V Meditaciones sobre el Rosario 2016

 
Finaliza ya este hermoso mes de octubre, mes del Rosario.
Durante todo este mes la Iglesia nos ha regalado la oportunidad de profundizar aún más en esta preciosa oración, que es un regalo de nuestra Madre María a todos los hombres.
 
Así damos también por terminadas nuestras meditaciones sobre el Rosario, acompañados finalmente por los pensamiento marianos de santos y hermanos nuestros en la Fe de todas las épocas.
Que su ejemplo de amor a la Inmaculada y a el Rosario nos sirva de inspiración y nos infunda energías renovadas para seguir consagrando nuestra vida a La Inmaculada.
 
! Virgen Inmaculada María, Reina del Rosario, ruega por nosotros !
 
 
Beato Bartolo Longo
"no puede haber ningún pecador tan perdido, ni alma esclavizada por el despiadado enemigo del hombre, Satanás, que no pueda salvarse por la virtud y eficacia admirable del santísimo Rosario de María, agarrándose de esa cadena misteriosa que nos tiende desde el cielo la Reina misericordiosísima de las místicas rosas para salvar a los tristes náufragos de este borrascosísimo mar del mundo"
 
San Juan Bosco
"Sobre la devoción de la Virgen y el rezo del Rosario se basa toda mi obra educativa. Preferiría renunciar a cualquier otra cosa, antes que al Rosario
 
San Felix Cantalicio
Los ojos en el suelo, el espíritu en el cielo y en la mano, el santo rosario"
 
Pablo VI

El Rosario es una oración sencillísima y bellísima, que invita al reposo interior, al abandono en Dios y a la confianza en la seguridad de obtener las gracias que necesitamos por la meditación poderosa de la Santísima Virgen María, cuyo nombre constantemente invocamos
 
San Juan XXIII
El Rosario es la Biblia de los pobres… Es el obsequio mejor a María… Es oración para todo tipo de gentes… Es la síntesis de la redención en quince cuadros… Es el Evangelio que revive… Son quince ventanas a través de las cuales contemplo, a  la luz de Dios, todo lo que sucede en el mundo… Es una magnífica posibilidad de contemplación
 
Benedicto XVI
"Haced del Rosario vuestra oración de cada día, para poner a Cristo en el centro de vuestras vidas"

Beato Cardenal Van Thuan
Para convertirte en un santo, imita a los niños pequeños. Ellos no conocen ninguna teoría, pero se conforman con mirar a su madre y hacer lo que ella hace: así es como te convertirás en santo. El rosario es una cadena de oraciones que te unirá a Ella. Es también la película que te recordará todas las etapas del camino de la esperanza que ella ha recorrido: su ternura en Belén, sus tormentos durante la huida a Egipto, el silencio y la labor del taller de Nazaret, su fervor en el templo, su emoción ante las prédicas de su Hijo y las de San Juan. En otras palabras, la historia de dos vidas que no han sido sino una, ya que el Señor ha vivido en Ella, y Ella en Él. No descuides el rezo del rosario que tu madre, María, te ha confiado recomendándote vivir como Ella, con Ella, por Ella y en Ella

San Luis María Griñón de Montfort

"No encuentro otro medio más poderoso para atraer sobre nosotros el Reino de Dios, la Sabiduría, que unir a la oración vocal la oración mental, rezando el Santo Rosario y meditando sus misterios"
 
San Pío de Pietrelcina

¡Amad a la Virgen y hacedla amar. Recitad siempre el Rosario!
 
San Alfonso María Ligorio

"¡Cuántos por el Rosario han salido del pecado! ¡Cuántos han llegado a la santidad! ¡Cuantos han conseguido con una muerte dichosa, la salvación eterna!"

Monseñor Fulton J. Sheen

"El Rosario invita a nuestros dedos, a nuestros labios y a nuestro corazón a entonar una gran sinfonía de súplica y oración, y por estos motivos es la plegaria más grandiosa que jamás haya compuesto el hombre. El Rosario es un sitio de encuentro de los no instruidos y de los sabios; es la escuela donde el amor sencillo se acrecienta en conocimientos y donde los sabios aumentan su amor".

Miguel de Unamuno

"La oración es la única fuente posible de toda comprensión. ¿El Rosario? ¡Admirable creación! ¿Rezar meditando los misterios? Este es el camino".
 
Papa Francisco
"El Rosario es la oración que acompaña siempre mi vida; es también la oración de los simples y de los santos… es la oración de mi corazón"
 
San Maximiliano Kolbe
"La oración más deseada por La Inmaculada es el rezo de El Rosario.De la misma manera que Cristo vino a nosotros por María, nosotros también debemos ir a Él, através de María"