CONVENTO SAN MAXIMILIANO KOLBE DE LOURDES

 

El futuro convento de San Maximiliano Kolbe de Lourdes estará situado en el centro histórico de la ciudad, juntoal “Pavillon”, donde se encuentra la exposición sobre S. Maximiliano Kolbe, a casi 100 metros del “Cachot”, donde vivía Santa Bernardetta en el tiempo de las apariciones.El pequeño convento, cuya construcción se remonta al s. XVIII, tiene un área de casi 195 m. cuadrados, divididaen dos pisos. De octubre del 2009 a abril del 2010, fue completamente restaurado con el objetivo de acogera una comunidad de no más de cuatro hermanos.Consta de un oratorio, cuatro celdas (cama, armario y lavabo), dos baños comunes con ducha, sala de trabajo con emplazamiento para cuatro ordenadores, comedor, cocina y sala de comunidad (o capitular) para descanso y lectura.

 

 

 

 

 

Líneas del proyecto de vida comunitaria en Lourdes:

1. Oración: tanto personal como comunitaria, que será la dimensión fundamental en el convento S. Maximiliano Kolbe.
Cada fraile se compromete a vivir con todo el corazón, durante todo el día, el Amor del Padre escondido en Cristo
y animado por el Espíritu Santo.La oración, elemento central del convento, marcará las pautas de la vida de los frailes de la mañana a la tarde. Dos momentos de adoración eucarística al inicio y al final del día (en clausura), podrían ser una experiencia a vivir. La adoración, no como devoción momentánea, sino como principio estructural de la identidad espiritual personal
y comunitaria que nos hace alter Christus en la sequela de San francisco y San Maximiliano, a través de la Inmaculada Concepción, en la gracia del Amor trinitario. La vida de oración será alimentada con la meditación cotidiana de la Palabra de Dios, atendiendo especialmente a la liturgia dominical de las horas con una lectio divina comunitaria.

 

2. La fraternidad, a construir según el estilo franciscano, como calidad de una relación interpersonal equilibrada, será otra prioridad en la vida del convento. Esta relación interpersonal encuentra su raíz en la vida de oración y lleva a la creación
de un ambiente de verdadera familia entre los hermanos, caracterizado por la sencillez, la confianza, la naturalidad,
la capacidad de expresión afectiva libre de toda forma de dependencia, la madurez en continua lucha contra la
autorrealización narcisista.

3. El apostolado. Los hermanos serán particularmente responsables de la acogida de los peregrinos al “Pavillon” de la “Milicia
de la Inmaculada” como propuesta de catequesis, de animación y de evangelización, todo en estrecha colaboración
con los Santuarios de Notre Dame de Lourdes.
- Los hermanos se encargarán de desarrollar la Milicia de la Inmaculada mediante grupos de oración M. I. creados en Francia, proponiendo días de formación, cuidando las publicaciones y organizando, entre otras cosas, peregrinaciones “tras las huellas del P. Kolbe”.
- Los hermanos colaborarán en primera persona en las iniciativas de los Santuarios de Notre Dame de Lourdes: animación de la escuela de oración para los peregrinos, acogida espiritual de las familias y sus hijos…
- Los hermanos se abrirán a la dimensión internacional del apostolado kolbiano de la M. I.
- En la custodia de Francia, los hermanos de Lourdes se cuidarán, de manera especial, de elaborar y realizar proyectos multimedia.

4. Relaciones con los laicos.Se desarrollará una red de relaciones con el laicado local, en particular con quienes se muestren más sensiblesa la espiritualidad franciscana:
- Se celebrará con ello la liturgia de las horas en la capilla del “Pavillon”, fuera de la clausura.
- Se les propondrá una formación franciscana, mariana y kolbiana y un acompañamiento espiritual personalizado.
A este grupo de laicos se podría encomendar, en parte, el servicio a los hermanos del convento San Maximiliano Kolbe.

5. Inserción en la Diócesis/Santuario:
- Los hermanos tomarán a pecho integrarse en la vida de la comunidad cristiana local, por ejemplo en la participación en la Santa Misa en la iglesia parroquial.
- Se comprometerán a vivir con otras comunidades religiosas de Lourdes (en particular las de inspiración franciscana) ciertos tiempos del ciclo litúrgico, además de buscar otros momentos de fraternidad.
- Los hermanos participarán en las numerosas iniciativas de oración, retiro y formación que durante el año organizan los Santuarios de Notre Dame de Lourdes.

Posible horario:
- Levantarse
- Adoración eucarística
(en clausura, en la capilla del convento)
- Oficio de Lectura y Laudes
(con los laicos en la capilla de la Milicia)
- Desayuno
- Trabajo
- Ora Media y devoción mariana
(con los laicos en la capilla de la Milicia)
- Comida
- Trabajo
- Santa misa
- Vísperas
(con los laicos en la capilla de la Milicia)
- Cena
- Recreo fraterno
- Adoración eucarística y Completas
(en clausura, en la capilla del convento)
- Descanso.