“Oremos para que la Inmaculada llegue a ser lo más pronto posible… la Reina del mundo entero"

d4fc37ceac15cd1ed69d859715420fbe

 

“Oremos para que la Inmaculada llegue a ser lo más pronto posible… la Reina del mundo entero, ya que hay todavía muchos paganos, muchos pobres pecadores. Además, repitámosle que, con su auxilio, por Ella estamos dispuestos a todo, a toda fatiga, sufrimiento, humillación, a la muerte por hambre o por otra causa, pero sólo con su auxilio, porque solos no podemos hacer nada en absoluto”. (EK 509, p. 1086)