• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



La Virgen de los Dolores

Unida a la hermosa fiesta de la exaltación de la Cruz que celebramos el pasado 14 de septiembre, está la de la Virgen de los Dolores.

Que el sufrimiento de María al pie de la Cruz nos haga crecer en santidad y amor hacia su Hijo y que sepamos agradecer a nuestro Señor que justo en ese momento, en que éramos redimidos, nos entregase a su Madre como Madre de todos nosotros.

¡Ay dolor, dolor, dolor,
por mi hijo y mi Señor!

Yo soy aquella María
del linaje de David:
¡Oíd, hermano, oíd
la gran desventura mía!

A mí me dijo Gabriel
que el Señor era conmigo,
y me dejó sin abrigo
más amarga que la hiel.
Díjome que era bendita
entre todas las nacidas,
y soy de las doloridas
la más triste y afligida.

Decid, hombres que corréis
por la vía mundana,
decidme si visto habéis
igual dolor que mi mal.

Y vosotras que tenéis
padres, hijos y maridos,
ayudadme con mis gemidos,
si es que mejor no podéis.

Llore conmigo la gente,
alegres y atribulados,
por lavar los pecados
mataron a un Inocente.
¡Mataron a mi Señor,
mi redentor verdadero!
, ¿cómo no muero
con tan extremo dolor?

Señora, santa María,
déjame llorar contigo,
pues muere Dios y mi amigo,
y muerta esta mi alegría.
 

(Himno de vísperas, en la fiesta
de la Virgen de los dolores)

 

SANTÍSIMO NOMBRE DE MARÍA

El evangelista san Lucas, en la escena de la Anunciación, escribe: «Y el nombre de la Virgen era María».

Benedicto XVI decía el 12 de septiembre de 2006:

«Celebramos hoy la fiesta del "Nombre de María". A quienes llevan este nombre -mi madre y mi hermana lo llevaban- quisiera expresarles mi más cordial felicitación por su onomástico. María, la Madre del Señor, recibió del pueblo fiel el título de "Abogada", pues es nuestra abogada ante Dios. Desde las bodas de Caná la conocemos como la mujer benigna, llena de solicitud materna y de amor, la mujer que percibe las necesidades ajenas y, para ayudar, las lleva ante el Señor. Hoy hemos escuchado en el evangelio cómo el Señor la entrega como Madre al discípulo predilecto y, en él, a todos nosotros. En todas las épocas los cristianos han acogido con gratitud este testamento de Jesús, y junto a la Madre han encontrado siempre la seguridad y la confiada esperanza que nos llenan de gozo en Dios y en nuestra fe en él. Acojamos también nosotros a María como la estrella de nuestra vida, que nos introduce en la gran familia de Dios. Sí, el que cree nunca está solo».

Te pedimos, Dios Todopoderoso, que a cuantos celebramos el nombre glorioso de santa María Virgen, ella nos consiga los beneficios de tu misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

La última carta de San Maximiliano Kolbe

Este verano, el 14 de Agosto, celebramos con verdadera alegría la fiesta de S. Maximiliano Kolbe, fundador de la Milicia de la Inmaculada. El loco de amor por la Virgen María.

Como muestra de su vida y testimonio fiel a Dios y amor a la Inmaculada, hasta el extremo de entregar su vida por amor al prójimo, transcribimos literalmente su última carta y por tanto su último escrito conocido.

Escrita ya desde el horror y el infierno del campo de concentración de Auschwitz, la Providencia amorosa de Dios quiso que las últimas palabras escritas que conocemos del P. Kolbe sean dirigidas a su madre.

Él, que tantó amó a nuestra Madre del Cielo, dejó sus últimas palabras escritas para aquella que le trajo a la vida.

Adjuntamos en el pie de notas comentarios para ayudar a su lectura y mejor comprensión del contexto de su redacción.

Carta para rezarla, meditarla, leerla, releerla y dejar que su poso nos ayude a vivir la faceta siempre martirial de nuestra Fe.

 

EK 961 1

A María Kolbe, Cracovia

Auschwitz, 15-VI-1941 2

Remitente

Nombre: Kolbe Raijmund 3

Nacido: 8-I-1894 4

Nº. Matricula: 16670 5

 

Mi amada mamá,

A finales de mayo llegué en un convoy ferroviario 6 al campo de concentración de Auschwitz.

Aquí todo bien. 7

Amada mamá, estate tranquila por mí y por mi salud 8, porque el buen Dios está en todas partes y con gran amor piensa en todos y en todo. 9

Sería conveniente que no me escribas antes de que yo te mande otra carta, porque no sé cuanto tiempo estaré aquí. 10

Con saludos cordiales y besos,

Kolbe Raymundo

======================================

Notas

1. Nomenclatura utilizada para clasificar los escritos del Padre Kolbe. Obedece a la carta nº 961 conocida del P. Kolbe

2. El P. Kolbe murió el 14-8-1941, tras un horrible martirio físico al ser encerrado en un bunker o habitación subterránea, privado de agua y comida durante 10 dias. Por tanto esta carta está fechada 2 meses antes de su martirio.

3. Apellido y nombre. En su profesión religiosa con 17 años el P. Kolbe cambió su nombre de pila de Raimundo y adoptó el de fray Maximiliano María.

4. La edad del P. Kolbe a la redacción de esta carta era de 47 años.

5. El nº 16670 es con el que los nazis marcaron y tatuaron al P. Kolbe al entrar en el campo de concentración de Auschwitz. Práctica utilizada por los nazis con todas las personas que llegaban a sus campos de concentración. A partir de que atravesaban la puerta del campo, su identidad pasaba a ser simplemente esa numeración.

6. El tren fue el método de transporte utilizado por el ejército nazi para transportar masivamente a los deportados a los campos de concretación. Los convoys utilzados para ese transporte eran los destinados para el uso de transporte de ganado.

7. “Aquí todo bien”. Nótese que la carta está escrita en uno de los lugares más temibles y horribles que a largo de la historia el ser humano haya podido crear: el campo de concentración de Auschwitz. Conocido mundialmente, se ha convertido a lo largo de los años en el símbolo de la degeneración a la que el ser humano puede llegar con sus semejantes. Empezó a estar operativo para su función de exterminio en mayo de 1940, por tanto cuando el P. Kolbe llegó a él ya llevaba a pleno funcionamiento 1 año. Según distintos historiadores hasta su cierre, a finales de enero de 1945, pudieron ser exterminadas hasta 4 millones de personas; el triple de lo que hasta hace pocos años se creía. Cuando fue redactada esta carta, Europa y el resto del mundo, y por tanto también la madre del P. Kolbe, desconocían los terribles sucesos que acontecían en ese lugar. Entonces, ¿cómo es posible que el P. Kolbe pueda escribir “aquí todo bien” desde ese infierno?. No podemos ni imaginar la paz y libertad interior que el P. Kolbe tenía para poder escribir esa frase. Con estas palabras el P. Kolbe no pretende ni mucho menos mentir o engañar a su madre, sino que transmite la certeza hecha vida de que quién tiene a Dios y a la Inmaculada a su lado todo lo puede soportar por amor. “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nostros?” Romanos 8, 31.

8. El P. Kolbe sufrió a lo largo de casi toda su vida de tuberculosis, que le llegó a inhabilitar completamente uno de sus pulmones. De ahí que intente tranquilizar a su madre informándola de que su salud era buena.

9. Con esta frase, recordamos que escrita desde el infierno de Auschwitz, el P. Kolbe se abandona total y absolutamente a la providencia amorosa de Dios y eleva su virtud de la Esperanza a sus cotas más altas; sabiendo que el mal que le rodea no tiene la última la palabra, sino el designio amoroso de Dios con los hombres.

10. Posiblemente las autoridades nazis no permitieran escribir más cartas al P. Kolbe, de ahí que intente rebajar la ansiedad de su madre con la innecesaria espera de otra carta que nunca llegaría.

Carta de nuestro Asistente Nacional

kolbe oswiecim 2

Con motivo de la fiesta de San Maximiliano Kolbe y de la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora que celebramos hoy y mañana, nuestro Asistente nacional de la Milicia de la Inmaculada en España, Fray Abel García-Cezón OFM Conv., comparte fraternalmente unas profundas y sentidas reflexiones espirituales.

¡Muchas gracias, Fr. Abel!

Assomption de la vierge marie Michel Sittow

Adjuntos:
Descargar este archivo (Carta_Asistente_Nacional_Fray_Abel_Agosto2017.pdf)Carta Asistente Nacional MI España: Fray Abel García-Cezón, Agosto-2017[Con motivo de la fiesta de San Maximiliano Kolbe y de la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora que celebramos hoy y mañana, nuestro Asistente nacional de la Milicia de la Inmaculada en España, comparte fraternalmente una carta de aliento]275 kB

Novena a San Maximiliano Kolbe 2017 - 9° dia

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

¡Señor mío, Jesucristo! Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Oración para todos los días

Oh San Maximiliano María, fidelísimo imitador del Pobrecito de Asís, que inflamado del amor de Dios viviste practicando asiduamente las virtudes heroicas y las santas obras de apostolado, dirige tu mirada sobre nosotros tus devotos que confiamos en tu intercesión.

Tú que, aureolado por la luz de la Virgen Inmaculada atrajiste a innumerables almas a la santidad, llevándolas también bajo toda forma de apostolado hacia el triunfo del bien y la dilatación del Reino de Dios, alcánzanos luz y fuerza para obrar el bien y llevar muchas almas al amor de Dios.

Tú que, en perfecta conformidad con el Divino Salvador, llegaste a tan alto grado de caridad hasta ofrecer, en sublime testimonio de amor, tu vida para salvar la de un pobre prisionero, alcánzanos del Señor la gracia de que, animados por el mismo ardor de caridad, podamos también nosotros con la fe y con las obras dar testimonio de Cristo a nuestros hermanos, para llegar contigo a la posesión beatifica de Dios en la luz de la gloria. Amén.

Noveno día: Kolbe, un proyecto de vida.

Se busca un joven…

Que tenga capacidad de relación humana e inquietud cristiana, ilusionado por la vida y con ganas de compartir en actitud abierta, gozosa y comprometida, el don de la fe cristiana.

Que quiera se protagonista de su vida:

Con valentía
Con originalidad
Con profundidad
Con responsabilidad
Con ilusión
Sin complejos


Que desee experimentar cómo se vive en nuestros Centro Educativos de orientación vocacional esa inquietud cristiana y de entrega que tanto le preocupa y esté dispuesto a trabajar en su proceso formativo de cara a una futura opción libre, responsable y firme.

Que se portador de vida y esperanza con estilo nuevo, para eso es joven aceptando vivir en familia la triple dimensión de fe, trabajo y expansión:

Si eres tú, mi parabién más sincero.
Si lo conoces o encuentras, ayúdale.
Cristo y sus hermanos, los hombres contamos con él.

Gozos

- Testigo de amor Rosal en flor oh mártir santo de Cristo el olor. Corona inmortal de Cristo Jesús, palabras en luz del Cristo total.

- Testigo de la sangre Del hermano derramada, Testigo de libertades Testigo del odio cruel en su misión callada, canto y cielo en los labios de un alma fiel, inmolada.

- Testigo del dolor al acercarse la muerte, al guarda dice: ¡detente! verás al cambiar la suerte de este hombre que es padre, reunirse con sus hijos y con ella que es su madre.

- Testigo del cansancio de una vida inmolada, a golpe del Evangelio y al golpe de la espada. Tu vida por otra vida tu amor por otro amor ganancia para el cielo del mártir el galardón.

- Espíritu sublime oh mártir glorioso feliz morador de la inmortal Sión ruega por los que luchan en las batallas recias que alcancen la victoria y eterno galardón.

- Oh mártir glorioso de roja vestidura que brilla con eterno fulgor ante Dios; intercede por el hombre que lucha con tesón a obtener de la gracia el más divino don.

- Palabra del Señor ya rubricada en la vida del mártir ofrecida, como prueba fiel de que la espada no puede ya truncar la fe vivida. Fuente de fe y de luz es su memoria coraje para el justo en la batalla del bien, de la verdad, siempre victoria que, en vida y muerte, el justo en Cristo halla.

Oración final

"Dios, fortaleza de los mártires, que al presbiterio y mártir San Maximiliano María Kolbe, encendido en el amor de la Inmaculada Virgen María, lo llenaste de celo por las almas y de amor con el prójimo; por su intercesión concédenos que trabajando con entusiasmo por difundir tu gloria en el servicio de nuestros hermanos, podamos llegar hasta la muerte a asemejarnos a tu Hijo, Jesucristo que vive Contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén".

Natividad de la Virgen: ¡ Feliz cumpleaños Madre Inmaculada !

 
Hoy, 8 de septiembre celebramos la natividad de la Virgen María.
 
Ella que fue concebida sin pecado hace nueve meses, nace a la vida para en pocos años ser el Vaso que acoja en su seno a la verdadera Vida.
 
Para preparar nuestro corazón, como niños ansiosos por tu fiesta de cumpleaños, rezamos contigo el precioso himno de Laudes de tu fiesta.
 
Himno Laudes
 
Hoy nace una clara estrella,
tan divina y celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
De Ana y de Joaquín, oriente de aquella estrella divina,
sale su luz clara y digna de ser pura eternamente:
el alba más clara y bellano le puede ser igual,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
No le iguala lumbre alguna de cuantas bordan el cielo,
porque es el humilde suelo de sus pies la blanca luna:
nace en el suelo tan bella y con luz tan celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
Amén.
 

Fiesta de la Virgen de la Asunción

Hoy los católicos de todo el mundo celebramos con gran alegría que un 1 de noviembre de hace 55 años, el Papa Pio XII declaró solemnemente el Dogma de la Asunción de la Virgen María al cielo.

"Por tanto, después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces e invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para acrecentar la gloria de esta misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, por la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y por la Nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma de revelación divina que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria Celeste." Bula "Munificentissimus Deus", 37

Este Dogma tal como nos habla S.S. Pio XII, está unido estrechamente al de la Inmaculada y no se explica sin él:
" Ella, por privilegio del todo singular, venció al pecado con su concepción inmaculada; por eso no estuvo sujeta a la ley de permanecer en la corrupción del sepulcro ni tuvo que esperar la redención de su cuerpo hasta el fin del mundo." Bula "Munificentissimus Deus" , 4

Nuestra Madre nos espera en el cielo tal y como fue en la tierra y es Ella la primera en mostarrnos como seremos al final de los tiempos cuando Cristo resucite nuestra carne.


Pedimos a la Virgen de la Asunción que nos ayude a amarla más en este año de la Misericordia; que nos convierta en testigos valientes y que acreciente en nosotros el ardor apostólico por proclamar al mundo entero y a todos los hombres el Amor de Dios.

Hoy es San Maximiliano Kolbe

Con toda la Iglesia Universal, anunciamos con toda la alegría de nuestro corazones que celebramos la fiesta de nuestro querido fundador de La Milicia de La Inmaculada:

San Maximiliano María Kolbe

Que su ejemplo de vida y de entrega amorosa a nuestra querida Madre Inmaculada y a todos los hombres nos sirva para crecer en santidad y en amor a La Inmaculada.

 

"Efectivamente, como a través de María

tuvo inicio la salvación,

así también a través de Ella

la salvación llegará a su consumación"

San Maximiliano María Kolbe, ruega por nosotros

 

Novena a San Maximiliano Kolbe 2017 - 8° dia

 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

¡Señor mío, Jesucristo! Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Oración para todos los días

Oh San Maximiliano María, fidelísimo imitador del Pobrecito de Asís, que inflamado del amor de Dios viviste practicando asiduamente las virtudes heroicas y las santas obras de apostolado, dirige tu mirada sobre nosotros tus devotos que confiamos en tu intercesión.

Tú que, aureolado por la luz de la Virgen Inmaculada atrajiste a innumerables almas a la santidad, llevándolas también bajo toda forma de apostolado hacia el triunfo del bien y la dilatación del Reino de Dios, alcánzanos luz y fuerza para obrar el bien y llevar muchas almas al amor de Dios.

Tú que, en perfecta conformidad con el Divino Salvador, llegaste a tan alto grado de caridad hasta ofrecer, en sublime testimonio de amor, tu vida para salvar la de un pobre prisionero, alcánzanos del Señor la gracia de que, animados por el mismo ardor de caridad, podamos también nosotros con la fe y con las obras dar testimonio de Cristo a nuestros hermanos, para llegar contigo a la posesión beatifica de Dios en la luz de la gloria. Amén.

Octavo día: Kolbe, generosidad y entrega.

El Dr. Rodolfo Diem, médico polaco, evangelista, tambien prisionero en el campo de concentración de Auschwitz, trabajaba en el hospital. Suya es esta declaración:

"El P. Kolbe era un hombre sereno, equilibrado, psíquicamente sano. Llegó con fiebre, enfermo de los pulmones… Pero no obstante de sus sufrimientos, se encontraba tranquilo y esperaba su turno, para la visita médica, como cualquier otra persona de las 200, 500 o mil que se visitaron en el día. Me llamó la atención porque una vez, encontrándolo muy enfermo, le propuse internarlo en el hospital y no quiso. Más aún, me dio el nombre de un prisionero, compañero suyo que según él necesitaba curas más urgentes. Muchas otras veces volví a insistir para que accediera a internarse y siempre obtuve las mismas evasivas de generosidad hacia el prójimo, me tenía intrigado y un día le pregunté quién era, me dijo: soy sacerdote católico. En un ambiente donde la lucha por la sobrevivencia era acentuadísima, semejante abnegación y sacrificio por los demás me sorprendieron de veras."

Gozos

- Testigo de amor Rosal en flor oh mártir santo de Cristo el olor. Corona inmortal de Cristo Jesús, palabras en luz del Cristo total.

- Testigo de la sangre Del hermano derramada, Testigo de libertades Testigo del odio cruel en su misión callada, canto y cielo en los labios de un alma fiel, inmolada.

- Testigo del dolor al acercarse la muerte, al guarda dice: ¡detente! verás al cambiar la suerte de este hombre que es padre, reunirse con sus hijos y con ella que es su madre.

- Testigo del cansancio de una vida inmolada, a golpe del Evangelio y al golpe de la espada. Tu vida por otra vida tu amor por otro amor ganancia para el cielo del mártir el galardón.

- Espíritu sublime oh mártir glorioso feliz morador de la inmortal Sión ruega por los que luchan en las batallas recias que alcancen la victoria y eterno galardón.

- Oh mártir glorioso de roja vestidura que brilla con eterno fulgor ante Dios; intercede por el hombre que lucha con tesón a obtener de la gracia el más divino don.

- Palabra del Señor ya rubricada en la vida del mártir ofrecida, como prueba fiel de que la espada no puede ya truncar la fe vivida. Fuente de fe y de luz es su memoria coraje para el justo en la batalla del bien, de la verdad, siempre victoria que, en vida y muerte, el justo en Cristo halla.

Oración final

"Dios, fortaleza de los mártires, que al presbiterio y mártir San Maximiliano María Kolbe, encendido en el amor de la Inmaculada Virgen María, lo llenaste de celo por las almas y de amor con el prójimo; por su intercesión concédenos que trabajando con entusiasmo por difundir tu gloria en el servicio de nuestros hermanos, podamos llegar hasta la muerte a asemejarnos a tu Hijo, Jesucristo que vive Contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén".