Fiesta en el aniversario de la fundación de la MI


Como cada 17 de octubre, la comunidad del convento San Maximiliano Mª Kolbe celebró su fiesta en recuerdo de la fundación de la Milicia de la Inmaculada. Compartieron el momento de gozo hermanos de las casas generalicias y de las comunidades conventuales de Roma, así como laicos de la M. I. y de la OFS.
Como novedad, este año se tuvo una plática de fr. Giacomo Bini, Ofm, sobre la actualidad del mensaje franciscano, o de cómo vivir hoy la riqueza del carisma y de la espiritualidad de San Francisco de Asís. El tema tratado fue el de la fraternidad como manifestación de la experiencia del Evangelio vivido en la cotidianidad, una experiencia que forma y transforma a los hombres y los hace solícitos buscadores de la verdad y lleva a la plenitud, convirtiendo y modelando al hombre conforme al único modelo, Jesús, que invita y atrae a ser testigos de la humanidad salvada, la cual vive con esfuerzo la tensión cotidiana de la coherencia entre fe y acción que lleva a gastar la vida por los otros.

Los hermanos están llamados a ser testigos de la comunión con Dios, lo que se traduce en comunión fraterna y crea armonía entre los hombres, dando vida al sueño común de un mundo más veraz y justo, un mundo abierto a la Paz y al Bien, dones del Espíritu Santo.
Tras la plática, la Eucaristía, fue presidida por fr. Jerzy Norel, vicario general de la Orden. En su homilía recordó la vida de fe de S. Maximiliano Kolbe, de quien se cumple el 70 aniversario de su martirio de caridad. Acogiendo el proyecto de Dios, S. Maximiliano comprendió la vida como don a compartir hasta el sacrificio último, a imitación de Cristo.
A la hora de la cena, ofrecimos una sencilla mesa fraterna expresamente preparada para un día de comunión y diálogo.
Agradecemos fraternalmente a cuantos compartieron tan importante celebración con nuestra fraternidad y a cuantos la hicieron posible.