Flores a María 2017 - 17 mayo

María, Causa de nuestra alegría
 
 

Los justos se alegran, se regocijan y saltan de júbilo pensando en la Providencia y Bondad de Dios” (Salmos 32,33).
 
Cómo no estar felices si agradamos al Señor cumpliendo Su Voluntad y viendo todo lo que El nos da. Seamos hijos dignos pues el Señor es nuestro amigo. Todo nos da, y si caminamos junto a El, todo compartiremos: Su Amor, Su Dolor y Su Crucifixión, pero felices sabiéndonos herederos del Reino de Dios.
 
¡ Madre de la alegría, sé nuestra guía y haznos llevar una vida realmente digna. Haz que ésta vasija rebose de amor, fe y esperanza, pues el Señor nos acompaña!. Amén.
 
Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe: "Ustedes oren (con breves jaculatorias, aunque sea con el solo nombre de ‘María’) y sufran (sobre todo soportando lo que Ella misma se digne permitirles, tanto interior como exteriormente) y además… alégrense, sí alégrense también, y trabajen y descansen, y… todo, todo lo que de cualquier modo les atañe, ofrézcanlo por las intenciones que prefiera la Inmaculada, es decir, dónenselo en propiedad a Ella, a su libre disposición: nosotros, en efecto, nos hemos consagrado a Ella ‘sin límites’, por lo tanto, no tenemos derecho ni a pensamientos, ni a acciones, ni a palabras nuestras."
 
 
 
 
Florecilla para este día: Valorar todo lo que Dios nos da, porque nada es mérito nuestro, todo lo bueno viene del Señor.