• La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 17
  • Imagen Slider 8
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Subscríbete a nuestro boletín y recibe siempre nuestras últimas novedades
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Sagrados Corazones de Jesús y María

 
 
Celebramos la fiestas del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María
El Señor nos lo ha dado todo porque a través de su corazón traspasado por nuestros pecados, su Amor se ha derramado a toda la humanidad: a cada uno de nosotros.
El señor nos lo ha dado todo: incluso a su Madre
 
Fiesta del Sagrado Corazón inserta en la misma raíz de nuestra Milicia de la Inmaculada; ya que como San Maximiliano Kolbe nos enseñó, el fin último es ganar a todos los hombres al Corazón de Cristo:
 
"Tenemos que ganar el mundo entero y cada alma, ahora y en el futuro hasta el final de los tiempos, para la Inmaculada y a través de ella, para el Corazón Eucarístico de Jesús"
 
¡ Que estas 2 fiestas sirvan para aumentar nuestro amor por Cristo y por su bendita Madre Inmaculada !
 
OFRECIMIENTO A LOS DOS CORAZONES
San Juan Eudes
Oh Jesús, el Unico Hijo de Dios,
el Unico Hijo de María,
te ofrezco el Corazón bondadosísimo
de tu Madre Divina,
el cual para ti es el más precioso
y agradable de todos.
Oh María, Madre de Jesús,
te ofrezco el Corazón Sagradísimo
de tu amado Hijo,
quien es la vida y el amor de tu Corazón.
 

Mes del Sagrado Corazón de Jesús

 
La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: todo lo que Dios nos ama con su Corazón y todo lo que nosotros, por tanto, le debemos amar. Jesús tiene un Corazón que ama sin medida.

Y tanto nos ama, que sufre cuando su inmenso amor no es correspondido.
 
La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos 30 días.
 
San Maximiliano Kolbe nos enseñó que el amor a la Virgen Inmaculada no se detiene en Ella, sino que el fin último es ganar a todos los hombres al Corazón de Cristo:
 
"Tenemos que ganar el mundo entero y cada alma, ahora y en el futuro hasta el final de los tiempos, para la Inmaculada y a través de ella, para el Corazón Eucarístico de Jesús"
 
 
Esto significa que debemos vivir este mes demostrandole a Jesús con nuestras obras que lo amamos, que correspondemos al gran amor que Él nos tiene y que nos ha demostrado entregándose a la muerte por nosotros, quedándose en la Eucaristía y enseñándonos el camino a la vida eterna.

Todos los días podemos acercarnos a Jesús o alejarnos de Él. De nosotros depende, ya que Él siempre nos está esperando y amando.
 
 
 

Flores a María 2015 - 28 mayo

María, Reina del Santísimo Rosario   
 
 
 
Dios te salve, llena eres de gracia, el Señor es contigo” (Lucas 1,28).
El Arcángel San Gabriel fue quien comenzó el Rosario, pero el Espíritu Santo nos ha manifestado a través de los místicos que todo lo que proviene de la boca de los enviados celestiales (ángeles, santos y la misma Virgen) viene de la Voz de Dios, de tal modo que el mismo Dios fue quien lo inició.

A María, la Reina de nuestro corazón, la Reina de las rosas, presentémosle como regalo un ramo de Avemarías.
 
Ella siempre responde ”ruego por vosotros pecadores”, ya que la oración es el diálogo sublime de la pobre criatura con su Señor.
Nuestra oración, en manos de María, es presentada ante el Trono de Dios como un delicado perfume, entregado por la criatura más perfecta que existió, ¿y qué no puede obtener ése Purísimo Corazón del Corazón del Amor…?. 
 
¡Oh María, Reina del Santo Rosario!. Enséñanos a rezar de corazón como lo hiciste tú, y a prestar eterna alabanza a nuestro Señor.

Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe: "Dado que la Inmaculada es la Mediadora de todas las gracias, cuanto más nos acerquemos a Ella, más exuberante será nuestra vida espiritual. Pero sin duda la forma más perfecta de acercamiento es la total consagración de sí. Así pues, será la consagración a la Inmaculada no sólo de cada religioso, convento o provincia, sino de toda la Orden como tal lo que le permitirá el renacimiento." (EK 486)
 
 
 
Florecilla para este día: Rezar un Rosario pidiendo se derrame sobre nosotros el Espíritu Santo, y por las intenciones de la Virgen.
 

María en Pentecostés

 

La madre silenciosa.
Cuarenta días en el anonimato.
Nadie sabe lo que hizo ni cómo vivió María después de la deposición de su Hijo en el sepulcro. ¿Cristo se le apareció o no? Para la respuesta, afirmativa o negativa, hay razones justificadas.
La curiosidad humana hubiera querido sentirse más satisfecha. Quizá el evangelio, según el parecer de san Ambrosio, guarda un respetuoso silencio y un silencioso pudor. San Lucas, tan prolijo en detalles sobre María al inicio en el evangelio así llamado de la infancia, deja en la penumbra la persona de María durante los cuarenta días en los cuales Jesús, en diversas formas y en diferentes lugares, se aparece y conversa con sus discípulos.
 
Ni siquiera se menciona su presencia en el momento solemne, majestuoso y a la vez triste del último adiós de Jesús a la tierra, a sus discípulos y a sus seres queridos. Es interesante constatar el hecho de que Jesús, habiendo tenido necesidad de una madre para hacer su entrada silenciosa y humilde en la tierra y en la historia (y para ese acontecimiento trascendental María había sido la primera protagonista), en el momento en que abandona nuestros días y nuestras noches para inaugurar la nueva y definitiva historia, parece que no tiene necesidad de la presencia de su madre.
 
Sin embargo, san Lucas destaca, en medio del anonimato del grupo presente en Pentecostés, la figura de María, la madre de Jesús.
Varios pueden ser los motivos por los que el evangelista resalta la presencia de María en Pentecostés. Uno de ellos es, sin duda, el vínculo existente entre María y la Iglesia, porque María es, a la vez, un miembro «excelentísimo y enteramente singular» (Lumen gentium, 53) y «verdadera madre de los miembros de Cristo» (ib.)
 
 
María, pues, reaparece cuando la Iglesia inicia su camino evangelizador impulsada por el dinamismo de la presencia del Espíritu.
Así como María abrió las puertas a la nueva historia de la salvación al adherirse con su libre y total sí al plan del Padre, debía estar presente cuando esta historia se hace cuerpo con el nacimiento «oficial» de la Iglesia.
 
San Francisco de Asís, recogiendo la expresión del poeta Prudencio, vinculaba a María con la Iglesia, llamándola «esposa del Espíritu Santo».
 
No podía faltar en este preciso momento la presencia de María porque «en la economía de la gracia, actuada bajo la acción del Espíritu Santo, se da la particular correspondencia entre el momento de la encarnación del Verbo y el del nacimiento de la Iglesia. La persona que une estos dos momentos es María: María en Nazaret y María en el cenáculo de Jerusalén. En ambos casos su presencia discreta, pero esencial, indica el camino del "nacimiento del Espíritu" (Redemptoris mater, 24).
 
La Iglesia era aún tierna, infante, y para esos momentos la presencia de la madre era indispensable. La Iglesia naciente en Pentecostés se plasma en la comunión por el Espíritu de todos los primeros miembros, entre los cuales se encuentra María. Pero no como un miembro más, porque sería superfluo que san Lucas enfatizara la comparecencia de la madre de Jesús, si no hubiera otra intención que la de verificar un simple hecho histórico. Si Jesús antes de su muerte había entregado a María como madre a Juan, -en el cual se encontraban representados todos los discípulos actuales y futuros- la presencia de la madre en la primera comunidad cristiana era algo tan sencillamente natural como naturalmente necesario. Es la presencia de la maternidad espiritual. Ya no podía dar de nuevo a la luz a su Hijo; pero presenciaba activamente el nacimiento nuevo de Cristo en el parto de la Iglesia.
 
 
 
María está entre los discípulos como maestra de oración que los prepara a recibir al Espíritu: su venida se realiza en un contexto de oración. ¿Quién mejor que María podía dar ejemplo de recogimiento, de aceptación del Espíritu?
La potente intercesión de María, ya comprobada en las bodas de Caná, era una garantía de su poderosa súplica en Pentecostés.
 

Ella conforta, fortalece, anima e impulsa a continuar la obra de su Hijo. El mismo Espíritu que había preparado y transformado a María, ahora prepara, transforma y renueva a la Iglesia de la primera comunidad, que irrumpe en la historia en una aurora de fuego y de luz que ya no tendrá ocaso.

María era el «sagrario del Espíritu Santo» (Lumen gentium, 53) y esa presencia del Espíritu en ella superaba cualquier otra presencia del mismo Espíritu Santo en los demás discípulos.
En definitiva, la presencia de la madre de Jesús en el cenáculo recordaba a los discípulos la presencia viva de su Maestro.
 
De estas reflexiones se desprende una enseñanza obvia y sencilla: en toda comunidad cristiana, animada por el Espíritu, debe estar presente María.

Fuente: www.mercaba.org
P. Florián RODERO
 

Flores a María 2015 - 20 mayo

María Corredentora
 
 
Llegaron los días del Calvario para el Hijo, el Cristo…y también para la Madre.
Cristo se entrega, María se entrega y entrega al Cordero de Dios en oblación de amor.
¡Qué dolor!. La Madre sigue el rastro de la Santa Sangre en la calle de la amargura, el Gólgota.
 
Perdón María porque sola te dejamos, porque no queremos nuestro pequeño calvario, perdón por preferir sólo vivir para mí, lleno de egoísmos y de vacíos, perdón por decir que mi cruz es pesada, si tú por mí haz sido también clavada…clavada espiritualmente la Madre, clavado en Su Cruz el Hijo, y todos esos Clavos debieron ser míos.  
 
¡Oh María Dolorosa, Oh Madre Corredentora!. Hazme un alma piadosa que esté junto a tí en el Calvario y permíteme participar del dolor de la Cruz para ser como tú, para asemejarme al Rey, y así poderlo ver. Amén.
 
Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe: "Nosotros tenemos una voluntaria y amada ‘idea fija’ (si alguien quiere llamarla así), y es la Inmaculada. Nosotros vivimos, de todas las maneras, con todas las invenciones, etc., deseamos introducir esta ‘idea fija’ en todos los corazones." (EK 325)
 
 
Florecilla para este día: Meditar sobre nuestro destino de corredención junto a la Madre, que nos enseña el camino de la Cruz y nos invita a recorrerlo junto a Su Hijo, Jesús, como Ella lo hizo.

Flores a María 2015 - 31 mayo

 
Flor del 31 de mayo: María Reina del Cielo  

 
 “Apareció en el cielo una gran señal: una Mujer vestida de Sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza” (Apocalipsis 12,1).
 
Ha sido coronada Reina del Cielo la Madre del Señor de cielos y tierras. Esposa de Dios y Madre del Redentor, quien aquí en la tierra le demostró obediencia y siempre su consejo contempló, ¿cómo no podremos nosotros no ser sus esclavos y servirle junto a ángeles y santos?.
En la Iglesia todos están llamados a la santidad, pues ésta es la Voluntad de Dios: vuestra santificación.
 
María se entregó a ésta Voluntad Divina y será verdaderamente Madre y Reina nuestra si buscamos responder a su llamado de santidad.
No la hagamos llorar más por los pecados que en el mundo hay, sino que entreguemos nuestra voluntad para sólo por Ella trabajar.
 
Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe: "Aunque sea con una sola Ave María, supliquémosle que prepare en nuestra alma la más agradable acogida posible de Jesús en la Santa Comunión".
EK 1218
 
 
 ¡Oh María, Reina del Cielo y de nuestro corazón!. Haznos esclavos de tu amor para hacer la Santa Voluntad y llegar a la Patria Celestial. Que tengamos la humildad de la violeta, y estemos vestidos como ella, de penitencia. Amén.  
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
 
Florecilla para este dia: Recitar el Ángelus

 

Flores a María 2015 - 27 mayo

María Rosa Mística
 
   

¡Quien puede dejar de admirar la perfección de la Rosa que el Señor nos dio!.

María nos guía como Rosa Mística, pues es María Madre de la Iglesia.  
 
¡Oh María Rosa Mística, preciosísima!. Muéstranos la pureza de corazón para agradar a Dios como tú lo hiciste, y haznos templos perfectos del Espíritu Santo para que seamos por El guiados. Amén.  
 
Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe:"Debemos estar agradecidos a la Inmaculada, que quiso, por su bondad, volver su mirada hacia nosotros y confiarnos su causa, aunque los bernardinos, los capuchinos, los jesuitas, etc., hubieran podido desarrollar con mayor facilidad su obra en toda la tierra, siendo más numerosos que nosotros y estando repartidos en muchos más puntos de la tierra; debemos a la Inmaculada un gran reconocimiento, junto al esfuerzo de corresponder del mejor modo posible a una gracia tan sublime." (EK 314)
 

 
Florecilla para este día: Colocar en cada hogar un pequeño altar consagrado a María, como regalo a Su Hijo que busca que la amemos como El la ama.
 
 
 

Crónica de la VI Asamblea Nacional de la MI

El sábado 16 de mayo de 2015 se celebró en el convento de Ntra. Sra. del Rosario de Madrid la 6ª Asamblea Nacional de la Milicia nacional de España.

Como otros años, hemos contado comparticipantes de diversos lugares de España. Sentimos muchos que el grupo de Murcia, tan numeroso y activo, no pudo verse representado porque los que se iban a poner en viaje sufrieron un contratiempo con el vehículo que los iba a traer hasta Madrid. Por el contrario, nos alegró contar por primera vez con una buena representación del nuevo grupo que ha nacido en Granollers.

Tras el saludo y la oración inicial, hemos podido profundizar en el proyecto que la Asamblea Internacional de la MI aprobó en su último encuentro para toda la MI: el objetivo es realizar una serie de acciones para que la MI se reactive hacia dentro y hacia fuera, conscientes de que el carisma que recibió San Maximniliano María Kolbe, junto a los otros seis frailes fundadores, es hoy día más necesario que nunca para la Iglesia y para el mundo. Para ello nos servimos de una presentación que nos había llegado del Centro Internacional de la MI. También hemos gozado con una presentación sobre los pasos dados por la MI en España durante los últimos años. Este primer momento acabó con el testimonio de Miquel y Cristina sobre el significado de María en sus personas y en su matrimonio.

Después, en la iglesia parroquial, oramos intensamente en la presencia del Señor, pues expusimos al Santísimo Sacramento. ¡María siempre nos lleva a Jesús! Ahí tuvimos la gracia de poder adorar y alabar de la mano de la Inmaculada. También recibimos una poderosa efusión del Espíritu Santo.

La comida fraterna, como es ya costumbre, fue en los comedores escolares del Colegio San Buenaventura: tiempo precioso para el poder charlar e intercambiar fraternalmente.

Ya por la tarde, tras un rato para compartir qué se está haciendo en cada grupo y escuchar un precioso testimonio de una familia de Guadalajara, rezamos y meditamos el Santo Rosario, y celebramos la Eucaristía en la víspera de la Ascensión del Señor: presidida por fr. Angel Mariano Guzmán, vicario provincial. Dentro de la celebración, ocho personas hicieron su consagración a la Inmaculada con la fórmula de San Maximiliano María Kolbe.
Así dimos por concluida esta 6ª Asamblea Nacional, conscientes del itineración que hemos de hacer hasta la próxima Asamblea que ha de ser la primera Asamblea Electiva. Para ella, Dios mediante, tendremos un encuentro formativo en el mes de octubre, una peregrinación a Roma en el mes de noviembre, y otro fin de semana preparatorio en el mes de febrero.

 

Flores a María 2015 - 19 mayo

María, Estrella de la mañana
 
   
María, como el lucero del alba, nos anuncia el Nacimiento de Jesús, Sol de Justicia.
Ella, la puerta del Cielo, nos sube peldaño a peldaño hacia su Hijo Amado, pidiéndonos con amor que tengamos humildad de corazón, viviendo las virtudes que en Ella destellan, como verdaderos discípulos y dignos hijos.
Seamos sinceros y de corazón recto para subir de su mano al Cielo.  
 
¡Oh, Estrella de la mañana, nuestra soberana!, marca nuestro camino que es el mismo Cristo, para que no caigamos en ningún desvío y estemos siempre contigo!. Amén.
 
Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe: "Miremos dentro de nosotros mismos: ¿Acaso no es verdad que cada vez que nos hemos ofrecido con toda el alma a la Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, ha entrado siempre la paz en nuestro corazón?...Quien no lo haya experimentado todavía, que pruebe, que lo vea, que se dé cuenta personalmente: ¡comprobará lo potente y lo buena que es la Madre de Dios y Madre nuestra!" (EK 1145)
 
 
Florecilla para este día: Dar testimonio a alguien cercano sobre las virtudes de María, y su importancia como el más fácil y corto camino a Cristo. Recomendar también la lectura del libro de San Luis Grignon de Montfort: “Tratado sobre la verdadera devoción a María”.