Abandónate en María

¿Cómo podría tener corazón para abandonarte?

"La madre ama a su hijo, incluso si es discapacitado o feo. Cualquiera sean tus defectos y tus infidelidades, échate en los brazos de tu madre: "Ahí tienes a tu madre!" Esa fue la última palabra de Jesús. ¿Cómo podría tener el corazón para abandonarte?

Después de una caída, ven con toda humildad, al lado de la Madre, a llorar a su Hijo que murió por ti. Ella te acogerá. Pues Ella aceptó a Juan como hijo, así como al buen ladrón y a María Magdalena…"

Card. Fco. Javier Nguyen Van Thuan