III Centenario de la proclamación de la Inmaculada como Patrona principal de la Orden Franciscana Conventual

FCTImmaculada

 

Hace algunos días, el Ministro general Fray Carlos TROVARELLI, recibió una carta en la cual uno de los hermanos de más edad de la Orden, Fray Oreste CASABURO -nacido en el 1926- de la Provincia del Seráfico Padre San Francisco en Italia (Nápoles) y actualmente de familia en el Convento de Portici, informaba de un alegre descubrimiento sucedido el año pasado. Fray Oreste encontró un artículo de San Maximiliano M. KOLBE intitulado “Hace doscientos años” [cf. Scritti Massimiliano Kolbe 1271, en: Fonti Kolbiane, vol. II, Padua 2017, pp. 562-563].

En el artículo, escrito a principios de mayo del 1934 en Mugenzai no sono – Japón, Fray Maximiliano recordaba que, a conclusión del Capítulo general celebrado en mayo de 1719 en Roma, se estableció que la Beata Virgen María, bajo el título de Inmaculada Concepción, sería la Patrona principal de la Orden. Ese Capítulo general, 156º de la Orden (celebrado en Roma por 28ª vez, en el cual fue elegido como 81º Ministro general Fray Carlo Giuseppe ROMILLI de Bérgamo), decretó tal decisión con las siguientes palabras:

«Desde sus inicios y a lo largo de toda su historia, la Orden de Frailes Menores Conventuales ha rodeado de particular devoción la Concepción de la Beata Virgen. Por esto, siguiendo las huellas de sus Padres, el Definitorio ha decretado constituir a la Beata Virgen María, bajo el título de la Inmaculada Concepción, como Patrona principal, con la más firme esperanza de que en nuestra Orden crezca y se incremente cada día más la devoción y el culto hacia la Madre de Dios y el Misterio de Su Inmaculada Concepción».

Ese decreto del Capítulo fue aprobado por el Papa Clemente XI, precisamente el 7 de mayo de 1720.

En su carta, Fray Oreste remarcó: “En tiempos de P. KOLBE eran 200, ahora son 300 años: ¡3 siglos!”, y ha invitado al Ministro general a no desaprovechar esta ocasión: “Me ha venido la idea, vista la extraña pero feliz coincidencia, de pedirle a usted: ¿podría usted dirigirnos una palabra de consuelo –en medio de esta amarga coyuntura del “virus”- con una “oración franciscana” a la Virgen, con una consagración de sus apóstoles e hijos como lo hacía el seráfico padre San Francisco?” - Y el 120º Ministro general ha decidido acoger esta propuesta.

Este 7 de mayo de 2020, después de la Eucaristía presidida por él mismo en la Basílica de los Santos XII Apóstoles en Roma –aún cerrada a causa del Covid-19-, Fray Carlos ha renovado la consagración de toda la Orden a la Beata Virgen María, invocada bajo el título de la Inmaculada Concepción (se adjunta la traducción de la fórmula pronunciada por el Ministro General en esta ocasión).

La tradición de la Orden, la esperanza y la confianza en la protección y guía de la Beata Virgen María (cfr. Constituciones, art. 1, §§ 6-7) una vez más convergen.

(Fuente: https://www.ofmconv.net/es/patrona-principale-dellordine-da-300-anni/)