Novena a LA INMACULADA, día 3º

DÍA 1: EL SILENCIO

Texto bíblico: (Lucas 2, 7) "María dio a luz a su Hijo primogénito lo envolvió en pañales y lo acostó en u pesebre."

REFLEXIÓN: Dios entra en la vida de María y Ella se deja encontrar revestida de las vestiduras del silencio interior, de la humildad. También a nosotros Dios nos pide aceptar en el silencio y la humildad su Voluntad.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: Su unión de amor con Dios llega a tal punto de que Ella se convierte en Madre de Dios. El Padre le confía a su propio Hijo, el Hijo baja a su seno, mientras que el Espíritu Santo forma, de su cuerpo, el cuerpo Santísimo de Jesús.

Rezo del Santo rosario

Novena a LA INMACULADA, día 2º

DÍA 30: LA DISPONIBILIDAD

Texto bíblico: (Lucas 1,39-41) "En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas ésta oyó el saludo de María el niño saltó de alegría en su seno."

REFLEXIÓN: El sincero interés de María por las necesidades de los demás nos indica claramente que no debemos sólo ponernos a disposición de los que nos buscan, sino que debemos ir nosotros mismos al encuentro de ellos.

De Los escritos De San Maximiliano Kolbe: Les deseo que se acerquen cada día, cada instante, más a la Inmaculada; que la conozcan cada vez más perfectamente, que la amen cada vez más, que se dejen penetrar cada vez más por su pensamientos, sus sentimientos, sus intenciones, su amor a Jesús en el pesebre, en la casa de Nazaret, en la Cruz, en el Eucaristía y en el paraíso; en una palabra, les deseo que se hagan cada vez más semejantes a la Inmaculada

Rezo del Santo rosario

Hoy comenzamos la novena a LA INMACULADA

Recién comenzado el Adviento, iniciamos la novena en honor de nuestra Madre Inmaculada. Nadie como Ella esperó a Jesús, nadie como Ella nos lleva a Jesús. ¡Aprendamos a amar María Inmaculada más y mejor! Porque no conoció el pecado, porque fue siempre de Dios, porque nos enamora reconocer su pureza de alma y cuerpo, porque si alguien de nuestra raza ha sido así de plenamente de Dios, quiere decir que lo nuestro no es un sueño, sino la más hermosa realidad: ¡somos de Dios y Ella nos lleva hacia Él, por el único Camino, Cristo nuestro Señor! ¡Amén!

Texto bíblico: Lucas 1, 30. 38

"Pero el ángel le dijo: No temas María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a Luz un Hijo y le pondrás por nombre Jesús; Él será grande y se llamará Hijo del Altísimo. María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mi lo que has dicho».