El Papa confía a la Virgen María el encuentro de Asís

"A la Virgen María, que guía a los discípulos de Cristo por el camino de la santidad..., confiamos también la Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo: una peregrinación a Asís, 25 años después de aquella convocada por el Beato Juan Pablo II", así lo ha afirmado el papa Benedicto XVI en el rezo del ángelus de ayer domingo 23 de octubre de 2011.

Información sobre el encuentro:

CIUDAD DEL VATICANO, 18 OCT 2011 (VIS).-Esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar la conferencia de presentación de la "Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo: Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz" que se celebrará en Asís (Italia) el próximo 27 de octubre.

 

Intervinieron en el acto el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, acompañado por el obispo Mario Toso S.D.B., secretario del mismo dicasterio; el arzobispo Pier Luigi Celata, secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; el reverendo Andrea Palmieri, responsable del departamento oriental del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos; monseñor Melchor José Sánchez de Toca y Alameda, subsecretario del Pontificio Consejo de la Cultura y el padre Jean-Marie Laurent Mazas, que dentro de ese dicasterio dirige el "Atrio de los Gentiles".

 

Con la convocación de la jornada de Asís, Benedicto XVI quiere solemnizar el 25 aniversario del histórico encuentro convocado en la ciudad natal de san Francisco por el beato Juan Pablo II en 1986. "Todavía hoy como hace cinco lustros el mundo tiene necesidad de paz -explicó el cardenal Turkson- Después de 25 años de colaboración entre las religiones y de testimonio común, es tiempo de balances y de renovar los compromisos frente a los nuevos retos que se plantean" como" la crisis financiera y económica que dura más de lo previsto; la crisis de las instituciones democráticas y sociales; la crisis alimentaria y ambiental; las migraciones bíblicas, las formas más engañosas del neocolonialismo; las plagas de la pobreza y del hambre; el indómito terrorismo internacional; el aumento de la desigualdad y la discriminación religiosa".

 

"Una vez más - basta pensar en los últimos sucesos de Egipto y en otras partes del mundo- hay que decir "no" a cualquier instrumentalización de la religión. La violencia entre las religiones es un escándalo que desnaturaliza la verdadera identidad de la religión, esconde el rostro de Dios y aleja de la fe", añadió el purpurado.

 

"El camino de las religiones hacia la justicia y la paz (...) se caracteriza por la búsqueda común de la verdad. Por eso Benedicto XVI quiere colocar la experiencia de Asís 2011 (...) bajo el signo de la peregrinación que implica (...) purificación y convergencia hacia un lugar superior, asunción de un compromiso comunitario".

 

La búsqueda de la verdad es "premisa para conocerse mejor, superar cualquier forma de prejuicio y también de sincretismo que ofusca las identidades". Igualmente "permite la colaboración en el bien común gracias a la convergencia en el plano de la razón natural"; es una condición para "abatir el fanatismo y el fundamentalismo que sostienen que la paz se obtiene con la imposición a los demás de las propias convicciones" y para "superar la babel de los lenguajes y el laicismo que quiere marginar de la familia humana a aquel que es Principio y Fin".

 

Por cuanto concierne a la organización de la Jornada, el cardenal indicó que el 27 de octubre las delegaciones saldrán de Roma en tren, junto con el Santo Padre. Una vez en Asís, irán a la basílica de Santa María de los Ángeles donde los participantes recordarán los encuentros anteriores y abordarán el tema del actual y Benedicto XVI pronunciará unas palabras. Después de una comida frugal habrá espacio para la reflexión y la oración. Por la tarde todos los presentes en Asís se pondrán en camino, en silencio, hacia la basílica de San Francisco. En los últimos tramos se unirán a ellos los miembros de las delegaciones. Llegados a la basílica se renovará el compromiso común por la paz.

 

Los países representados en Asís son más de cincuenta, entre los cuales, además de numerosas naciones europeas y americanas, se encuentran Egipto, Israel, Pakistán, Jordania, Irán, Arabia Saudí, Filipinas y muchos otros que " quizás son los que más sufren en este momento histórico, por problemas de libertad religiosa y diálogo entre las religiones", observó el cardenal Turkson.

 

Por su parte, monseñor Melchor José Sánchez de Toca y Alameda, subsecretario del Pontificio Consejo de la Cultura, puntualizó que por primera vez el Papa ha invitado a personas no creyentes a un encuentro religioso. "El Santo Padre -dijo- está convencido , y ésta es la base de esta decisión innovadora, de que el ser humano, creyente o no, está siempre en búsqueda de Dios y de lo Absoluto y que por lo tanto es siempre un peregrino en busca de un camino hacia la plenitud de la verdad".

 

Los invitados que han aceptado participar en la Jornada de Asís son Julia Kristeva (lingüista, psicoanalista, filósofa y escritora); el filósofo italiano Remo Bodei; Guillermo Hurtado, filósofo mexicano y el economista austríaco Walter Baier.