En todo momento, seguimos confiando en nuestra Madre Inmaculada...

Y encomendamos en la oración a los damnificados por el hurracán Sandy que asota Nueva York y Nueva Jersey.

Milagrosa_huracn_Sandy

(fuente: www.washingtonpost.com)