Flores a María 2017 - 16 mayo

María peregrina
 
 
 
 
María inició su camino desde Nazaret a Jerusalén, visitó Ein Karem, viajó a Belén y huyó a Egipto siguiendo con sus pasos un camino escarpado, un camino difícil pero siempre cumpliendo la misión que el Padre le había encomendado.
 
Hoy María sigue caminando: Lourdes, Fátima, San Nicolás, Medjugorje, Corea y tantos otros sitios Santos.
 
Va de casa en casa llamando a las almas. Caminemos con Ella y tengámosla como maestra; Ella no se fatiga, camina de prisa y mendiga una caricia de amor a cada corazón que se aferra al mundo, habiendo olvidado lo dicho por Su Hijo Santo…”estad en el mundo sin ser del mundo”. Vivamos librados de esta tierra que no es la verdadera, pongamos nuestros ojos en el Cielo para que un día sea nuestro.
 
¡Oh María peregrina, oh María Purísima!. Haz que te imitemos llevando la luz de Dios a cada corazón, y siendo como vos, testimonio de evangelización. Amén.

Pensamiento mariano de San Maximiliano Kolbe:  "Yo mismo me doy cuenta de que paso por alto muchas cosas buenas, las buenas las hago mal y no están exentas de mal, pero la esperanza está en la Inmaculada, que puede repararlo todo y transformarlo en un bien mayor. A veces hasta me maravillo y le doy las gracias a la Inmaculada porque no me ha rechazado todavía, sobre todo por el hecho de que yo, lleno de orgullo, me atribuyo a mí mismo lo que Ella sola se digna obrar; aun así Ella quiere servirse de mí. ¡Gloria la Inmaculada por todo ello!"
 
 
 
Florecilla para este día: Caminar es evangelizar: llevemos nuestra fe cristiana a alguien cercano al que nunca dimos testimonio del amor por Cristo y Su Madre.