"Acepté las dos coronas"

Sueño de las dos Rosas de San Maximiliano Kolbe
 
 
En 1906, con 12 años, sucede un acontecimiento que marca de forma fundamental la vida de San Maximiliano Kolbe.
 
El mismo nos lo cuenta:

"Mamá, cuando me reprochaste, pedí mucho a la Virgen me dijera lo que sería de mi.
Lo mismo en la iglesia, le volví a rogar.
Entonces se me apareció la Virgen,
teniendo en las manos dos coronas: una blanca y otra roja.
Me miró con cariño y me preguntó si quería esas dos coronas.
La blanca significaba que perseveraría en la pureza y la roja que seria mártir.
 
Contesté que aceptaba las dos.

Entonces la Virgen me miró con dulzura y desapareció"
 

Desde entonces toda su vida estaría marcada por la presencia amorosa de la Virgen María.
 
San Maximiliano Kolbe, enséñanos también a nosotros a seguir a La Inmaculada, aceptando las coronas, aunque sean de espinas, que Ella nos tenga preparadas.