I. Meditaciones sobre el Rosario 2017

Si hay alguien amó sin límites y con "locura" a la Virgen María, ese fue nuestro querido San Maximiliano Kolbe.
 
Aprendamos de él como maestro de oración y con el rezo del Rosario, aumentemos durante toda la vida, nuestro amor a La Inmaculada.
 
"La oración más deseada por La Inmaculada es el rezo de El Rosario.
De la misma manera que Cristo vino a nosotros por María,
nosotros también debemos ir a Él, através de María"
 
San Maximiliano Kolbe

Mes de octubre, mes del Rosario

Mes de octubre, mes del Rosario
 
 
Hemos comenzado el mes de octubre, mes que la tradición de la Iglesia dedica a la oración mariana por excelencia: El Rosario
 
Esa humilde y sencilla oración es la cadena que nos lleva al cielo, porque en la contemplación de cada uno de sus misterios está contenida toda la historia de Salvación.
 
 
Empezamos pues hoy y durante todo el mes una serie de meditaciones sobre el Rosario, para la que nos ayudarán hermanos y hermanas de todos los tiempos que tuvieron un amor incondicional a la Virgen María y a la oración que tanto gusta a nuestra Madre: el Rosario.
 
Leon XIII, el Papa del Rosario
 
 
"El Rosario condensa en él todo el culto que se debe a María. Para honrar a María y merecer sus favores, no existe mejor oración que el Santo Rosario (Encíclica Octobrimense).
 
El Rosario es una oración incomparable y con una eficacia soberana.
Hay sin duda varios medios para obtener la asistencia de María. Sin embargo, estimamos que la institución del Rosario es el mejor y el más fecundo (Encíclica Adjutricem Populi 1895)
 
Para que nuestras súplicas tengan la máxima eficacia recurrimos a María con el Rosario (1891)."
 

 

La Virgen de los Dolores

Unida a la hermosa fiesta de la exaltación de la Cruz que celebramos el pasado 14 de septiembre, está la de la Virgen de los Dolores.

Que el sufrimiento de María al pie de la Cruz nos haga crecer en santidad y amor hacia su Hijo y que sepamos agradecer a nuestro Señor que justo en ese momento, en que éramos redimidos, nos entregase a su Madre como Madre de todos nosotros.

¡Ay dolor, dolor, dolor,
por mi hijo y mi Señor!

Yo soy aquella María
del linaje de David:
¡Oíd, hermano, oíd
la gran desventura mía!

A mí me dijo Gabriel
que el Señor era conmigo,
y me dejó sin abrigo
más amarga que la hiel.
Díjome que era bendita
entre todas las nacidas,
y soy de las doloridas
la más triste y afligida.

Decid, hombres que corréis
por la vía mundana,
decidme si visto habéis
igual dolor que mi mal.

Y vosotras que tenéis
padres, hijos y maridos,
ayudadme con mis gemidos,
si es que mejor no podéis.

Llore conmigo la gente,
alegres y atribulados,
por lavar los pecados
mataron a un Inocente.
¡Mataron a mi Señor,
mi redentor verdadero!
, ¿cómo no muero
con tan extremo dolor?

Señora, santa María,
déjame llorar contigo,
pues muere Dios y mi amigo,
y muerta esta mi alegría.
 

(Himno de vísperas, en la fiesta
de la Virgen de los dolores)

 

SANTÍSIMO NOMBRE DE MARÍA

El evangelista san Lucas, en la escena de la Anunciación, escribe: «Y el nombre de la Virgen era María».

Benedicto XVI decía el 12 de septiembre de 2006:

«Celebramos hoy la fiesta del "Nombre de María". A quienes llevan este nombre -mi madre y mi hermana lo llevaban- quisiera expresarles mi más cordial felicitación por su onomástico. María, la Madre del Señor, recibió del pueblo fiel el título de "Abogada", pues es nuestra abogada ante Dios. Desde las bodas de Caná la conocemos como la mujer benigna, llena de solicitud materna y de amor, la mujer que percibe las necesidades ajenas y, para ayudar, las lleva ante el Señor. Hoy hemos escuchado en el evangelio cómo el Señor la entrega como Madre al discípulo predilecto y, en él, a todos nosotros. En todas las épocas los cristianos han acogido con gratitud este testamento de Jesús, y junto a la Madre han encontrado siempre la seguridad y la confiada esperanza que nos llenan de gozo en Dios y en nuestra fe en él. Acojamos también nosotros a María como la estrella de nuestra vida, que nos introduce en la gran familia de Dios. Sí, el que cree nunca está solo».

Te pedimos, Dios Todopoderoso, que a cuantos celebramos el nombre glorioso de santa María Virgen, ella nos consiga los beneficios de tu misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Natividad de la Virgen: ¡ Feliz cumpleaños Madre Inmaculada !

 
Hoy, 8 de septiembre celebramos la natividad de la Virgen María.
 
Ella que fue concebida sin pecado hace nueve meses, nace a la vida para en pocos años ser el Vaso que acoja en su seno a la verdadera Vida.
 
Para preparar nuestro corazón, como niños ansiosos por tu fiesta de cumpleaños, rezamos contigo el precioso himno de Laudes de tu fiesta.
 
Himno Laudes
 
Hoy nace una clara estrella,
tan divina y celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
De Ana y de Joaquín, oriente de aquella estrella divina,
sale su luz clara y digna de ser pura eternamente:
el alba más clara y bellano le puede ser igual,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
No le iguala lumbre alguna de cuantas bordan el cielo,
porque es el humilde suelo de sus pies la blanca luna:
nace en el suelo tan bella y con luz tan celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.
 
Amén.
 

Fiesta de la Virgen de la Asunción

Hoy los católicos de todo el mundo celebramos con gran alegría que un 1 de noviembre de hace 55 años, el Papa Pio XII declaró solemnemente el Dogma de la Asunción de la Virgen María al cielo.

"Por tanto, después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces e invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para acrecentar la gloria de esta misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, por la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y por la Nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma de revelación divina que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria Celeste." Bula "Munificentissimus Deus", 37

Este Dogma tal como nos habla S.S. Pio XII, está unido estrechamente al de la Inmaculada y no se explica sin él:
" Ella, por privilegio del todo singular, venció al pecado con su concepción inmaculada; por eso no estuvo sujeta a la ley de permanecer en la corrupción del sepulcro ni tuvo que esperar la redención de su cuerpo hasta el fin del mundo." Bula "Munificentissimus Deus" , 4

Nuestra Madre nos espera en el cielo tal y como fue en la tierra y es Ella la primera en mostarrnos como seremos al final de los tiempos cuando Cristo resucite nuestra carne.


Pedimos a la Virgen de la Asunción que nos ayude a amarla más en este año de la Misericordia; que nos convierta en testigos valientes y que acreciente en nosotros el ardor apostólico por proclamar al mundo entero y a todos los hombres el Amor de Dios.

Sagrados Corazones de Jesús y María

 
 
Celebramos la fiestas del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María
 
El Señor nos lo ha dado todo porque a través de su corazón traspasado por nuestros pecados, su Amor se ha derramado a toda la humanidad: a cada uno de nosotros.
El señor nos lo ha dado todo: incluso a su Madre
 
Fiesta del Sagrado Corazón inserta en la misma raíz de nuestra Milicia de la Inmaculada; ya que como San Maximiliano Kolbe nos enseñó, el fin último es ganar a todos los hombres al Corazón de Cristo:
 
"Tenemos que ganar el mundo entero y cada alma, ahora y en el futuro hasta el final de los tiempos,
para la Inmaculada y a través de ella, para el Corazón Eucarístico de Jesús"
 
¡ Que estas 2 fiestas sirvan para aumentar nuestro amor por Cristo y por su bendita Madre Inmaculada !
 
OFRECIMIENTO A LOS DOS CORAZONES
San Juan Eudes
Oh Jesús, el Unico Hijo de Dios,
el Unico Hijo de María,
te ofrezco el Corazón bondadosísimo
de tu Madre Divina,
el cual para ti es el más precioso
y agradable de todos.
Oh María, Madre de Jesús,
te ofrezco el Corazón Sagradísimo
de tu amado Hijo,
quien es la vida y el amor de tu Corazón.
 

Flores a María 2017 - 31 mayo

 
Flor del 31 de mayo: Estrella de la mañana   
 
Meditación: María, como el lucero del alba, nos anuncia el Nacimiento de Jesús, Sol de Justicia. Ella, la puerta del Cielo, nos sube peldaño a peldaño hacia su Hijo Amado, pidiéndonos con amor que tengamos humildad de corazón, viviendo las virtudes que en Ella destellan, como verdaderos discípulos y dignos hijos. Seamos sinceros y de corazón recto para subir de su mano al Cielo.  
 
Perla de San Maximiliano Kolbe:"No confíes en absoluto en ti mismo;  todo lo puedes en Aquel que te conforta, por medio de la Inmaculada: cuanto más débil te sientes, mas fuerte eres."
 
 
Oración: ¡Estrella de la mañana, nuestra soberana!, marca nuestro camino que es el mismo Cristo, para que no caigamos en ningún desvío y estemos siempre contigo. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
 
Florecilla para este día: Dar testimonio a alguien cercano sobre las virtudes de María, y su importancia como el más fácil y corto camino a Cristo. Recomendar también la lectura del libro de San Luis Grignon de Montfort: “Tratado sobre la verdadera devoción a María”. 
 
 

Flores a María 2017 - 30 mayo

 
 
Flor del 30 de mayo:  María Rosa Mística   
 
Meditación: ¡Quien puede dejar de admirar la perfección de la Rosa que el Señor nos dio!. De pequeña un capullo tierno bajado del Cielo que guardaba silencio y era la alegría de los que con Ella vivían. Al Templo la entregaron no sabiendo que Ella era un Templo Sagrado. Llena de pureza crecía, y aquella Virgen Bendita a Dios le consagraba su vida, sin advertir que el Señor su alma inmaculada miraba, haciéndola Su Esposa amada. La Rosa más hermosa se abría y en su corola escondido estaría el Mesías. Nueve meses los perfumes de aquella Flor abrigarían al Redentor, para darle permanentemente su amor como eterna oblación. Aquella pequeña Rosa excelsa nos guía como Rosa Mística, pues es María Madre de la Iglesia.  
 
Perla de San Maximiliano Kolbe: "¡Oh Inmaculada! Me permito preguntarte, tú que eres tan buena, dime: ¿quién eres?"
 
 
Oración: ¡Oh María Rosa Mística, preciosísima!. Muéstranos la pureza de corazón para agradar a Dios como lo hiciste vos, y haznos templos perfectos del Espíritu Santo para que seamos por El guiados. Amén.  
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
 
Florecilla para este día: Colocar en cada hogar un pequeño altar consagrado a María, como regalo a Su Hijo que busca que la amemos como El la ama.