno de sus últimos boletines ‘Escribe… Hermano León’, los hermanos de la Orden Franciscana Seglar de Andalucía incluyen un decálogo elaborado por Monseñor Javier Salinas Viñals, Obispo de Tortosa, para vivir un verano en clave cristiana. En estos 10 sencillos consejos prevalece sobre todo la idea de que, aunque variemos nuestra rutina, en la playa, en la montaña o en la ciudad somos hijos de Dios, que Él no ‘descansa por vacaciones’ y que nuestros valores y nuestros principios no tienen que hacer la maleta y emigrar en estos meses (y si lo hacen debe ser para acompañarnos allá donde vayamos nosotros).

Reproducimos aquí estas líneas esperando que cada uno, desde el lugar y la misión que le corresponda, renueve cada día su vocación. ¡FELIZ VERANO!

Decálogo para vivir un verano cristiano

1. Vive la naturaleza. En la playa, en la montaña, en la serranía, descubre la

presencia de Dios. Alábalo por haberla hecho tan hermosa.

2. Vive tu nombre y condición de cristiano. No te avergüences en verano de ser

cristiano. Falsearías tu identidad.

3. Vive el domingo. En vacaciones, el domingo sigue siendo el día del Señor y Dios

no se va de vacaciones. Acude a la eucaristía dominical. Tienes, además, más tiempo

libre.

4. Vive la familia. Dialoga, juega, goza con ellos sin prisas, reza en familia. Asiste

al templo también con ellos.

5. Vive la vida. La vida es el gran don de Dios. No hagas peligrar tu propia vida y

evita riesgos a la vida de los demás.

6. Vive la amistad. Desde la escucha, la confianza, la ayuda, el diálogo, el

enriquecimiento y el respeto a la dignidad sagrada de las demás personas.

7. Vive la justicia. No esperes que todo te lo den hecho. Otros trabajan para que

tú tengas vacaciones. Ellos también tienen sus derechos. Respétalos y respeta sus

bienes.

8. Vive la verdad. Evita la hipocresía, la mentira, la crítica, la presunción

engañosa e interesada o la vanagloria.

9. Vive la limpieza de corazón. Supera la codicia, el egoísmo y el hedonismo.

Vacación no equivale a permisividad.

10. Vive la solidaridad. No lo quieras todo para ti. Piensa en quienes no tienen

vacaciones, porque ni siquiera tienen el pan de cada día. La caridad tampoco se toma vacaciones.

Javier Salinas, Obispo de Tortosa

La Verdadera Alegría

La verdadera alegría de los hombres de nuestro tiempo

En estos días ha visto la luz un estudio sobre la alegría promovido por la compañía de refrescos más famosa del planeta, esa de la lata roja que nos da ‘la chispa de la vida’. El llamado ‘barómetro de la felicidad’ se ha elaborado a partir de entrevistas a entre 500 y 1.000 personas por país de un total de 16 naciones. La muestra asegura que los mexicanos están a la cabeza a la hora de experimentar el júbilo, seguidos de los filipinos, los argentinos, los sudafricanos y los estadounidenses.

El sondeo, cuyo objetivo era estudiar qué implica ser feliz en diferentes lugares del mundo, concluyó también que el contacto entre las personas es la principal fuente de alegría. En esto parecen estar todos de acuerdo, pese a las diferencias culturales.  Así, un 40% de los encuestados, respondió que estar con sus seres queridos después del trabajo es el momento más pleno del día, mientras que más del 20 % indicó que su hora más dichosa es cuando come con la familia. "Pese a nuestra cultura movida por la fama, esta no es una fuente primaria de felicidad. En cambio, la verdadera alegría depende de nuestra conexión con la gente, especialmente mediante el amor y la amabilidad", concluye el estudio, que también definió al dinero como un factor casi irrelevante para estar satisfecho. 

Que la mayor parte de hermanos de este mundo fundamente la verdadera alegría en el amor a su familia y a sus semejantes es sin duda una buena noticia. La perfecta alegría acompaña siempre al verdadero amor… Pero qué difícil es encontrar esa alegría plena en un mundo de sufrimientos en el que la vida nos va poniendo duras pruebas a diario. Inevitablemente, al leer esa referencia de los autores del estudio a ‘la verdadera alegría’ viene a mi mente el ejemplo de San Francisco, para quien ésta llegaba a través de la paciencia cristiana, que es capaz de soportar por puro amor los sufrimientos de Cristo. Dejémonos empapar de nuevo por aquella sabiduría del Poverello a través de este episodio del que fue testigo el Hermano León:

DE LA VERDADERA Y PERFECTA ALEGRÍA

El mismo (fr. Leonardo) relató también que un día el B. Francisco llamó a fray León y le dijo: "Escribe, fray León". Y él respondió: "Estoy listo". "Escribe -le dijo- cuál es la verdadera alegría".

Viene un mensajero y dice que todos los maestros de París entraron en la Orden. Escribe: no es verdadera alegría.

Y lo mismo de todos los prelados del otro lado de los Alpes, arzobispos y obispos; y lo mismo del rey de Francia y del rey de Inglaterra. Escribe: no es verdadera alegría.

Y que todos mis hermanos fueron a los infieles y los convirtieron a todos a la fe; y que tengo tanta gracia de Dios que curo a los enfermos y hago muchos milagros. Te digo que en todas estas cosas no está la verdadera alegría.

¿Cuál es, entonces, la verdadera alegría? Regreso de Perusa y llego aquí muy de noche y es invierno, con barro y mucho frío, hasta el punto que el agua congelada en el borde de la túnica me golpea las piernas y sangran las heridas. Y lleno de barro, con el frío y el hielo, llego a la puerta y, después de mucho aporrear y llamar, viene el fraile y pregunta: ¿Quién es? Yo respondo: Fray Francisco. Y él dice: "Vete, estas no son horas. No entrarás". Y al insistir de nuevo responde: "Vete, eres un simple y un ignorante; de ningún modo vendrás con nosotros; somos tantos y tales que no te necesitamos". Y yo sigo aún en la puerta y digo: "Por el amor de Dios, hospedadme esta noche". Y él responde: "No lo haré. Ve al lugar (hospital) de los Crucíferos y pide allí".

Yo te digo que si tengo paciencia en esto y no me molesto, esa es la verdadera alegría y la verdadera virtud y salvación del alma.

Ante la Pobreza

Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Inspirándose en el principio fundacional de solidaridad, la Unión Europea ha determinado que 2010 sea el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Si preguntásemos a la gente de nuestro alrededor sobre esta celebración posiblemente muy pocos sabrían de su existencia. Entre grandes conferencias y cumbres, en el marco de la Presidencia española de la UE, las cosas de los pobres pasan bastante desapercibidas.

Según sus promotores, este Año Europeo pretende, entre otros fines, “combatir los estereotipos y la imagen que tiene la gente de la pobreza”. El fin se entiende y es loable, pero no deja de ser curioso que se pretenda abolir estereotipos desde un proyecto que, en sí mismo, tiene una visión estereotipada, o cuanto menos sesgada, sobre la pobreza, asociada sólo a situaciones de falta de recursos. Visto así, y aplicando la regla de la simplificación, todo lo relacionado con pobreza es igual a malo. No se educa o se sensibiliza en la pobreza, sino contra la pobreza. El que es pobre circunstancialmente es un ‘pobre desgraciado’ y el que lo es vocacionalmente… ¡debe de ser un loco!

En su documento reflexivo La Iglesia y los pobres, (que acaba de cumplir los 16 años pero sigue plenamente vigente) la Conferencia Episcopal Española ofrece un punto de vista más generoso sobre este tema, distinguiendo entre la pobreza como indigencia, miseria y marginación y la pobreza evangélica. No es cuestión de elegir o descartar acepciones, sino más bien de saber conjugarlas.

Según datos de las Naciones Unidas, más de mil millones de personas en el mundo subsisten con menos de un dólar por día. Otros 2.700 millones luchan por sobrevivir con menos de dos dólares cada jornada.

Ante esta realidad… ¿cabe sólo responder desde la aportación económica o material? La acción directa es, sin duda, necesaria. Por eso la Iglesia ha desarrollado desde sus orígenes una faceta misionera y un apostolado de la caridad como ninguna otra institución en el mundo y en la historia lo ha hecho jamás, haciéndose presente en los rincones ‘olvidados’. Dar el pan es imperioso, pero como lo es en igual o mayor medida enseñar a cosechar la simiente… y enseñar a valorar los frutos. Hablamos, al final, de la necesidad de educar en un uso racional de los bienes, viéndolos no como una posesión, sino como un regalo de Dios, que no tiene su fin en nosotros mismos. Y éste no es un aprendizaje que haga falta sólo en el que llamamos ‘Tercer Mundo’. Urge más bien aplicarse el cuento cuanto antes en nuestras sociedades desarrolladas donde consentimos cerrando los ojos la extrema dualidad rico-pobre.

Así supo entenderlo en su tiempo Francisco de Asís, que se hizo pobre con los pobres para entregarse generosamente a imitación del Maestro de Nazaret. La pobreza de Francisco, más allá de un voto, es una inspiración del Espíritu. En su búsqueda del camino de la libertad que le condujera al Padre eligió la senda de la sencillez extrema y se hizo pobre en la pobreza como Cristo, siervo humilde. Sus frutos han llegado hasta nuestros días a través de sus hijos espirituales que, durante siglos, han acogido esa invitación como un gran regalo.

Asumir en pleno siglo XXI este carisma es todo un reto a la vez que una gran necesidad. Si, como el Poverello aprendemos a descubrir que disfrutar con poco es un arte posible, si entendemos que en la posesión de lo necesario está lo justo, seremos cómplices de una transformación sencilla y silenciosa del mundo.

http://www.conferenciaepiscopal.es/documentos/Conferencia/pobres.htm#1.1.%20Diversidad%20de%20los%20sentidos%20de%20la%20pobreza