Frutos de santidad de la M.I.: Beato Timoteo Trojanowski

Ayer celebramos la fiesta del beato Timoteo Trojanowski, mílite de la Inmaculada y fraile conventual, hijo espiritual de San Maximiliano

En el bautismo recibió el nombre de Estanislao Antonio, que cambió por el de Timoteo al hacer la profesión religiosa. Nació en Sadlowo (Polonia) el 29 de julio de 1908, hijo de Ignacio y Francisca. Como la suya era una familia pobre, tuvo que trabajar desde pequeño, y por ello no pudo ir a la escuela más que los tres primeros cursos de la enseñanza elemental. Cuando tenía 22 años entró en el convento de franciscanos conventuales de Niepokalanow. Dos años más tarde emitía la profesión simple y el 11 de febrero de 1935 la solemne.

Se le destinó a la redacción de la revista «El Caballero de la Inmaculada» y era también enfermero de la comunidad. Declarada la guerra, tuvo la opción de irse pero prefirió permanecer con los religiosos, siete de los cuales, y él entre ellos, fueron arrestados el 14 de octubre de 1941 y llevados a Varsovia, donde fueron encarcelados. A comienzos de enero del año siguiente fue llevado al campo de concentración de Oswiecim, donde contrajo una pulmonía que le llevó a la muerte el 28 de febrero de 1942.

Religioso observante, humilde y entregado a su vocación, hombre de oración y de intensa vida interior, soportó con paciencia y fe las duras condiciones de la cárcel y del campo de concentración, que minaron su salud. Era devotísimo de la Inmaculada. El papa Juan Pablo II lo beatificó el 13 de junio de 1999.

 

Fuente: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003