María, Madre de la Iglesia

¡Oh Inmaculada, reina y madre de la Iglesia!

Ayuda a los jóvenes que se están preparando para la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Madrid y dales la ilusión de conocer a Cristo en la Eucaristía y a verte como Madre suya.

Ayuda también a todos los voluntarios y a las personas que están haciendo posible que este acontecimiento mundial se desarrollé con normalidad.

Que el Espíritu Santo inunde a los obispos y al Papa con su fuerza para que siguiendo el ejemplo de Pedro, piedra sobre la que se edificó la Iglesia, sean capaces de testimoniar el amor de Dios.

Jóvenes abrid las puertas a Cristo de par en par que Él os lo agradecerá en el cielo.

¡Oh María, reina de los jóvenes intercede por nosotros!