• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Triduo celebrativo de la fundación de la MI en Roma

Una delegación de mílites españoles procedentes de Madrid y Granollers (Barcelona), encabezada por el Asistente Nacional y el Presidente del Consejo del Centro Nacional, se ha desplazó a Roma para participar en las celebraciones de los 100 años de fundación de la Milicia de la Inmaculada por San Maximiliano María Kolbe y sus seis compañeros. Desde el 16 hasta el 18 de octubre de 2017 más de mil mílites de trece países han acudido a Roma para tomar parte en el Triduo celebrativo del Centenario organizado con mucho esmero por el Centro Internacional de la MI.

SantAndrea delle Fratte MI

El lunes 16 de octubre tuvo lugar la apertura del Triduo con una eucaristía solemne a las 16h en el templo de Sant'Andrea delle Fratte, presidida por el Ministro General de la Orden Franciscana Conventual, Fr Marco Tasca, y concelebrada por numerosos sacerdotes y frailes vinculados a la Milicia. Recordemos que en esta iglesia romana, conocida por ser el lugar de la aparición de la Virgen y la conversión del judío Alfonso Ratisbonne, San Maximiliano celebró su primera misa el 29.04.1919.

La jornada concluyó con una emocionante vigilia de oración en la iglesia de Sant'Andrea della Valle, en la que San Maximiliano recibió la ordenación presbiteral.

Al día siguiente, martes 17 de octubre, el grupo español visitó por la mañana el Convento de San Maximiliano (antiguo Colegio Seráfico Internacional), especialmente la celda donde justamente 100 años atrás había sido fundada la MI. También los mílites peregrinos pudieron renovar la consagración a la Inmaculada en la Capilla del Convento y pudo recorrer la Exposición Kolbe.

En el mediodía las delegaciones española y mejicana celebraron conjuntamente la eucaristía en la Curia General de la Orden Franciscana Conventual. Tras una tarde libre visitando diversas iglesias romanas, el día concluyó con un concierto especial en Sant'Andrea della Valle, en el que entre otras composiciones, se ha ejecutado el himno del Centenario.

Finalmente, el miércoles 18 de octubre se cerró el Triduo celebrativo del Centenario de la fundación de la Milicia de la Inmaculada en Roma. Los mílites peregrinos tuvieron que madrugar para acudir y situarse en la Plaza de San Pedro, a fin de participar en Audiencia General con el Santo Padre Francisco. En la audiencia, el Papa ha reflexionado sobre la esperanza en relación con la muerte. Y entre otros grupos, también ha saludado a los peregrinos de la MI.

Tras la audiencia, el grupo español participó todavía por la tarde en una Eucaristía oficiada por su Asistente Nacional en la capilla contigua a la Celda de la fundación de la Milicia en el Convento de San Maximiliano. Por último, antes de dirigirse al aeropuerto para volver a España, la delegación española se unió a la liturgia eucarística conclusiva del Triduo en Sant'Andrea della Valle presidida por el Ministro General, Fr Marco Tasca. En la despedida, el Presidente Internacional de la MI, Fr Raffaele di Muro, dio lectura al Documento de Conclusiones redactado por delegados de distintos países.

SantAndrea della Valle MI

Damos gracias a la Inmaculada por habernos conducido a este primer centenario de su Milicia y le pedimos que nos siga conduciendo en el servicio de su Hijo.

Tras la conclusión del Triduo, en el Seraphicum romano se está celebrando un congreso kolbiano especial con motivo del Centenario de la fundación de la MI, del 19 al 20 de octubre. 

Totus Tuus, María

San Juan Pablo II: “Maximiliano Kolbe (...) se presentó en nuestro tiempo como profeta y apóstol de una nueva «era mariana», destinada a hacer brillar con vívida luz en todo el mundo a Jesucristo y su Evangelio”

 

juan pablo II

 

“16 de octubre de 1978 a la noche. Llega al que en adelante será su dormitorio en los departamentos pontificios, y se lo muestra el Cardenal Martin. Se arrodilla inmediatamente al pie de la cama y reza el Salve Regina. El único objeto que se hace traer de la austera celda de madera donde habitó durante el cónclave es el pequeño libro de Luis Maria Grignion de Montfort: El tratado de la verdadera devoción a María. El mismo antiguo ejemplar que nunca dejó desde que lo leía en sus ratos libres cuando trabajaba duramente en la fábrica de Solvay de Cracovia. Pequeño libro manchado por la cal que debía transportar en las carretillas”. Como bien narra el P. Daniel – Ange en su obra “Florecillas de Juan Pablo II. Anécdotas de un trotamundos”, el Santo Papa polaco quiso comenzar su pontificado con la Santísima Virgen. Tal era su unión con la Madre de Dios, que adoptó como lema aquellas palabras que resumen el acto de consagración de San Luis María Grignion de Montfort: “Totus Tuus, María” (“Todo tuyo soy, María”).

Al igual que San Maximiliano María Kolbe, San Juan Pablo II es un modelo de entrega a Cristo a través de la Inmaculada. Hoy, día en que celebramos su festividad, aprovechemos para pedirle que interceda por nosotros y, como él, nos ayude a vivir cada segundo de nuestras vidas para María, por María, en María y con María. Hoy también, profundizamos en las enseñanzas del P. Kolbe de la mano del Santo Pontífice:

Efectivamente, el amor a la Inmaculada fue el centro de su vida espiritual, el fecundo principio animador de su actividad apostólica. El modelo sublime de la Inmaculada iluminó y guió toda su existencia en los caminos del mundo e hizo de su muerte heroica en el campo de exterminio de Auschwitz un testimonio espléndido cristiano y sacerdotal. Con intuición de santo y agudeza de teólogo, Maximiliano Kolbe meditó con perspicacia extraordinaria el misterio de la Concepción Inmaculada de María a la luz de la Sagrada Escritura, del Magisterio y de la Liturgia de la Iglesia, sacando de ahí admirables lecciones de vida. Se presentó en nuestro tiempo como profeta y apóstol de una nueva «era mariana», destinada a hacer brillar con vívida luz en todo el mundo a Jesucristo y su Evangelio (Homilía Juan Pablo II, Solemnidad de la Inmaculada, 1982).

“España es tierra de María”, dijo San Juan Pablo II al despedirse de España en una de sus visitas. Ésa es nuestra esperanza. También desde aquí podemos extender esa “era mariana” de la que habla San Juan Pablo II cuando recordaba al P. Kolbe, “destinada a hacer brillar con vívida luz en todo el mundo a Jesucristo y su Evangelio”. Nosotros no podemos nada, pero si nos entregamos a la Inmaculada, Ella lo hará todo. Por eso, Madre querida, en este sábado volvemos a recurrir a tu maternal Corazón y, como San Juan Pablo II, nos entregamos a Ti diciéndote: “Totus tuus, María”.

Dios te salve, Madre Inmaculada

Junto a ti Madre Inmaculada queremos estar...como niños pequeños que se sienten perdidos si no sienten cerca la mano cariñosa y protectora de su mamá.

¡ Madre Inmaculada, Dios te salve !

¡Vengo a adorarte!

¡Madre Inmaculada, que quienes así alaban a tu Hijo encuentren a su única Iglesia, la Iglesia católica!

Venerable Isabel María Satoko Kitahara, mílite japonesa

A young aristocrat Satoko Kitahara and her co worker with with Br Zeno at chapel of City of the Ants

 

Isabel fue una laica japonesa inscrita a la Milicia de la Inmaculada, nacida en 1929 y muerta en Tokyo, el 23 de enero de 1958, en el pueblecito de Arinomachi, donde había elegido vivir desde el 1950.

Isabel provenía de una familia no cristiana,  pero en 1948 pidió ser bautizada. Su conversión se debe a una experiencia especial que vivió ante una imagen de una Inmaculada de Lourdes. Ella en alguna ocasión entró en una iglesia católica junto con una amiga y estando allí a los pies de Nuestra Señora tuvo una luz especial que marcó toda su existencia. Ella misma lo describe así. “Era la primera vez que veía una imagen de nuestra Santísima Madre. Impulsada, no sé por qué, a entrar en esa iglesia, me quedé mirando fijamente esa estatua, sintiendo dentro de mí la presencia de una fuerza muy atrayente que no sabría explicar”.

En la vida de Isabel Satoko un hecho determinante fue el haber conocido al franciscano Conventual Zenón Zebrowski amigo y discípulo del padre Kolbe, que tras compartir con él en Niepokalanow se va a la misión de Japón a colaborar allí también con el apostolado franciscano y mariano. Viendo el servicio que este fraile prestaba a los niños en un Japón azotado por la pobreza después de la II guerra mundial, decide mudarse a un barrio muy pobre donde trabajaban los hermanos franciscanos para dedicarse allí a cuidar de los niños desamparados. El barrio se llamaba ciudad de las hormigas, porque en él habitaban grupo de traperos que por su incansable trabajo parecían hormigas.

 

satoko rosario

 

Antes de morir, tras padecer tubercolosis al igual que el padre Kolbe, tiene que abandonar la ciudad de las hormigas por motivos de salud, estando lejos de ellos se entera de que las autoridades quieren acabar con esa labor y envía una carta a su antiguos colaboradores y un rosario con estas palabras: “[Este rosario] Está bendecido por el Papa. Pase lo que pase no se desanimen. Yo estaré rezando a ‘María sama’ (la Virgen María) hasta que vuelvan. Junto con ese rosario, pongo en manos del Señor mi vida, esa vida que he recibido de Él en depósito”.

Ella con su ejemplo nos enseña que los auténticos caballeros de la Inmaculada son los que entregan su vida al servicio de los hermanos más necesitados. Que interceda desde el cielo por todos sus con-milites para que sepamos dar gloria a Dios de la mano de la Inmaculada con nuestro servicio a los pobres.

En Junio de 2015 el papa Francisco declaró sus virtudes heroicas y ahora estamos a la espera de un milagro por su intercesión para que sea canonizada.

Fuente: http://miliciadelainmaculadacolombia.blogspot.com.es/2016/11/venerable-isabel-maria-satoko-kitahara.html

Con Nuestra Madre Inmaculada vencemos todas las dificultades, nuestra “misión” es obra de Ella

Vidriera Inmaculada

 

Con alegría acogemos este nuevo sábado, dedicándolo a nuestra querida Madre Inmaculada. Como decía San Maximiliano María Kolbe, “Ella fue y será siempre para todos nosotros la Madre más cariñosa: durante la vida, en el momento de la muerte y por toda la eternidad” (EK 744). El P. Kolbe nos anima a recordar estas palabras, sobre todo “en las dificultades exteriores y también en las interiores, que son las más duras”. Del mismo modo que San Maximiliano prevenía a sus hijos espirituales sobre las pruebas que pueden presentarse en su misión, invitamos a actualizar sus consejos para la “misión” de cada uno de nosotros en nuestro día a día, con el fin de profundizar, tal como deseaba el P. Kolbe, en el carácter misionero de la MI. “En la misión no encontrarán sólo dificultades procedentes del ambiente, sino que Dios permitirá –a su mayor gloria y para manifestar aún más la bondad y la potencia de la Inmaculada- que ustedes pasen también a través del desaliento, la duda, la nostalgia, etc.” En este sentido, San Maximiliano anima a no depositar nuestra confianza en nosotros mismos, sino "única y totalmente en la Inmaculada, Mediadora de todas las gracias y Madrecita nuestra”. Si realmente ponemos en práctica su enseñanza, es muy probable que, como él indicaba, tengamos asegurada la victoria, “aunque todo el infierno, su cuerpo y Satanás mismo se conjurasen contra ustedes”. “En tal caso –afirma-, no sólo no se desalentarían, sino que tendrían siempre fuerzas hasta para consolar también a los demás y reanimarlos en el espíritu, enseñándoles adónde deben dirigirse para recibir luz y fuerza”.

María. En Ella lo tenemos todo. Ella es nuestra esperanza, nuestro consuelo, nuestro remedio, nuestra alegría, aún cuando la situación pueda parecer desesperada. “Cuando surjan dificultades –señala el P. Kolbe-, ofrézcanlas a Ella, para que haga lo que le plazca: las elimine, las disminuya, las aumente o las deje como están”. “Basta dirigirse una sola vez a la Inmaculada, con la palabra o con la mirada, o incluso sólo con el pensamiento, para que Ella arregle todo lo que hemos destruido en nosotros y en quienes nos rodean, de modo que Ella pueda guiarnos en el momento presente y mantenga bajo su protección nuestro pasado y los éxitos de nuestro trabajo en el futuro”.

Nuestra Señora y Madre del Rosario

Celebramos hoy con gozo la hermosa fiesta de la Virgen del Rosario.

Hoy la Iglesia no nos invita tanto a rememorar un suceso lejano cuanto a descubrir la importancia de María dentro del misterio de la salvación y a saludarla como Madre de Dios, repitiendo sin cesar: Ave María.
La celebración de este día es una invitación a meditar los misterios de Cristo, en compañía de la Virgen María, que estuvo asociada de un modo especialísimo a la encarnación, la pasión y la gloria de la resurrección del Hijo de Dios.

Recemos pues hoy de un modo especial a nuestra Madre, con la oración que más le agrada y que para ella es una corona de "te quieros": El Rosario

Oración a la Virgen del Rosario

Amada por Dios desde toda la eternidad,

viniste al mundo llena de gracia y sin la más ligera sombra de pecado

para ser Madre de Jesús y Madre nuestra.

Cuando el ángel te saludó en nombre de Dios, respondiste sí a la invitación divina,

y el Verbo se hizo carne en tu seno virginal.

Desde entonces comenzaste a vivir en íntima comunión con Él los misterios todos de su vida,

y te convertiste en Nuestra Señora del Evangelio, de la Redención y de la Gracia.

Junto a la Cruz bebiste con tu hijo Dios el cáliz amargo del dolor

y unida a Él mereciste para todos los redimidos la vida eterna.

El Espíritu Santo descendió en Pentecostés nuevamente sobre Ti

y te consagró Madre de la Iglesia.

Coronada ahora en el Cielo como Reina y como Madre de todo lo creado.

Tu corazón continúa aquí en la tierra. En El confiamos.

 

Madre del Rosario acércate aún más a nosotros.

 

Te pedimos por los que no tienen fe o rechazan tu luz.

Por los que no tienen pan.

Por los enfermos y por los sanos.

Por los que viven angustiados o sufren sin esperanzas.

Por los hogares que se elevan y por los hogares que amenazan ruinas.

Santifica y fortalece al Papa, el dulce Cristo en la tierra, a los Obispos y sacerdotes,

a todos los llamados a seguir más de cerca de Jesucristo.

Enciende en sus corazones un fuego que jamás se extinga.

 

Madre del Rosario, únenos a Ti en la tierra y llévanos contigo al Cielo.

Amén

 

Murcia. Sábado 24.11.2012: 1r Encuentro del grupo de oración de la MI

Informamos con alegría sobre el próximo encuentro de oración de la MI en Murcia que tendrá lugar el próximo sábado 24 de noviembre en el Eremitorio de Nuestra Señora de la Luz:

eremitorio-ntra-sra-de-la-luz_439870

I ENCUENTRO DEL GRUPO DE ORACIÓN

 

Te invitamos a que compartas con nosotros momentos de charlas formativas, testimonios, oración (santo rosario, y la eucaristía) y finalmente un ágape[*].

El día: 24 de Noviembre 2012

Lugar: en el "Eremitorio de Ntra. Sra. de la Luz".

A continuación el programa del encuentro:

17:00 Recepción

17:15 Presentación

17:30 Ponencia sobre la "Milicia de la Inmaculada"

18:30 Testimonio

19:00 El Santo Rosario

19:30 La Santa Misa

20:30 Ágape (compartir los alimentos en la cena).

Grupo Coordinador

Contacto: Fr. Lucas - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.



[*] Traer alimentos para compartir en la cena.