María en Pentecostés es "Madre de la Iglesia"

Hoy celebramos por primera vez, en toda la Iglesia Universal, que María es:

 

MADRE DE LA IGLESIA

 

 

 
El pasado 3 de marzo de 2018, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó oficialmente el decreto por el que el lunes después de Pentecostés, es obligatoria la Memoria de María Madre de la Iglesia
 
El decreto empieza con estas hermosas palabras:

"La gozosa veneración otorgada a la Madre de Dios por la Iglesia en los tiempos actuales, a la luz de la reflexión sobre el misterio de Cristo y su naturaleza propia, no podía olvidar la figura de aquella Mujer (cf. Gál 4,4), la Virgen María, que es Madre de Cristo y, a la vez, Madre de la Iglesia.

Esto estaba ya de alguna manera presente en el sentir eclesial a partir de las palabras premonitorias de san Agustín y de san León Magno. El primero dice que María es madre de los miembros de Cristo, porque ha cooperado con su caridad a la regeneración de los fieles en la Iglesia; el otro, al decir que el nacimiento de la Cabeza es también el nacimiento del Cuerpo, indica que María es, al mismo tiempo, madre de Cristo, Hijo de Dios, y madre de los miembros de su cuerpo místico, es decir, la Iglesia. Estas consideraciones derivan de la maternidad divina de María y de su íntima unión a la obra del Redentor, culminada en la hora de la cruz..."

 
 
Nos unimos a la alegría de toda la Iglesia Universal en celebrar esta nueva fiesta litúrgica, que pone en el centro de la comunidad Eclesial a nuestra Madre María.
 
¡ Qué esta nueva fiesta litúrgica ayude a incrementar en nosotros el amor a la Iglesia, al Papa y a Nuestro Señor Jesucristo, a través de la mano de su Madre Inmaculada!