Dejarse modelar por LA INMACULADA

Palabras de Marina, directora general de las Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe, divuldadas en una felicitación con motivo de la salemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María:

"Ofrecernos a María es dejar que Ella nos plasme, nos modele como hace el escultor con el mármol, la arcilla... Miguel Ángel decía que la escultura es el arte de «quitar», de hacer caer los pedazos inútiles para que aparezca la imagen que el artista tiene en su corazón.

Cuentan que, un día, el gran escultor florentino, iba paseando en un jardín y vio a un bloque de mármol abandonado en un rincón, cubierto de tierra y musgo. De repente se detuvo, como si hubiese visto a alguien.

«En ese bloque de mármol -exclamó- está encerrado un ángel: quiero sacarlo afuera». Y empezó a cincelarlo...

También María nos mira así como somos, como ese pedazo de piedra tosca cubierta de tierra, y dice: «Ahí adentro, está la imagen de mi Hijo, hay una creatura nueva y hermosa: quiero sacarla a la luz».

Si nos entregamos a Ella concreta y activamente, Ella nos ayuda a eliminar todas las partes inútiles que impiden que se forme la obra de arte."