Orar con la estampa

A ti, san Maximiliano María Kolbe, te dirijimos nuestra oración, agradecidos por la luz de tu sincero y loco amor hacia nuestra Madre, la Inmaculada. Ayúdanos a preparar ese abrazo de nuestra Madre. Cada día renovamos nuestra consagración a Ella. Necesitamos que sea cada vez más total, más plena, más incondicional, más concreta. Incluso cuando no sentimos nada, ayúdanos a sostenernos en Ella, ya que hemos conocido su amor, ya que hemos recibido ya tantas gracias por medio de Ella, ya que hemos conocido la fuerza liberadora de la fe, el Amor de nuestro Señor Jesucristo. A Él toda la gloria ahora y siempre. Amén. (Sigue con tus palabras, desde tu corazón...)