Un misterio de amor.

La Inmaculada quiere mostrar en nosotros y por medio de nosotros la plenitud de su misericordia: no interpongamos obstáculos, dejémosla actuar. Pero, ¿por qué Ella quiere hacer esto precisamente con nosotros? Es un misterio de amor.