Inundaciones en Lourdes

Lourdes_inundada

Ocurrió el pasado sábado, 20 de octubre. Las imágenes son sobrecogedoras. Tras las lluvias torrenciales caídas en los Pirineos, una riada de agua turbia desbordó el cauce del río Le Gave, inundando la misma Gruta de las Apariciones de Nuestra Señora de Lourdes. Toda la explanada del Santuario quedo anega por un agua que se llevó aquello que se interpuso en su camino. Gracias a Dios no se han tenido que lamentar víctimas, aunque numerosos peregrinos tuvieron que ser evacuados. Al volver las aguas a su cauce han dado paso a un gran lodazal. Los daños son cuantiosos y se ha hecho un llamamiento a la solidaridad para reponer el Santuario a su estado habitual. Con eficaz rapidez, se ha conseguido limpiar y condicionar todo el recinto sacro, que ya vuelve a estar abierto al público. Las piscinas, no obstante, quedarán cerradas por ahora. Por cierto, antes de las apariciones, la Gruta era conocida como el “cubil de los cerdos”… Y ahí se quiso hacer presente la Virgen en 1858.

 

 

 

Entonces la serpiente vomitó de su boca como un río de agua detrás de la mujer para que la arrastrara” (Ap. 12, 15). Sin embargo, las aguas no alcanzaron la estatua de la Inmaculada, ni cubrieron la Cruz o las velas de la Gruta (aunque llegaron a cubrir el altar). No movieron la roca y el templo quedó a salvo. María permanece junto a la Cruz, junto a nosotros, aunque este mundo en su anegación trate de hundirla.

 

Ciertamente, lo sucedido es una gran llamada a la conversión y a renovar nuestra confianza en nuestra Madre. He aquí las palabras que el Santo Padre Benedicto XVI pronunció al día siguiente, domingo 21 de octubre, antes de la oración del Ángelus:

“Antes de concluir esta celebración, dirijámonos a quien es la Reina de todos los santos, la Virgen María, con el pensamiento en Lourdes, azotada por la grave crecida del (río) Gave que ha inundado también la Gruta de las Apariciones de la Virgen. En particular, queremos hoy confiar a la materna protección de la Virgen María a los misioneros y las misioneras –sacerdotes, religiosos y laicos– que en todas partes del mundo esparcen la buena semilla del Evangelio. Oremos también por el Sínodo de los Obispos, que en estas semanas se está confrontando con el desafío de la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”. ¡Nos tenemos que tomar en serio la Nueva Evangelización!

Más información:

Web oficial del Santuario:

http://fr.lourdes-france.org/

Donaciones para la reparación de los daños causados en el Santuario por las inundaciones:

http://fr.lourdes-france.org/evenement/operation-lourdes-solidarite-inondations-2012

Breve resumen de las apariciones de Nuestra Señora a Bernadette Sobirous (en español):

http://www.lourdes-france.org/index.php?goto_centre=ru&contexte=es&id=570&id_rubrique=570