23º Congreso Mariano Internacional

Del 4 al 9 de septiembre de 2012 se celebró en Roma, en las instalaciones del Auditorium Antonianum y de la Pontificia Universidad Antonianum, el 23° Congreso Mariológico Mariano Internacional organizado por la Pontificia Academia Mariana Internacional, confiada por la Santa Sede a la Orden de los Hermanos Menores. El Congreso fue presidido por su Eminencia el cardenal Angelo Amado, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos. Más de trescientos cincuenta eruditos y amantes de la mariología provenientes de diversas partes del mundo, y en su mayor parte pertenecientes a las Sociedades Mariológicas Nacionales, se reunieron para discutir un tema de gran interés: "La mariología a partir del Concilio Vaticano II. Recepción, balance y perspectivas".

 

El Congreso inició la tarde del 4 de septiembre con la apertura oficial que tuvo lugar en la Basílica de Santa María la Mayor: para la ocasión, después de las celebraciones de las Víspera, el cardenal Amado pronunció el discurso de apertura oficial, ilustrando, entre otras cosas, las razones teológicas y formativas del compromiso en el ámbito de los estudios mariológicos y de la auténtica devoción mariana. Los trabajos continuaron en los días siguientes en las mañanas, con las relaciones generales presentadas por exponentes de las sociedades mariológicas nacionales y, por las tardes, con los trabajos de grupo organizados en 15 sesiones lingüísticas. Las relaciones generales han tratado el punto sobre la mariología contemporánea a partir de la competente contribución dada por los Obispos de Roma a la correcta recepción de la doctrina contenida en el capítulo VIII de la Lumen Gentium.

Además, se examinaron las numerosas relaciones entre mariología y las otras disciplinas teológicas, se ilustraron los desafíos ecuménicos y multiculturales a los cuales se debe responder y se indicaron los nuevos caminos a seguir para el progreso de los estudios mariológicos. El momento culminante del Congreso se vivió la mañana del sábado 8 de septiembre, con la audiencia concedida por Benedicto XVI en la residencia de Castel Gandolfo. El Santo Padre, en el discurso dirigido a los presidentes, refiriéndose al capítulo VIII de la Lumen Gentium, dijo: «el texto conciliar no ha agotado todas los problemas relacionados con la figura de la Madre de Dios, pero constituye el horizonte hermenéutico esencial para toda reflexión posterior, tanto de carácter teológico, como de carácter más propiamente espiritual y pastoral». La clausura del Congreso tuvo lugar el domingo 9 de septiembre en la Basílica de San Antonio en Vía Merulana, con la celebración eucarística presidida por su Eminencia, el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura. Animó la litugia Vocalia Consort, que la tarde del viernes 7 de septiembre, en la Basílica de Santa María en Aracoeli, había ofrecido un concierto de música sacra con el tema: "Salve Reina". Fr. Vincenzo Battaglia, OFM (Presidente)