Imagen bendecida por San Maximiliano Kolbe

El 6 de septiembre de 1933 el p. Maximiliano María Kolbe, a su paso por Asís, fue invitado a bendecir esta imagen de uno de los patios interiores del Sacro Convento de San Francisco. Sin duda ya en ese momento la Orden Franciscana Conventual reconocía en él a un verdadero enamorado de la Inmaculada y la labor de la misma Milicia de la Inmaculada por él fundada.

¡Gracias, San Maximiliano por tu legado de amor a María Inmaculada, ayúdanos a saber vivir este misterio como tú, a ser apóstoles suyos en este mundo que tanto lo necesita, para tantos hermanos que necesitan luz, salvación!