Novena a LA INMACULADA, día 5º

Texto bíblico: (Mateo 12, 46-50) "Mandaran a decir a Jesús: «Tu Madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte». Jesús les respondió: ¿«Quien es mi madre, quienes son mis hermanos»? Y señalando con la mano a sus discípulos agregó: «Estos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre."

REFLEXIÓN: El verdadero amor materno sabe desapegarse. La Virgen supo desapegarse de Jesús para permitirle que cumpliera su misión.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: Abandona todo y a todos y sigue a Jesús. Conoce, imita a Jesucristo y "habla cada vez más de Jesucristo y Éste Crucificado". Cada día una mirada a la Cruz.

Gesto: Ofrecemos a la Virgen algo a la cual nos sentimos apegado.