Misterios luminosos del Santo Rosario

(Texto usado por el grupo "Ntra. Sra. del Rosario" de la Milicia de la Inmaculada en Madrid el lunes 20 de diciembre de 2010. Preparado por Cristina Monsalve en base a textos del p. Jozo Zovko)

Hoy contemplamos los Misterios luminosos. Como Francisco, rogamos: ¡Sumo y glorioso Dios, ilumina las tinieblas de mi corazón...! A María le pedimos que nos ayude a ser luz para todos y a dar testimonio de la luz. Señor, envíanos tu Espíritu para que nos guíe en la oración.

1er Misterio: El bautismo de Jesús en el río Jordán

"...Y se oyó una voz del cielo: Este es mi Hijo amado, mi predilecto, en quien Yo me he complacido"

Gracias Jesús, por mi bautismo, porque también has pronunciado mi nombre y me amas.

¡Oh, Inmaculada Virgen María! aquí estamos tus mílites que te amamos profundamente. Te ofrecemos nuestra vida para conquistar almas para Jesús. ¡Bendícenos!

2º Misterio: Jesús y María en las bodas de Caná

"La Madre de Jesús le dijo: No tienen vino... Y Jesús le contestó: Mi hora todavía no ha llegado....Su Madre dijo a los sirvientes: Haced lo que Él os diga"

Gracias Madre, porque nos cuidas amorosamente en las dificultades de la vida.

Con la seguridad de que la oración cristiana hace milagros, invoquemos a Jesús y a María para que entren en las familias y pongan en sus mesas el vino del amor, de la paz, y de la unión.

3er Misterio: Jesús anuncia el Reino de Dios e invita a la conversión

"El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva"

Oh Jesús, queremos estar enteramente unidos a Ti, vivir en Tu amor, vivir una vida mística contigo.

Madre querida, danos la gracia de dar frutos de conversión. ¡Ayúdanos!

Decía san Maximiliano Kolbe: "Con el deseo de reparar el mal cometido hasta ese momento, se dispongan con mayor fervor....a trabajar en la obra de la salvación de las almas" (EK 1133)

Oramos con todo cariño por la Milicia de la Inmaculada.

4º Misterio: La Transfiguración de Jesús en el monte Tabor

"Mientras Él oraba, cambió el aspecto de su rostro y sus vestidos se volvieron de una blancura resplandeciente"

¡Oh Jesús! haz que también nosotros después de la oración, podamos verte solo a Ti en nuestra vida, y Tu rostro en los hermanos.

Danos la bendición que nos cambia e ilumina.

Oramos por las vocaciones y le pedimos a María que guíe a los que sienten la mirada del Señor que se posa en su corazón, para que su respuesta sea valiente y generosa.

5º Misterio: La institución de la Eucaristía

"Mientras estaban comiendo tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos dijo: tomad y comed éste es mi cuerpo".

Gracias Jesús, por la Eucaristía. Te adoramos y te damos gracias de todo corazón por tu bondad y misericordia.

Gracias Jesús, por el Sacramento del Orden.

Te pedimos, Señor, que la Iglesia tenga siempre sacerdotes santos, y renovamos nuestro amor y nuestra oración por ellos.

Virgen María, ¡acompáñalos!