Los franciscanos conventuales en el 66 aniversario del final de Auschwitz

El 27 de enero se ha celebrado el 66º aniversario de la liberación de los campos de concentración nazis de Auschwitz y Birkenau. Por primera vez, durante la celebración, los presidentes polaco y alemán estuvieron el uno al lado del otro. También por primera vez se pidió a los franciscanos conventuales dirigir la oración por las víctimas de la Segunda Guerra Mundial a causa de que el senado de Polonia declaró al 2011 "Año Kolbiano", proponiendo a San Maximiliano María Kolbe como "símbolo de las víctimas de los nazis".

En el Monumento a las Víctimas del campo de concentración de Birkenau, el vicario de la provincia de Cracovia, Padre Pablo Dybka OFMConv, oró "el descanso eterno", y los representantes del judaísmo hicieron la oración de "El Hombre Rajamim ". A continuación, los rabinos y los clérigos de diversas denominaciones cristianas leyeron juntos el Salmo 42a.