Mensaje del Presidente Internacional a la M.I. en España

Nuestro presidente Internacional de la Milicia de la Inmaculada,

Fray Rafaelle di Muro,

 

 

ha querido dirigirnos un cariñoso mensaje a todos los asistentes en la

8ª Asamblea Nacional de la M.I. en España

que este año está teniendo lugar del 26 al 28 de mayo en Granollers (Barcelona).


¡ Gracias Fray Rafaelle por sus calurosas palabras

que nos infunden ánimo para seguir trabajando por y para La Inmaculada,

según el espíritu que nos enseñó San Maximiliano Kolbe !

 

 

Entrevista en Radio María a Fr. Raffaele di Muro, presidente Internacional de la M.I.

Os dejamos en nuestra web el podcast con la entrevista a nuestro Presidente Internacional, Fray Raffaele di Muro, en Radio María, y emitida el 30 de marzo del 2017.

La entrevista fue realizada con motivo de la visita que Fray Raffaele di Muro realizó a nuestro país, por motivo de la celebración del Centenario de la fundación de la Milicia de la Inmaculada.

En la misma participaron el Director de Radio María, Padre Luis Fernando de Prada, nuestro presidente Internacional, Fray Raffaele di Muro, el presidente nacional de la M.I. en España, Miquel Bordas y el Asistente Nacional de la M.I. en España, Fray Abel Acezón

 

 Click aquí para oir la entrevista a Fray Raffaele di Muro en Radio María

P. Raffaele di Muro: “Caminemos con la certeza de que nuestra misión será el milagro de la Inmaculada”

Crónica de la visita a España del Presidente Internacional de la Milicia de la Inmaculada, el P. Raffaele di Muro, con motivo del Centenario de su fundación

 

IMG 20170319 WA0042

 

España recibió, del 17 al 21 de marzo de 2017, la visita del Presidente Internacional de la Milicia de la Inmaculada (M.I.), el P. Raffaele di Muro. Durante este año en que la M.I. conmemora el centenario de su fundación, el P. di Muro está visitando los diversos centros de la M.I. de todo el mundo. En esta ocasión, nuestro Presidente Internacional ha visitado los grupos de Madrid y Murcia. Coincidiendo con la Solemnidad de San José, estos días han sido fuente de gracia para numerosas almas que han podido profundizar en la espiritualidad mariana de San Maximiliano María Kolbe.

A sólo unas horas de aterrizar en el aeropuerto madrileño de Barajas, la tarde del viernes 17 de marzo, el P. Raffaele pudo compartir unos minutos con un grupo de mílites que se reúne quincenalmente en la parroquia franciscana de Ntra. Sra. Del Rosario de Batán de Madrid. “Estoy muy contento de ver la Milicia en acción”- expresó el P. Raffaele ante el grupo de fieles que oraba ante la imagen de la Virgen María.

20170317 183455

Esa misma tarde, el Presidente Internacional de la M.I. fue entrevistado en Radio María por su Director, el P. Luis Fernando de Prada. Junto al P. Raffaele, participaron en la grabación (que se emitirá más adelante), nuestro Asistente Nacional de la M.I., el P. Abel García-Cezón OFMConv y nuestro Presidente Nacional, Miquel Bordas. Reflexionando acerca de la obra evangelizadora que Radio María está realizando en el mundo, el P. Raffaele afirmó que “Radio María era el sueño de San Maximiliano Kolbe”, comentando que en todos los lugares a los que llegaba esta radio de la Virgen, se hablaba una lengua común, la lengua de Nuestra Madre.

El sábado 18 de marzo, fr. Raffaele di Muro, acompañado por el Asistente Nacional y el Presidente Nacional, partía hacia Murcia, para unirse al grupo local de la M.I. en una peregrinación a Caravaca de la Cruz, con ocasión del Año Jubilar. Tras una comida compartida al aire libre en Las Fuentes del Marqués, el grupo rezó el Rosario y se dirigió a la parroquia de El Salvador para iniciar desde allí la peregrinación hacia la Basílica Santuario de la Vera Cruz. Allí participaron en la Santa Misa, concelebrada por Fr. Raffaele y Fr. Abel. Al finalizar la celebración, los mílites pudieron venerar el Lignum Crucis. A continuación, el grupo rezó vísperas en los alrededores del Santuario. Una entrañable cena en la Venta “Alegría” ofrecida por el grupo local despedía esta jornada, llena de bendiciones.

IMG 20170319 WA0092

 

“nuestra misión es que nuestro corazón desborde de amor”

El día siguiente, el tercer Domingo de Cuaresma (habiéndose trasladado la Solemnidad de San José al lunes siguiente) estuvo presidido por la Eucaristía (precedida del Santo Rosario), seguida de la posterior conferencia del P. Raffaele, en el Eremitorio de Nuestra Señora de la Luz de Santo Ángel-Murcia. La Santa Misa estuvo presidida por el P. Raffaele, y concelebraron el P. Francisco, Capellán de este Eremitorio y el P. Abel. En su homilía, nuestro Presidente Internacional hizo alusión a la promesa que hizo a los murcianos de visitarles, cuando peregrinaron a Roma en septiembre de 2016. Remarcó el clima de oración que percibía entre los mílites murcianos y la profunda devoción que tenían a María. Aludiendo al evangelio de la Samaritana, animó a meditar en su encuentro con Jesús, asegurando que “su Palabra refuerza nuestro espíritu, con su amor, su paz, su gracia y su fuerza para nuestra santificación”. De este modo, animó a acoger este don en nuestro corazón, a partir del encuentro con Jesús, que viene a iluminar nuestras tinieblas y a ayudarnos a reconocer nuestro pecado, ofreciéndonos el “agua viva” de la gracia. Insistió en la necesidad de testimoniar con nuestra vida lo que Jesús ha obrado en nosotros, como lo hizo la Samaritana. “En esto, la Samaritana me recuerda a San Maximiliano –apuntó el P. Raffaele, -que arde en el deseo de que toda la humanidad pueda conocer el amor de Cristo y de María”. Recordando al P. Kolbe, remarcó que “nuestra misión es que nuestro corazón desborde de amor”. Y es que “llenándonos del amor del Señor y de María, nuestro corazón explotará de amor”.

IMG 20170319 WA0055

Después de una comida fraterna con los hermanos del Eremitorio de La Luz, Fr. Raffaele visitó la Plaza Cardenal Belluga de Murcia, antes de volver a Madrid.

El lunes 20 de marzo, el P. Raffaele se encontró con la Milicia de la Inmaculada de Madrid en la parroquia de Ntra. Sra. Del Rosario de Batán. El encuentro comenzó con el rezo del Rosario y a continuación tuvo lugar la conferencia del P. Raffaele. La Misa Solemne por la Festividad de San José fue presidida por Fr. Raffaele y concelebrada por los padres franciscanos (entre los que se encontraba el Provincial, P. Ángel Mariano). En la homilía, Fr. Raffaele trazó un paralelismo entre la espiritualidad de San José y San Maximiliano Kolbe.

IMG 20170321 WA0015

 

“la oración será siempre la fuerza de la misión”

En sus conferencias en Murcia y en Madrid, el P. Raffaele señaló la relevancia de este año en que la M.I. celebra su Centenario, con el lema: “Cien años de historia, cien años de misión”. En este sentido, insistió en la importancia que la misión tenía para San Maximiliano Kolbe, y cómo en todo momento estaba fundamentada en la oración. “La M.I. nace de la oración”-subrayó. De la oración también nacerían obras tales como “El Caballero de la Inmaculada”, la Ciudad de la Inmaculada… e incluso su martirio, estuvo siempre acompañado de la oración. En la celda de la muerte, con Kolbe, “los prisioneros mueren invocando a la Inmaculada. Es un martirio que se vive orando”. El P. Raffaele comentó varios episodios en los que, gracias a la confianza en la oración de San Maximiliano, la victoria siempre era de la Providencia. Así pues, el P. Raffaele reiteró que “la oración será siempre la fuerza de la misión”.

Otro de los aspectos en los que se centró el P. Raffaele fue en la fidelidad a Jesús en el día a día, en cada “sí” que hemos de renovar en las pequeñas cosas. “Esto es posible cuando la paz de Cristo está en nuestros corazones”- dijo. Y, una vez más, con la gracia de la Inmaculada: “San Maximiliano siente la urgencia de recordar al hombre que tiene una Madre, que la Inmaculada es Madre”.

“el apostolado para San Maximiliano es la sobreabundancia del amor que llevamos en el corazón de Jesús y María”

En cuanto al apostolado de la M.I., Fr. Raffaele expresó que “el apostolado para San Maximiliano es la sobreabundancia del amor que llevamos en el corazón de Jesús y María”. Contó que las personas que se cruzaron con el P. Kolbe, quedaron impresionadas por el amor que irradiaba y cómo rezaba. Incluso en un escenario como Auschwitz, conservaba una luz especial, derivada del amor que irradiaba de su alma.

IMG 20170319 WA0099

El “estilo” del mílite constituye otro de los puntos de las charlas del P. Raffaele. Un estilo marcado por un trabajo continuo, lleno de amor por la Madre de Dios. San Maximiliano solía decir: “nuestra vida es muy sencilla; trabajamos de la mañana a la noche por la Inmaculada”. “Esta es nuestra vida –repitió, -sudar de la mañana a la noche por la Inmaculada”.

Como factor fundamental, el P. Raffaele alegó que era indispensable mantener la comunión entre los miembros de la M.I: “sólo en comunión todos los mílites pueden vivir una misión fuerte, sin comunión, queda estéril”. Así las cosas, comentó que San Maximiliano siempre quiso mantener la comunión de su misión como una familia que trabaja por la Inmaculada y evangeliza.

“nosotros somos el milagro de amor de la Inmaculada”

Finalmente, abordó otra virtud del P. Kolbe: la capacidad para valorar los talentos y ponerlos a disposición de la Inmaculada. “Podemos llevar adelante nuestra misión con los dones que Dios ha puesto en el corazón”. Por ello, instó a “utilizar los dones con valentía, con gestos nuevos, sin miedo a ser juzgados e inventando apostolados nuevos”.

“El mundo y la M.I. os necesita. Vosotros sois ese testimonio y fuerza que enriquece la Iglesia”- enunció el P. di Muro. Contagiando su seguridad de que la presencia de María nos acompaña siempre, indicó que “nosotros somos muy pobres, nuestro único capital es la Inmaculada; Ella es nuestra riqueza, caminemos con confianza.” “Caminemos con la certeza de que nuestra misión será el milagro de la Inmaculada – atestiguó, -nosotros somos el milagro de amor de la Inmaculada”.

¡ Bienvenido Fray Raffaele !

Con gran alegría os anunciamos que esta semana recibiremos la visita del Presidente Internacional de la Milicia de la Inmaculada, Fray Raffaele di Muro.

Fray Raffaele visitará España para confortarnos y guiarnos, a todos los que formamos la M.I., en este año tan especial para nosotros, como es el del Centenario de nuestra fundación.

La agenda de su visita será la siguiente:
 
Madrid
17-Marzo: llegada a Madrid y entrevista en Radio María. Os anunciaremos el dia y la hora en qué será transmitida esa entrevista.
 
Murcia

18-Marzo: Peregrinación a Caravaca junto con el grupo de la M.I. en Murcia.
19-Marzo: Santa Eucaristía en el Santuario del Eremitorio de la Luz y a continuación Conferencia del Padre Raffaele.
 
Madrid

20-Marzo: Madrid. Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Batán)
17:30 Conferencia impartida por Fr. Raffaelle di Muro
19:00 Rosario
19:30 Eucaristía – Festividad de San José
 
Os pedimos oraciones por los frutos de esta visita y os animamos a que participéis en los encuentros que tendrá con todos nosotros.
 
 

San Maximiliano Kolbe, continúa su profecía

Con motivo de este año Kolbiano, en el que hemos celebrado el 75º aniversario de la muerte del Padre Kolbe y nos aproximamos a celebrar el Centenario de la Fundación de la Milicia de La Inmaculada; el Padre General de la Orden Franciscana Conventual, Fr. Marco Tasca, ha escrito una hermosa carta reflexionando sobre estos dos acontecimientos tan relevantes para la orden Franciscana y sobre el futuro de la M.I. a la luz de su Centenario
 
Debido a su interés para todos los que somos parte de la M.I. en el mundo, transcribimos su carta a continuación.
 
CURIA  GENERALIS
ORDINIS  FRATRUM  MINORUM  CONVENTUALIUM
 
Prot. N. 30/2017                                                                                                                   Roma, 1 de enero de 2017
 
Solemnidad de Santa María, Madre de Dios
 

SAN MAXIMILIANO KOLBE, CONTINÚA SU PROFECÍA

Los años 2016 y 2017 son especialmente significativos en lo que se refiere a la heredad que nos ha legado S. Maximiliano Kolbe. En dichos años celebramos respectivamente el 75° aniversario de su martirio y el centenario de la fundación de la Milicia de la Inmaculada (M.I.). Considero importante aprovechar esta ocasión para reflexionar sobre el ejemplo del mártir de la caridad de Auschwitz e individuar en él algunos elementos y motivaciones que pueden enriquecer la vida de nuestra Orden. Hay que valorar y actualizar su palabra y su ejemplo, porque pueden ofrecernos también hoy a los Hermanos Menores Conventuales nuevos estímulos para el crecimiento interior y apostólico.
 

Martirio de la caridad vivido en lo cotidiano – santidad de vida y misión

El santo nos ayuda a comprender que es posible alcanzar un alto grado de la caridad si, en el camino espiritual cotidiano, se realizan gestos continuos de amor, quizás poco visibles para los demás, pero eficaces sin duda alguna. Kolbe, a lo largo de toda su existencia, experimenta de varios modos la dimensión de la entrega. Antes de su muerte en Auschwitz, vive un camino marcado por una notable y evidente llamada a la entrega de la propia vida, que se manifiesta en la acogida de episodios dolorosos, los cuales lo conducen a una caridad cada vez mayor, ejemplar y perseverante ante las adversidades y persecuciones. Es conocido sobre todo por el martirio en el campo de exterminio de Auschwitz, pero dicho acontecimiento constituye sólo el vértice de un itinerario de amor y de dolor ofrecidos por Cristo, la Iglesia, los hermanos y el Reino.
Resultan significativas estas expresiones suyas: «Recordemos que el amor vive, se alimenta de sacrificios. Demos gracias a la Inmaculada por la paz interior, por el éxtasis de amor; sin embargo no olvidemos que todo esto, aunque bueno y hermoso, no es en absoluto la esencia del amor y el amor, es más, el amor perfecto, puede existir también sin todo esto. El punto más alto del amor es el estado en que se encontraba Jesús en la cruz cuando dijo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”. Sin sacrificio no hay amor» (EK 503).

Como buen hijo de S. Francisco, el santo polaco ama meditar sobre el misterio de Cristo. El amor del Señor lo atrae de manera especial, porque su actitud es la de quien desea aprender a amar siguiendo las huellas del Redentor. Contemplando a Cristo, la vida puede convertirse en un milagro de amor, en cada situación y acontecimiento de nuestro itinerario existencial. San Maximiliano nos enseña a no tener miedo de amar y entregarnos con generosidad, porque sólo así la caridad del Señor puede hacerse visible en cada acción nuestra. Así sucedió, por ejemplo, en la experiencia martirial de los beatos Miguel Tomaszek (1960-1991) e Zbigniew Strzałkowski (1958-1991), asesinados en Perú por el grupo revolucionario Sendero Luminoso y proclamados beatos el 5 de diciembre de 2015. El testimonio de estos hermanos franciscanos tiene un punto de referencia fundamental en el ejemplo de Kolbe.
 
Beatos Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzałkowski

Los milagros de amor son posibles, según la experiencia de S. Maximiliano, cuando confiamos en la intercesión y la mediación de la Inmaculada. En un artículo de 1924 afirma: «Encended en todas partes el amor y la confianza en María Inmaculada y muy pronto veréis brotar en los ojos de los pecadores más endurecidos las lágrimas del arrepentimiento, vaciarse las cárceles, aumentar el número de los obreros honestos, mientras los hogares perfumarán de virtud, la paz y la felicidad destruirán la discordia y el dolor, porque ha llegado una era nueva» (EK 1069).

El Papa Francisco, en el Ángelus del 14 de agosto de 2016, elevaba esta significativa oración, refiriéndose a la caridad de S. Maximiliano: «Pidamos a la Virgen María que ore con nosotros y por nosotros al Padre celestial, para que infunda en todos los creyentes el Espíritu Santo, fuego divino, que calienta los corazones y nos ayuda a ser solidarios con las alegrías y los sufrimientos de nuestros hermanos. Que nos aliente en nuestro camino el ejemplo de S. Maximiliano Kolbe, mártir de la caridad, cuya fiesta celebramos hoy: que él nos enseñe a vivir animados por el fuego del amor a Dios y al prójimo».
 
Fundación, naturaleza y misión de la M.I.
 
En 1917 nace la M.I., con el deseo de amar con el estilo de Cristo y experimentar la riqueza de la consagración a María.
La aparición de este movimiento mariano constituye la respuesta de Kolbe y sus compañeros a la delicada situación social, política, económica y religiosa de aquel momento. La asociación mariana de Kolbe y sus seis compañeros es la profecía que quiere ser impulso y solución en ese contexto de gran oscuridad que vive la humanidad de aquella época.

Maximiliano no tiene miedo a la novedad; de hecho se lanza a nuevas formas de apostolado, ayudado y empujado por la fuerza que procede de Dios. Concibe la M.I. como una misión que alcance los corazones de todos los hombres, superando modelos de asociación anteriores. Desea que la M.I. «sea más “transcendentalis” que “universalis”, es decir,"no debe presentarse como una organización más de las que ya existen, sino que debe impregnar profundamente todas esas organizaciones" (EK 658). Según Kolbe, un movimiento que nace de la escucha del Espíritu y vive de la consagración a la Inmaculada no puede ponerse límites y está llamado a insertarse en todos los estratos del tejido eclesial y social. De hecho, «el fin de la Milicia de la Inmaculada es conquistar el mundo entero, todos y cada uno de los corazones para la Reina no sólo del cielo sino también de la tierra; dar la felicidad verdadera a aquellos pobres infelices que la buscan en los placeres efímeros de este mundo: he aquí nuestro fin» (EK 97).
 
Hoy la M.I. está llamada a empresas importantes en la evangelización, para ser fiel a su historia, su camino y, sobre todo, a su vocación eminentemente misionera. Estoy acompañando con mucho interés y solicitud el camino de la asociación kolbiana y, con satisfacción, quiero señalar aquí algunas iniciativas que se están revelando novedosas y fecundas desde el punto de vista apostólico. Se trata de las escuelas de evangelización nacidas en Polonia, frecuentadas sobre todo por los jóvenes, los cuales, mediante un itinerario catequético gradual, tienen ocasión de confrontarse con el carisma kolbiano. Además, hay que recordar la participación cada vez más convencida de los jóvenes de la M.I. en la Jornada Mundial de la Juventud. Es una novedad significativa: en muchas naciones la asociación kolbiana se revela adecuada para los jóvenes, de tal manera que éstos han pedido una Jornada Mundial de los jóvenes de la M.I., que se celebrará en el año 2018.
 
El amor es el mecanismo que mueve toda la actividad misionera del santo. La evangelización, la misión, el martirio, todo nace de un corazón que ama a la luz de la contemplación del Señor y que se entrega generosamente, sin límites ni reservas. Kolbe afirma: «Tu santificación personal es tu primera ocupación. El compromiso de la santificación de los demás debe nacer de la sobreabundancia de tu amor a Jesús» (EK 987F). El santo, con su experiencia espiritual, demuestra que se pueden alcanzar grandes metas apostólicas si la vida cotidiana está animada por un amor hecho de gestos concretos y tangibles.

Celebraciones del centenario de la fundación de la M.I.
 
El mensaje y el testimonio de Kolbe son muy actuales y, en este “tiempo favorable”, nuestra Orden y la M.I. están llamadas a descubrir la actualidad de su profecía en la misión, no exenta de persecuciones en su testimonio evangélico en contextos secularizados y hostiles a la propuesta cristiana y a su itinerario apostólico.
Con este espíritu, la M.I. inició la preparación para el centenario de su fundación, con la participación del gobierno de la Orden, con un congreso mariológico, celebrado en Fátima del 28 al 30 de octubre de 2016, sobre el significativo e interesante tema: "Con María, de la misión al martirio: el secreto de S. Maximiliano Kolbe". Del 16 al 18 de octubre de 2017 se celebrará solemnemente el centenario en Roma, con oportunos espacios de oración, reflexión y fiesta. El 2017 será el año kolbiano para toda la Orden, que podrá reflexionar sobre la heredad de Kolbe en la Iglesia, la Orden y en el campo de la nueva evangelización, como sugería una moción del último Capítulo general. El 19 y el 20 de octubre de 2017 se celebrará en Roma un congreso de la Orden, en el que participarán hermanos de todo el mundo. Trataremos de comprender cómo actualizar el testimonio misionero y martirial del santo en nuestro tiempo, convencidos de que su profecía no se ha agotado y tiene aún mucho que decir y ofrecer.

Vivamos este jubileo kolbiano con gran alegría interior y dispuestos a la escucha. Tenemos un patrimonio espiritual maravilloso, que puede ser la base para nuevos caminos inspirados por el Espíritu para el bien de la Iglesia y de la humanidad y que la Orden y la M.I., en comunión profunda, desean valorar como tal.
Como Kolbe, y más allá de Kolbe, con la creatividad que inspira siempre el Espíritu, somos invitados a descubrir nuevos caminos de misión, que hablen al corazón de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Fr. Marco Tasca
Ministro general
 
A todos los hermanos de la Orden

 

Rumbo al Centenario de la Milicia de la Inmaculada - 2017

 
Como sabéis el próximo 16 de octubre de este año 2017, en la Milicia de la Inmaculada cumpliremos 100 años.
 
¡ Ya somos centenarios !
 
El sueño de San Maximiliano Kolbe sigue vivo después de tantos años y sigue expandiéndose por todo el mundo, ganando almas para La Inmaculada y a través de Ella para Nuestro Señor Jesucristo.
 
A lo largo de todo este año os iremos informando de las actividades que se irán desarrollando tanto en la M.I. de España, en el resto de paises, así como desde el Centro Internacional de Roma.; para celebrar este feliz acontencimiento.
 
Nos ponemos en marcha.
 
La Inmaculada nos lleva de la mano,
San Maximiliano Kolbe nos muestra el camino,
El Señor nos espera.
 
Ya estamos...
...¡ Rumbo al Centenario de la M.I. !
 
Y como buenos hijos que somos de María Inmaculada y de San Maximiliano Kolbe, lo primero que vamos a hacer en este año del Centenario de la fundación de la M.I. es...
 
...Rezar !!!!!
 
Os pedimos que a lo largo de este año de actividades y celebraciones, recurramos a esta oración que se ha preparado especialmente con motivo de este centenario.
Que nos sintamos unidos unos a otros cada que vez que la recemos.
 
Oración del Centenario de la M.I. 
 
¡En tus manos, Virgen Inmaculada!
¡Alabanza a tí, Virgen Inmaculada!.

Tu has sido la luz y el alma de la M.I. en
sus primeros cien años de vida.
 
Para seguir fielmente a Cristo, como San Maximiliano Kolbe,
hemos contemplado tus espléndidas virtudes.
 
En tí hemos encontrado la fuerza para amar y hemos llevado
a todas partes la caridad de tu Hijo.
 
Tú eres también el ancla de consolación
en las pruebas de nuestra vida,
eres luz en nuestra obra de evangelización,
eres fuerza en nuestro itinerario de fe,
de unión con el Señor y de seguimiento.
 
En tus manos ponemos,también hoy, el camino de la M.I.
presente en cualquier parte del mundo, para que pueda llevar
el amor del Señor a los hombres
y la belleza de tu presencia premurosa y materna.
 
Que su apostolado pueda transmitir a los hermanos
la misericordia de Dios, representada también de
tus tiernos cuidados hacia toda criatura.
 
Nos dejamos conducir por tí, Madre dulcísima,
seguros que, con tu protección, viviremos
según la voluntad divina.
El centenario de la M.I. nos lleva a ser apóstoles indómitos
del Reino y a experimentar tu sostén en nuestra misión eclesial.
 
¡Oh Inmaculada, nos dejamos conducir por tí!
 
AMÉN
 

Con María - 2017

 

Ponemos a vuestra disposición, para descargároslos desde nuestra web, los materiales de oración de  las Consagraciones diarias a La Inmaculada, de todos los meses del año 2017.
 
También en estos materiales encontraréis las intenciones de la Milicia de la Inmaculada en el mundo, para cada mes del año y una estampa de San Maximiliano Kolbe con la Consagración a la Inmaculada, según la fórmula del Padre Kolbe.
 
Esperamos que estos materiales os sirvan para acrecentar diariamente vuestro amor a La Inmaculada y que les deis la máxima difusión para ganar cuántas más almas al Corazón Inmaculada de María y de Jesucristo.

 

 

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (Estampa_Kolbe_2017.pdf)Estampa con oración a San Maximiliano Kolbe[Estampa con oración a San Maximiliano Kolbe]871 kB
Descargar este archivo (Folleto_MI_Anual_2017.pdf)Consagraciones diarias a La Inmaculada [Consagraciones diarias a La Inmaculada para todos los meses del año]2781 kB
Descargar este archivo (Intenciones_MI_2017.pdf)Intenciones de la M.I. para el año 2017 [Intenciones de la M.I. por las que rezar durante el año 2017 ]804 kB
Descargar este archivo (Portada_MI_2017.pdf)Portada del folleto de oración "Con María 2017"[Portada del folleto de oración, que contiene las Consagraciones a la Inmaculada de todos los meses del año]596 kB

Centenario de la Milicia de la Inmaculada: 1917-2017

 

logo centenario El año 2017, año en el que se celebra el centenario de la fundación de la Milicia de la Inmaculada, nos invita a valorar la preciosa herencia del pensamiento y de las obras que el p. Kolbe realizó y que consignó a los sucesores. Él hizo que pudiesen continuar existiendo y expandiéndose fundando una asociación, la Milicia de la Inmaculada. Un apecto determinante de la vida de la M. I. lo representa la misión, una dimensión que desde siempre ha caracterizado este movimiento y que representa su pasado y futuro. La misión era y es un aspecto prioritario en el camino de la asociación kolbiana y consiguientemente es importante encuadrar en la óptica misionera el itinerario vivido en estos cien años y también las perspectivas futuras en perfecto estilo kolbiano. He aquí las significativas palabras de San Maximiliano: "La M.I. (ésta es la sigla derivada de la denominación latina: "Militia Immaculatae", es decir, Milicia de la Inmaculada) tiende, en efecto, a hacer que todos lleguen a ser santos. En toda esta actividad lo que más llama la atención es la orientación mariana, que es la conseccuencia de una exacta comprensión de la misión de la Inmaculada (EK 1220).


La M.I. tiene un proyecto simple y eficaz: ¡la santidad de todos! Esto se consigue rezando, trabajando y ofreciendo el propio compromiso y el propio apostolado, a fin de favorecer un mayor fervor en los creyentes en Cristo, comprometidos en un itinerario sustancioso de fe, y de promover la posibilidad de un camino espiritual en el Señor a quienes están alejados de su amor. Se trata de la respuesta de Kolbe y de sus compañeros ante la delicada situación social, política, económica y religiosa de su tiempo. La M.I. se pone como elemento resolutorio y propulsor a las grandes problemáticas que afligen a la humanidad y a la Iglesia de aquel periodo. Hay que resaltar el extraordinario abandono a la Providencia divina y a María del joven fray Maximiliano y de sus confrades, quienes, con pocas fuerzas disponibles, soñan y están seguros que la Inmaculada sacará adelante aquel proyecto que ellos vislumbran, en aquel famoso 16 de octubre de 1917, solamente en una fase embrionaria.


Kolbe enseña a quien quiere comprometerse hoy en la misión que es posible utilizar cualquier instrumento legítimo para difundir los contenidos evangelicos. La prensa, la radio, el arte: para el santo no hay límites al anuncio y al testimonio del amor de Cristo y de la Inmaculada. Él trasicende la predicación tradicional, demostrando que el apostolado puede realizarse con los medios más sofisticados, hallados y adaptados para los fines misioneros. En definitiva, para el mártir polaco la evangelización no es algo estandarizado, sino algo dinámico e innovador: ésta se mueve en virtud de las posibilidades de escucha del hombre. El trabajo apostólico no puede tener límites de espacio y de tiempo, se cumple en cualquier lugar y con la máxima participación de personas que comparten el mismo ideal y la misma finalidad evangelizadora. Todo el mundo es tierra de misión, para lo cual es necesaria la mejor formación teológica y cultural a fin de permitir el mejor impacto a los destinatarios del mensaje evangélico. El misionero es aquel que piensa y actúa en grande, sostenido por la gracia divina. Kolbe sueña en grande y por esta razón la M.I. y sus otras iniciativas apostólicas nacen con una finalidad de un alcance amplio y con una dimensión universal. La asociación kolbiana, fiel al mensaje de su fundador, sigue estando animada por la sensibilidad a los “signos del tiempo” y por la búsqueda continua para encontrar medios para un testimonio y una comunicación incisiva y actualizada del mensaje cristiano imperecedero, atravesado por el carismo kolbiano e impregnado de la espiritualidad mariana.

Fr. Raffaele di Muro

Presidente del Centro Internacional de la Milicia de la Inmaculada

(fuente: http://www.mi-international.org/centenario.html)

La MI celebra un Congreso Internacional en Fátima con motivo del próximo centenario de su fundación

Con María, de la misión al martirio: el secreto de San Maximiliano Kolbe

 

IMG 0292 s

 

            Ante el inminente centenario de la Fundación de la Milicia de la Inmaculada (1917-2017), del 28 al 30 de octubre de 2016 se celebró un Congreso Internacional en el Santuario de Fátima (Portugal). Titulado 100 años de historia, 100 años de misión, el evento contó con la participación del Gobierno de la Orden de los Frailes Menores Conventuales, presidido por su Maestro General, P. Marco Tasca. Formaron parte del Congreso  delegaciones de la MI de Italia, Polonia, Brasil, Croacia, Portugal, Estados Unidos y la República Checa. Además, pudo asistir al Congreso el Consejo Nacional de la MI en España, acompañado de su Asistente Espiritual, Fr. Abel García-Cejón. El grupo español coincidió en esta ocasión con Fr. Joaquín Agesta, miembro del Definitorio y conocido de muchos de los mílites hispanos. El Presidente de la MI Internacional, el Fr. Raffaele di Muro, OFMConv, presidió y moderó este encuentro. Bajo el lema Con María, de la  misión al martirio: el secreto de San Maximiliano Kolbe, los participantes hemos podido profundizar en el legado espiritual kolbiano, bajo el amparo de la Santísima Virgen.

            El Congreso se inauguró la tarde del viernes 28 de octubre, con una ponencia del profesor Langella, quien puso de relieve los paralelismos y coincidencias internas del apostolado de San Maximiliano Kolbe y las revelaciones de Fátima. Alfonso Langella disertó, a su vez, sobre la actualidad conceptual y vivencial del acto de consagración y ofrecimiento a la Inmaculada, a la luz del magisterio y la teología postconciliar.

            Tras la cena, los asistentes al Congreso pudimos participar en el Rosario de Antorchas vespertino del Santuario. Al terminar la procesión, los mílites españoles tuvimos el gusto de encontrarnos con Jaime Vilalta Berbel, un fatimólogo afincado en el Santuario desde hace décadas, quien nos compartió numerosas anécdotas sobre Fátima y su actualidad.

IMG 0323 s

 

            La conferencia magistral del P. Raffaele di Muro de la mañana del sábado 29 de octubre versó sobre “la estrategia misionera de Maximiliano Kolbe”. En ella, el ponente remarcó que la misión de la MI ha de estar fundada en la oración, que se expresa en la entrega y la consagración a la Inmaculada: la lógica de la consagración en lo que constituye el seguimiento a María. Citando a San Maximiliano Kolbe, aseguró que “el valor de la Ciudad de la Inmaculada depende únicamente de la oración”. En este sentido, subrayó la importancia de la docilidad al Espíritu Santo. Algunos santos que puso como ejemplo de esta docilidad fueron la Virgen María, Santa Teresita del Niño Jesús (de quien a menudo habla el P. Kolbe), o el propio San Maximiliano y algunos compañeros suyos de Niepokalanów, mártires igual que él en los Lager. El P. Raffaele aseveró que la docilidad al Espíritu Santo iba unida a una misión siempre nueva. De igual modo, animó a los mílites a testimoniar el amor a la Inmaculada a través de la propia vida. Recordando al P. Kolbe, señaló que “cuando el fuego del amor se enciende, no puede encontrar lugar en los límites del corazón y se desborda fuera, encendiendo donde pasa”.

            El Presidente de la MI Internacional fue desgranando el contenido de la misión de San Maximiliano Kolbe en los siguientes aspectos: la predicación (anuncio), la verdadera vía mariana, el testimonio personal de santidad, la vida comunitaria y la atenta lectura de los signos de los tiempos. Asimismo, destacó en el mártir de la caridad algunos de sus talentos que hacían posible su apostolado, como su valor, su creatividad, su docilidad a la voz de Dios y su capacidad de planificar. “Kolbe nos enseña que el apostolado no puede tener límites – alegó–. Todo el mundo para San Maximiliano es tierra de misión”. Y en todos estos ámbitos, la entrega a la Inmaculada siempre fue esencial. “Todo esto hace de San Maximiliano un maestro. Maestro del anuncio y maestro del martirio” – expresó Di Muro, explicando que supo transmitir, y darse hasta el final, incluso enfermo. Con todo, el P. Raffaele exhortó a la Milicia a continuar “hoy” esta misión, traduciendo su estrategia allá donde vivamos, según los signos de los tiempos, “dejándonos conducir por Dios y por la Inmaculada”. Todo ello, para una renovación del estilo misionero de la Milicia.

            La primera tarde del sábado estuvo dedicada al trabajo de los representantes de los diversos países participantes en equipos (agrupados por lenguas) a fin de compartir ideas, iniciativas, experiencias y sugerencias suscitadas en los distintos países y ámbitos de la MI, con el propósito de reforzar el sentido misionero de toda la MI con ocasión de la celebración de su próximo centenario, a partir del testimonio personal de santidad y consagración a María. La delegación española también tuvo tiempo para acercarse a Ajustrel, peregrinando a las casas de los pastorinhos y a algunos de los lugares de las apariciones de Fátima. 

            A última hora de la tarde del sábado, el Obispo de Leiria-Fátima, el Excmo. Sr. D. Antonio Augusto dos Santos Marto, presidió la Santa Misa. La Eucaristía se celebró en la Capilla de la Casa de Nuestra Señora del Carmen, en cuya residencia se desarrollaron las principales actividades del Congreso y donde nos alojamos la mayor parte de los participantes. Mons. Dos Santos destacó la afinidad de la MI con el mensaje de Fátima, especialmente en el marco del presente Año de la Misericordia.

            Tras la cena, los congresistas pudimos participar nuevamente en el Rosario y la procesión luminosa de antorchas con Nuestra Señora de Fátima. Concurría al acto, con sus visibles estandartes, la Legión de María portuguesa, reunida a la sazón en Fátima. Estandartes y antorchas marchando tras nuestra Capitana, la Inmaculada. Y es que, junto a tantos carismas marianos suscitados por el Espíritu Santo en la Iglesia, la luz de la Milicia de la Inmaculada continúa resplandeciendo para irradiar al mundo entero el amor de Jesús y María, de modo que los mílites sigan participando –como era el deseo de San Maximiliano- “en la conquista del mundo entero para Cristo, a través de la Inmaculada”.

            La última jornada del Congreso, del domingo 30, se inició con la puesta en común de las conclusiones de los distintos equipos de trabajo, con una especial coincidencia en la necesidad de apostar por la juventud como foco del apostolado de la Milicia. En su relación, el Presidente de la MI española, Miquel Bordas, resaltó, entre las prioridades de la MI en España, la continuación del itinerario formativo de sus miembros, que podríamos denominar como “escuela de santidad”, básico para consolidar la identidad kolbiana de los mílites españoles. A su vez, el P. Di Muro presentó alguna de las propuestas que se están ultimando para la celebración del centenario de la MI, incluyendo el Himno del Centenario y un Congreso en Roma del 16 al 18 de octubre de 2017.

 

IMG 20161104 WA0007

 

           Finalmente, el P. Marco Tasca sintetizó brevemente, a modo de cierre del Congreso, expresando la unidad de la vocación misional y martirial de la Milicia, en lo que definió como leit motiv o sueño de San Maximiliano María: “tú eres más importante que yo”.

            Como colofón, los asistentes al Congreso participaron en la Misa Internacional dominical del Santuario de Fátima.

 

 

IMG 0614 s