Vida de San Maximiliano (3)

 

Niepokalanów

 

Todo resultaba pequeño para las necesidades de “El caballero”. El P. Kolbe soñaba con una ciudad dedicada a la misión del Reino a través de la Inmaculada, usando los medios más modernos para difundir la buena noticia del Evangelio.

Después de largos coloquios con los Superiores de la Orden y con el príncipe Drucki-Lubecki, obtiene de éste un lote de terreno de cinco hectáreas, en las cercanías de Varsovia, suficiente para la “Ciudad de la Inmaculada”: Niepokalanow.

La primera piedra de la ciudad fue una estatua de la Inmaculada, colocada por San Maximiliano antes de terminar los trámites con el príncipe Deucki-Lubecki. La construcción de la ciudad la llevan a cabo los frailes con la ayuda de los vecinos del lugar. El 21 de noviembre de 1927, se celebra la primera misa en la capilla, el primer edificio levantado. En el centro de Niepokalanow se construye un gran complejo editorial en forma de “H”, que comprende la redacción, las cabinas fotográficas, la tipografía, el taller de los motores con las centrales eléctricas subterráneas, las secciones de encuadernación, de almacenaje y expedición. La Ciudad de la Inmaculada se complementa con los espacios para la fraternidad, el noviciado, la enfermería..., y los talleres de carpintería, zapatería, sastrería... El número de religiosos crece vertiginosamente atraídos por el ideal de la misión de la Inmaculada. De los veinte primeros hermanos que llegan en 1927, superan los setecientos al estallido de la segunda guerra mundial.

 

 

En Niepokalanow, sus ciudadanos, hermanos menores conventuales, se hallan divididos en departamentos y secciones, que hacen referencia a las labores y trabajos de redacción, tipografía, tecnología, construcción, administración interna..., y hasta cuerpo de bombreros y de serenos.

En esta ciudad fueron recibidos como “hermanos y hermanas” los últimos adelantos técnicos para el apostolado de la prensa: los motores diesel y las grandes rotativas, con capacidad para 76.000 copias a la hora. También forman parte de la “fraternidad técnica” los inventos de los hermanos, patentados por el gobierno polaco, como la máquina de direcciones postales, premiada en 1938, en la Exposición Mundial de París.

Durante el guardianato del P. Kolbe (1936-1939), se allana el terreno para la instalación de la estación ferroviaria que une con la línea nacional, y se prepara la pista de aterrizaje -los motores para el avión ya estaban listos-. Se proyecta la instalación de la radio y de la cinematografía... Todos los medios de comunicación se ponen al servicio de la Inmaculada. Todos los medios estan bendecidos: la prensa, la radio, la televisión, el cine, los discos..., pues todos pueden comunicar ideas, noticias, enseñanzas. El P. Kolbe está tan convencido de que estos medios son como los grandes altavoces de la misión de la Inmaculada, que preguntado en cierta ocasión por un visitante: “¿Qué diría San Francisco ante esta máquina tan costosa, si viviese ahora?”. La respuesta no se hizo esperar: “Se remangaría -dijo el Santo al interlocutor-, haría andar a toda velocidad la máquina, trabajaría como trabajan estos buenos frailes, de manera tan moderna, para difundir la gloria de Dios y de la Inmaculada”.

La roca sobre la que se cimenta toda Niepokalanow, sus medios, las publicaciones: “El Caballero de la Inmaculada” llega a alcanzar una tirada de 750.000 ejemplares al mes, llegando el extraordinario a un millón, o “El Pequeño Diario”, cotidiano católico de actualidad, con una tirada diaria de 150.000 ejemplares, llegando los festivos a los 250.000, son la fraternidad y la desapropiación: capacidad de crear comunicándose y desgastándose. El dinero no es el capital. Llegan donativos y limosnas, pero son destinados a la misión de la Inmaculada. “El dinero no está ordenado para la propia comodidad o para proteger el quietismo, sino que está al servicio del bien común, con función misionera”.

Todos los medios pueden utilizarse, sin perder de vista que el fin de éstos, la conversión de las almas, es efecto de la gracia. Los medios deben ser trasparencia de la vida: “Espero, no se olvide, que la conversión es obra de la gracia. Cuanto llevamos al exterior debe ser reflejo de nuestra plenitud interior. El fruto de nuestro apostolado depende de la oración”.

 

Mugenzai-No Sono-Y OTROS Proyectos

 

Dos años y medio después de levantar Niepokalanow, en marzo de 1930, con el permiso de los Superiores de la Orden y de la Congregación de Propaganda Fidei, parte con otros cuatro compañeros al Extremo Oriente.

El proyecto misionero en Nagasaki, donde se establecen, se basa en el testimonio de vida y en la prensa. El P. Kolbe da clases de teología y filosofía en el seminario, y los seminaristas le traducen del latín al japonés los artículos para “El Caballero de la Inmaculada”. Mons. Hayasaka, obispo de Nagasaki, dirá del P. Kolbe: “¡O es un santo o un loco!”.

Los cinco misioneros llegan a Nagasaki en abril de 1930, y el 25 de mayo envían un telegrama a Polonia, diciendo: “Hoy publicamos “El Caballero” en japonés. Tenemos la tipografía. ¡Gloria a la Inmaculada!”. La primera publicación tiene una tirada de 10.000 ejemplares. En 1941, fecha de la muerte del P. Kolbe, alcanza los 80.000 ejemplares.

En el Capítulo provincial de 1930, en junio, se le permite la fundación de la “Ciudad de la Inmaculada” en Japón. Al año siguiente está levantada, y se le bautiza con el nombre de Mugenzai-No-Sono (El Jardín de la Inmaculada). Los japoneses fueron atraidos por su forma de vida. Como un eco repetían: “Sois pobres, vivís de limosna, vuestro monasterio no tiene criados y esta vuestra fe debe ser la verdadera”.

Niepokalanow y Mugenzai-No-Sono fueron proyectos realizados. Por su mente pasaron muchos otros, y en sus escritos se hallan sueños sobre Corea, Moscú, Singapur... “¿No sería oportuno detenerse y crear una Niepokalanow para los pueblos de lengua malaya? ¿Qué debemos decir de China, de la India, de Turquía, del mundo árabe y de toda África?”.

 

Misionero en el Corazón de la Guerra

 

Cuatro Días despues de la Declaración de Guerra de Alemania una Polonia, El 1 de septiembre de 1939, Las Autoridades alemanas ordenan la evacuación de Niepokalanów. Apuestas iniciales de dispersarse, el P. Kolbe Envía un Los suyos un misionar ". Ejercitad El Nuevo Trabajo misionero especialmente CON EL buen Ejemplo, Con la Fidelidad Los Compromisos asumidos un honor en de la Inmaculada. Al Regresar a vuestras Familias o al ir uno Otra instancia de parte, acordaos de cumplir Con religiosa Misión Vuestra ".

En Niepokalanów Quedán se, Con El Permiso del Ministro provincial, P. Kolbe El 65 hermanos y Otros. La Ciudad de la Inmaculada bombardeada y saqueada, sí convierte en hospital, y el Santo teléfono móvil de Toda La confianza en la Inmaculada: "La Inmaculada nep ha mortajar Hispana. Ella lo quita nep. Ella SABE bien Como estan las Cosas ".

El 19 de septiembre de 1939, la Gestapo y arrasa roba Cuanto PUEDE o lo precinta. Los Religiosos hijo arrestados y conducidos al Campo de Concentración de Amlitz (Alemania). Un mes despues, el P. Kolbe es trasladado Otros compañeros Con al Campo de Concentración de Ostrzesrow (Polonia), El y 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada, les permiten volver una Niepokalanów.

En torno al P. Kolbe Vuelven reunirse una UNOS trescientos hermanos. Aunque les permiten realizar ALGUNOS Editar Hasta Trabajos y "El Caballero", la Misión de Niepokalanów Ahora Es la de acoger un cuantos Tienen necesidad, y la Ciudad de Las Abre puertas una milla de refugiados, Entre ELLOS un centenares de judios. Que es, Como el Santo dados a Los suyos: "Nuestro fin es Crecer En El Amor a Ella e inflamar De su amor Todo El Mundo. La Objective de Niepokalanów no es la Tipografía, ni la Realización de Obras Otras, Medios Estós hijo. La Objective ES EL un amor la Inmaculada Virgen".