En el Mundo

Aquí encontrarás todas las noticias marianas, de Iglesia, reflexiones y oraciones de todo el Mundo.

El amor de la Orden Franciscana hacia Maríaº

Una de las muchas imágenes del Sacro Convento de Asís que hablan del amor de la Orden Franciscana a La Inmaculada.

(San Francisco de Asís -derecha- y San Bernardino de Siena -izquierda-)

LA INDULGENCIA DE SANTA MARÍA DE LA PORCIUNCULA

En la segunda mitad de julio de 1216, cuando faltaba poco para el 2 de agosto, primer aniversario de la consagración de Santa María de la Porciúncula, San Francisco de Asís se presentó con fray Maseo ante el papa, y le pidió "una indulgencia para el aniversario de la consagración, sin necesidad de limosnas". El papa se sorprendió, pues la ayuda económica era imprescindible en estos casos. Con todo le ofreció un año, más de lo habitual, pero al Santo le pareció poco uno, dos, tres o siete años, y replicó: "Plazca a vuestra santidad concederme almas, no años". Y, ante la extrañeza del pontífice, le explicó: "Quiero, si place a vuestra santidad, por los beneficios que Dios ha hecho y aún hace en aquel lugar, que quien venga a dicha iglesia confesado y arrepentido quede absuelto de culpa y pena, en el cielo y en la tierra, desde el día de su bautismo hasta el día y hora de su entrada en ella ".
La perplejidad del papa estaba más que justificada: el Concilio Lateranense IV, pocos meses antes había limitado a un año la indulgencia para la dedicación de una iglesia, y a sólo cuarenta días para el aniversario, con el fin de favorecer la única indulgencia plenaria que existía entonces, la de Ultramar, establecida por el Concilio de Clermont (1095) con motivo de la Primera Cruzada. En un principio estaba reservada a los peregrinos de Tierra Santa y a los cruzados, pero el Concilio acababa de hacerla extensiva a quienes colaboraran materialmente con la Cruzada. Por tanto, una indulgencia plenaria sin riesgo físico ni coste económico, con la sola condición de acudir a la Porciúncula sinceramente arrepentidos, era algo inconcebible; de ahí que el papa respondiera: "Mucho pides, Francisco. La Iglesia no suele conceder tales indulgencias". A lo que él replicó: "Messer, lo que pido no viene de mí, es el Señor quien me envía". Entonces el pontífice exclamó, por tres veces: "¡Me agrada que la tengas!".

SAN MAXIMILIANO KOLBE - Caballero de María

Acabamos de tener noticia de la publicación de un nuevo libro sobre San Maximiliano por ediciones Paulinas, lo publicita de esta manera: Cuenta la vida de este santo que gasto su vida entera en hacer amar y venerar a la santísima Virgen María, se ofreció para reemplazar a uno de sus compañeros en cautiverio, quien había sido condenado a muerte. Conocido también como el caballero de la Virgen María. Colección: Espiritualidad Autor: Patricia Edward Jablonski, fsp Páginas: 128 Formato: 11 x 16 ISBN: 9789586697705 Precio: 5,700

Funeral por fr. Mariusz Paczóski en el Vaticano

El 23 de junio del 2012, en la Basílica de San Pietro del Vaticano, se celebraron los funerales por fr. Mariusz Paczóski OFMConv.

EL Vicario general de la Orden recordó: "Su servicio como Ministro provincial fue señalado, por providencia divina, por dos grandes acontecimientos para los franciscanos conventuales de Polonia: en 1971, la beatificación y, en 1982, la canonización de San Maximiliano Kolbe". Nosotros nos unimos en oración por su eterno descanso en el Señor y le confiamos a la poderosa intercesión de la Inmaculada, agradecidos por su gran amor a San Maximiliano Kolbe y a la Milicia de la Inmaculada.

Presidió la solemne celebración Mons. Gianfranco Girotti, Regente de la Penitenciaria Vaticana, con la presencia de los cardenales Sodano, Coppa y Sardi.Además de los hermanos de la Comunidad-Colegio de los penitenciarios, con el Rector, fr. Rocco Rizzo, asistieron hermanos de las Casas generalicias, religiosos de varios institutos y laicos, entre éstos la embajadora de Polonia ante la Santa Sede. En representación del Ministro general estuvo el Vicario general, fr. Jerzy Norel y el Secretario general, fr. Vincenzo Marcoli. Fr. Wiesław Pyzio, Ministro provincial de la Inmaculada Concepción, provincia nativa del difunto, ofreció una inspirada homilía.

Bajo el amparo de la Virgen

Ésta es la imagen de "Notre-Dame du Chant d'Oiseuax" (Nuestra Señora del canto de los pájaros), venerada en la iglesia de San Antonio de Padua de Bruselas. Su preciosa sonrisa ha sido entendida por la nueva fraternidad de los Franciscanos Conventuales de Bruselas como expresión de que es voluntad de Nuestra Madre que se lleve adelante el proceso de renovación iniciado el pasado día 13 de junio por frailes de diversas nacionalidades.

Es de notar también que en esta iglesia existe una capilla dedicada a San Maximiliano Kolbe.

¡Santa María, Madre Inmaculada, que todos los consagrados a ti seamos fieles a la gracia recibida para gloria de Dios y bien de nuestros hermanos!

Recuerdan a San Maximiliano Kolbe cerca de Auschwitz

Ha hecho 71 años, el 1 de marzo de 1941, las autoridades de ocupación alemanas decidieron construir Auschwitz II - Birkenau, en el pueblo de Birkenau. En virtud de esa decisión, a finales de marzo y principios de abril de 1941, la gente de los pueblos vecinos: Babice, Birkenau, Bud y Harmęż, fueron expulsados de sus tierras.

El viernes 23 de marzo, la parroquia de Harmeze, de la mano de los Franciscanos Conventuales, realizará una procesión por las calles de la aldea junto con la devoción de la Cruz. Los peregrinos llegan al edificio de la Escuela Primaria, que recuerda la ocupación, con flores y velas encendidas. El Vía Crucis será precedido por la Misa a las 18,00 en la iglesia de los franciscanos en Harmęże. Y en todo se reflexionará sobre la vida y las experiencias de San Maximiliano Kolbe en el campo de concentración de Auschwitz.

Reliquia de San Maximiliano en Lourdes

¡El nuevo obispo de Tarbes, monseñor Brouwet, ha decidido que la reliquia que se colocará en el nuevo altar de la Basílica del Rosario (del santuario de Lourdes -Francia-) sea la de San Maximiliano Kolbe! Se trata de pelo de su barba tras el corte a su regreso de Japón. Esta reliquia se le ofreció al nuevo obispo por parte del guardián del convento de los Franciscanos Conventuales en Lourdes, fray Francisco Godefert.

¡Este gran apóstol de la Inmaculada que sólo pudo estar una vez en Lourdes se encuentra ahora en su corazón, en el altar del santuario principal de la basílica! El nuevo altar será dedicado este próximo viernes, 23 de marzo.