Flores a María 2017 - 22 mayo

 
María recibe el Espíritu Santo   
 
Reunida en Jerusalén, María aguardaba junto a los apóstoles la venida del Espíritu Santo, y lo hacia orando. Ella, que tenía en sí la plenitud de todos los Dones, se refugió en el apostolado, en piadoso retiro para unir su oración a la de los apóstoles. “A cada cual ha dado Dios cargo de su prójimo” dice el apóstol. La oración y el amor nos señalan a Dios como signo de vida interior y santificación, darse por los demás y orar, por los vimos y muertos, por los justos y pecadores, por los conocidos y los que nunca hemos visto, por los que te quieren bien y te quieren mal. ¡Ora y a Dios escucharás!. 
 
Perla de San Maximiliano Kolbe: "Ella nos nutre con la leche de su gracia, nos cura, nos educa, así como nutrió, curó y educó a Jesús."
EK 1127
 
 
 
 
Oración: ¡Oh María, la que en Dios siempre confía, oh María, Reina mía!, alcánzame el don de la piedad y enséñame a todo dar, para así con Dios hablar. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
 
Florecilla para este día: Vaciarnos interiormente y preparar nuestra alma para que sea un refugio en el que pueda anidar el Espíritu Santo.