María, Madre de Dios

¡ Qué gózo comezar el año celebrando a María como Madre de Dios !

¡ Ella es eterna bendición de Dios para nosotros, cauce de toda la Gracia, de todas sus gracias !

¡ Feliz año 2018 !

¡ Dios nos bendice !

 

Oración a María Madre de Dios

Santa María, Madre de Dios, tú has dado al mundo la verdadera luz, Jesucristo,

tu Hijo, el Hijo de Dios. Guíanos hacia Él.

Enséñanos a amarle de verdad y a confiar en Él,

a contarle nuestros deseos y esperanzas,

nuestras alegrías y sufrimientos, nuestros errores y pecados,

y nuestra gratitud por todo lo bueno y bello,

y que de esta manera esté siempre ante nuestros ojos

como punto de referencia en nuestra vida.

Amén.

María, Mujer del Adviento

Adviento, tiempo de espera.

Adviento, tiempo de conversión.

Adviento, tiempo de caminar de la mano de María.

Os dejamos esta hermosa reflexión de nuestro querido Papa emérito Benedicto XVI, sobre "María, Mujer del Adviento"

Aprendamos de Ella, Mujer del Adviento.
Benedicto XVI

"La espera es una dimensión que atraviesa toda nuestra vida personal, familiar y social (...). Se podría decir que el hombre vive mientras espera, mientras en su corazón la esperanza esté viva. (...) Nuestra "estatura" moral y espiritual se puede medir por lo que esperamos, según lo que esperemos.

Cada uno de nosotros, por lo tanto, sobre todo en este tiempo que nos prepara para la Navidad, se puede preguntar: ¿Y yo qué es lo que espero? ¿Hacia qué, en este momento de mi vida, tiende mi corazón? Esta misma pregunta se puede hacer a nivel de la familia, de la comunidad, de la nación (...). En el momento que precedió al nacimiento de Jesús, la expectativa del Mesías, es decir, un Consagrado, un descendiente del rey David, que finalmente liberaría al pueblo de toda esclavitud moral y política y que establecería el Reino de Dios, era muy fuerte en Israel. Pero nadie se hubiese podido imaginar que el Mesías nacería de una joven humilde como María (...).

Aprendamos de ella, Mujer del Adviento, a vivir nuestra actividad diaria con un nuevo espíritu, con la sensación de profunda espera, de que sólo la venida de Dios puede llenar."

 

! FELIZ DIA DE LA INMACULADA 2017 ¡

¡ FELIZ DIA DE LA INMACULADA !
 
 
 
Roguemos a nuestra Madre María Inmaculada, en este dia tan especial, para que en todos los que formamos parte de la Milicia de la Inmaculada, crezca nuestro amor por Ella cada día más; hasta que nos enamoremos perdidamente de Ella y de Su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.

Que durante todo este día no dejemos de acordarnos ni un sólo segundo de Nuestra Madre María y consagremos toda nuestra vida a Ella.
 
ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A LA INMACULADA DE SAN MAXIMILIANO KOLBE
"OH Inmaculada, reina del cielo y de la tierra,
refugio de los pecadores y Madre nuestra amorosísima,
a quien Dios confió la economía de la misericordia.
Yo (n.n) pecador indigno, me postro ante ti,
suplicando que aceptes todo mi ser como cosa y
posesión tuya.

A ti, Oh Madre, ofrezco todas las dificultades
de mi alma y mi cuerpo, toda la vida, muerte y eternidad.
Dispón también, si lo deseas, de todo mi ser, sin ninguna reserva,
para cumplir lo que de ti ha sido dicho:
"Ella te aplastará la cabeza" (Gen 3:15), y también:
"Tú has derrotado todas las herejías en el mundo".
Haz que en tus manos purísimas y misericordiosas
me convierta en instrumento útil para introducir y aumentar tu gloria
en tantas almas tibias e indiferentes, y de este modo,
aumento en cuanto sea posible el bienaventurado
Reino del Sagrado Corazón de Jesús.
Donde tú entras oh Inmaculada, obtienes la gracia
de la conversión y la santificación, ya que toda gracia
que fluye del Corazón de Jesús para nosotros,
nos llega a través de tus manos".

Ayúdame a alabarte, OH Virgen Santa
y dame fuerza contra tus enemigos."

 

La Medalla Milagrosa: “la munición de la Milicia de la Inmaculada”

 

 

San Maximiliano María Kolbe: “repartir su medalla donde sea posible (...) dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer”

 

Nuestra Madre Inmaculada nos acerca al tiempo de Adviento, alimentando nuestros corazones con su propia esperanza. En la víspera de este primer Domingo de Adviento, queremos felicitar a la Santísima Virgen, al coincidir con la fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Para la Milicia de la Inmaculada (M.I.), esta medalla que mandó acuñar la propia Madre de Dios forma parte de su identidad.

San Maximiliano María Kolbe afirmaba que “la señal exterior de esta consagración a la Inmaculada para siempre (vida, muerte y eternidad) es su Medalla Milagrosa, que los miembros de la M.I. llevan al cuello”. De igual modo, añadía que “haciéndose así instrumentos en manos de la Inmaculada, cada día le rezan con ardiente fervor, repitiendo las palabras que ella misma nos mostró impresas en la Medalla Milagrosa: Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos; además, acordándose también de aquellos cuya salvación desean, añaden: y por cuantos a Vos nos recurren, en particular por los masones; al final incluyen también a aquellas personas cuya conversión anhelan y las nombran una por una con una fórmula genérica, por ejemplo: Y por cuantos te son encomendados, incluyendo así a todos aquellos que en cualquier momento se encomiendan a sus oraciones (...). Es la potencia de la acción que cada día se eleva a la Inmaculada de millares de corazones”. (EK 1046).

 

 

Innumerables son las historias de salvación vinculadas a la Medalla Milagrosa... Probablemente son muchas las almas que habrán podido comprobar las “Victorias de María”, con tan sólo acoger esta bendita medalla. Por eso, en el día de su fiesta, recordemos los consejos de San Maximiliano, acerca de las “balas” (como él denominaba a estas medallitas, por su gran poder, vencedor de toda batalla): “Repartir su medalla donde sea posible, también a los niños, a fin de que bajo su protección tengan las fuerzas suficientes para rechazar las muchas tentaciones e insidias que los amenazan, sobre todo en estos tiempos nuestros. También a aquellos que nunca entran en la iglesia, que tienen miedo a acercarse a la confesión, que están sumergidos en la inmoralidad o viven en la herejía fuera de la Iglesia: ¡oh!, a esos es absolutamente indispensable ofrecerles la medallita de la Inmaculada e invitarlos a llevarla y, asimismo, suplicar con fervor a la Inmaculada por su conversión. Muchos alcanzan su fin incluso cuando alguien no quiere aceptarla en absoluto. Pues bien, incluso se la cosen a escondidas en la ropa y rezan, dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer. La Medalla Milagrosa, pues, es la munición de la Milicia de la Inmaculada” (EK 1122).

 

Kolbe Medaille 1

Presentación de la Santísima Virgen María

Según una tradición apócrifa, la Virgen María, a la edad de tres años, fue llevada al templo de Jerusalén por sus padres, para ser debidamente educada en la religión junto con otras niñas.

Esta fiesta, típicamente oriental, recuerda la dedicación de la basílica de Santa María la Nueva, construida cerca de Templo de Jerusalén, en el lugar donde se creía que habían vivido los padres de la Virgen.

En verdad, lo que hoy celebramos es la consagración que María hizo de sí misma a Dios, ya desde su infancia, movida por el Espíritu Santo, de cuya gracia estaba llena desde su Concepción Inmaculada.

En esta fecha son muchas las personas que renuevan las promesas de consagración religiosa, recordando la oblación primordial que hizo María de sí misma.

 

Oración

 Te rogamos, Señor, que a cuantos hoy honramos

la gloriosa memoria de la santísima Virgen María,

nos concedas, por su intercesión, participar,

como ella, de la plenitud de tu gracia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Virgen del Pilar, ruega por nosotros

Hoy celebramos la fiesta de la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad.

Te pedimos Madre que cuides con dulzura de nuestra nación y de todas las naciones Latinoamericanas con las que compartimos Fe, lengua y corazón.

Que acojas en tus brazos maternos los problemas de tantas familias y personas que sufren dificultades económicas en estos tiempos. Que nos cojas de tu mano y nos nos sueltes, para que España vuelva a ser lo que era y debe seguir siendo: "Tierra de María"

¡ Que España vuelva a ser tu casa, Señora Nuestra !

ORACIÓN DE JUAN PABLO II A LA VIRGEN DEL PILAR

"Doy fervientes gracias a Dios por la presencia singular de María en esta tierra española donde tantos frutos ha producido. Y quiero encomendarte, Virgen santísima del Pilar, España entera, todos y cada uno de sus hijos y pueblos, la Iglesia en España, así como también los hijos de todas las naciones hispánicas. ¡Dios te salve, María, Madre de Cristo y de la Iglesia! ¡Dios te salve, vida, dulzura y esperanza nuestra! A tus cuidados confío esta tarde las necesidades de todas las familias de España, las alegrías de los niños, la ilusión de los jóvenes, los desvelos de los adultos, el dolor de los enfermos y el sereno atardecer de los ancianos. Te encomiendo la fidelidad y abnegación de los ministros de tu Hijo, la esperanza de quienes se preparan para ese ministerio, la gozosa entrega de las vírgenes del claustro, la oración y solicitud de los religiosos y religiosas, la vida y el empeño de cuantos trabajan por el reino de Cristo en estas tierras. En tus manos pongo la fatiga y él sudor de quienes trabajan con las suyas; la noble dedicación de los que transmiten su saber y el esfuerzo de los que aprenden; la hermosa vocación de quienes con su conciencia y servicio alivian el dolor ajeno; la tarea de quienes con su inteligencia buscan la verdad. En tu corazón dejo los anhelos de quienes, mediante los quehaceres económicos procuran honradamente la prosperidad de sus hermanos; de quienes, al servicio de la verdad, informan y forman rectamente la opinión pública; de cuantos, en la política, en la milicia, en las labores sindicales o en el servicio del orden ciudadano prestan su colaboración honesta en favor de una justa, pacífica y segura convivencia. Virgen Santa del Pilar: aumenta nuestra fe, consolida nuestra esperanza, aviva nuestra caridad. Socorre a los que padecen desgracias, a los que sufren soledad, ignorancia, hambre o falta de trabajo. Fortalece a los débiles en la fe. Fomenta en los jóvenes la disponibilidad para una entrega plena a Dios. Protege a España entera y a sus pueblos, a sus hombres y mujeres. Y asiste maternalmente, oh María a cuantos te invocan como Patrona de la Hispanidad. Así sea."

II. Meditaciones sobre el Rosario 2017

San Juan Pablo II y el Rosario
 
 
Todos conocemos el inmenso amor que tenía San Juan Pablo II a María. Tanto que llegó a hacerse mundialmente famoso su lema papal: “Totus Tuus” en clara referencia a la entrega total de su vida a la Virgen.
Incluso gracias a nuestro santo, el rezo del Rosario se vio enriquecido con los Misterios Luminosos.

Meditemos con  San Juan Pablo II y con su Magisterio, los misterios que encierra esta hermosa y poderosa oración.
 
"...Recitar el Rosario, en efecto, es en realidad contemplar con María el rostro de Cristo.  Nadie se ha dedicado como María, a la contemplación de Cristo..."
 
“El Rosario es a la vez meditación y súplica. La plegaria insistente a la Madre de Dios se apoya en la confianza de que su materna intercesión lo puede todo ante el corazón del Hijo.”
 
 
"El Rosario es mi oración preferida. Oración maravillosa en su sencillez y en su profundidad. En esta oración repetimos muchas veces las palabras que la Virgen María escuchó de boca del ángel y de su prima Isabel. A estas palabras se asocia toda la Iglesia. Se puede decir que el Rosario es, en cierto modo, una oración-comentario del último capítulo de la Constitución "Lumen Gentium" del Vaticano II, capítulo que trata de la admirable presencia de la Madre de Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Sobre el fondo de las palabras "Dios te salve, María", pasan ante los ojos del que las reza los principales episodios de la vida de Cristo, con sus misterios gozosos, dolorosos y gloriosos, que nos hacen entrar en comunión con Cristo, podríamos decir, a través del corazón de su Madre.
Nuestro corazón puede encerrar en estas decenas del Rosario todos los hechos que componen la vida de cada individuo, de cada familia, de cada nación, de la Iglesia y de la humanidad: los acontecimientos personales y los del prójimo y, de modo particular, de los que más queremos. Así, la sencilla oración del Rosario late al ritmo de la vida humana".

“El Rosario es una escalera para subir al cielo… El Rosario nos proporciona dos alas para elevarnos en la vida espiritual… Es la oración más sencilla a la Virgen, pero la más llena de contenidos bíblicos… Cuando rezamos el Rosario, está la Santísima Virgen rezando con nosotros. En el Rosario hacemos lo que hace María, meditamos en nuestro corazón los Misterios de Cristo”.
 

! Feliz Fiesta de La Virgen de el Rosario 2017 !

 
Celebramos hoy con gozo la hermosa fiesta de la Virgen del Rosario.
 
Hoy la Iglesia no nos invita tanto a rememorar un suceso lejano cuanto a descubrir la importancia de María dentro del misterio de la salvación y a saludarla como Madre de Dios, repitiendo sin cesar: Ave María.
 
La celebración de este día es una invitación a meditar los misterios de Cristo, en compañía de la Virgen María, que estuvo asociada de un modo especialísimo a la encarnación, la pasión y la gloria de la resurrección del Hijo de Dios.
 
Recemos pues hoy de un modo especial a nuestra Madre, con la oración que más le agrada y que para ella es una corona de "te quieros": El Rosario
 
Oración a la Virgen del Rosario
 
Amada por Dios desde toda la eternidad,
 
viniste al mundo llena de gracia y sin la más ligera sombra de pecado
 
para ser Madre de Jesús y Madre nuestra.
 
Cuando el ángel te saludó en nombre de Dios, respondiste sí a la invitación divina,
 
y el Verbo se hizo carne en tu seno virginal.
 
Desde entonces comenzaste a vivir en íntima comunión con Él los misterios todos de su vida,
 
y te convertiste en Nuestra Señora del Evangelio, de la Redención y de la Gracia.
 
Junto a la Cruz bebiste con tu hijo Dios el cáliz amargo del dolor
 
y unida a Él mereciste para todos los redimidos la vida eterna.
 
El Espíritu Santo descendió en Pentecostés nuevamente sobre Ti
 
y te consagró Madre de la Iglesia.
 
Coronada ahora en el Cielo como Reina y como Madre de todo lo creado.
 
Tu corazón continúa aquí en la tierra. En El confiamos.
 
Madre del Rosario acércate aún más a nosotros.
 
Te pedimos por los que no tienen fe o rechazan tu luz.
 
Por los que no tienen pan.
 
Por los enfermos y por los sanos.
 
Por los que viven angustiados o sufren sin esperanzas.
 
Por los hogares que se elevan y por los hogares que amenazan ruinas.
 
Santifica y fortalece al Papa, el dulce Cristo en la tierra, a los Obispos y sacerdotes,
 
a todos los llamados a seguir más de cerca de Jesucristo.
 
Enciende en sus corazones un fuego que jamás se extinga.
 
Madre del Rosario, únenos a Ti en la tierra y llévanos contigo al Cielo.
 
Amén
 

I. Meditaciones sobre el Rosario 2017

Si hay alguien amó sin límites y con "locura" a la Virgen María, ese fue nuestro querido San Maximiliano Kolbe.
 
Aprendamos de él como maestro de oración y con el rezo del Rosario, aumentemos durante toda la vida, nuestro amor a La Inmaculada.
 
"La oración más deseada por La Inmaculada es el rezo de El Rosario.
De la misma manera que Cristo vino a nosotros por María,
nosotros también debemos ir a Él, através de María"
 
San Maximiliano Kolbe