Novena a LA INMACULADA, día 7º

DÍA 5: EL SUFRIMIENTO

Texto bíblico: (Juan 19, 25-27)Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre, con su hermana María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a su madre y cerca de ella al discípulo a quién él amaba, Jesús le dijo: "Mujer, aquí tienes a tu hijo". Luego dijo al discípulo: "Aquí tienes a tu madre". Y, desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa".

REFLEXIÓN: María permanece a lado de Jesús no sólo en la alegría de la Navidad, sino también en el momento del dolor y de la muerte. Fiel a la misión recibida a los pies de la cruz, permanece también a lado de cada uno de nosotros en cada instante de nuestra vida.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: A veces se desencadenará a nuestro alrededor la tempestad, caerán los rayos, pero nosotros, consagrados ilimitadamente a la Inmaculada, estaremos seguros de que no nos sucederá nada, mientras nuestra óptima Madrecita no lo permita, y descansaremos agradablemente trabajando y sufriendo por la salvación de las almas.

Rezo del Santo rosario