La Milicia de la Inmaculada es un modo de vida cristiana, de los muchos que propone la Iglesia , para nuestra conversión personal y así llegar a ser santos.
Nuestra raíz y fundamento es la entrega total a La Virgen Inmaculada, a través de su Consagración a Ella.
Por la Consagración a la Inmaculada pasamos a ser total pertenencia suya.
San Maximiliano Kolbe,al igual que muchos santos, antes y después que él, no encontró un mejor y más seguro camino para llegar y pertenecer a Jesucristo que el de la entrega total y sin condiciones a la Virgen María.

Por tanto nos consagramos a María porque nuestro fin último es amar y entregarnos a Jesucristo y hacer que todos los hombres le amen y se entreguen a Él.

!Atrévete tú también a entregarte por entero a La Inmaculada!