• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Novena a La Inmaculada 2016 - 4º dia

DÍA 2-Dic: LA CARIDAD
 

Texto bíblico: (Lucas 2, 22. 25 ss.): "Cuando llegó el día fijado por la ley de Moisés para la purificación llevaron el niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón. Conducido por el Espíritu Santo fue al templo y cuando los padres de Jesús llevaron al niño Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios. Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de Él. Simeón después de bendecirlos dijo a María: «Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel, será signo de contradicción y a ti misma una espada te atravesará el corazón."

REFLEXIÓN: EL Dios hecho hombre asume sobre sí la condición humana con todas sus contradicciones. María lo comprende pero está cubierta por el amor de Dios, por su paterna solicitud, por su providencia y esto le es suficiente para seguir esperando.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Abandónate cada día más en las manos de Jesús y de la Inmaculada. No te apenes por las contrariedades y las dificultades; déjaselo todo a la Inmaculada. Ella puede todo: hará lo que desee."


Gesto: Ofrezcamos a la Virgen un pequeño sacrificio a lo largo del dia, por pequeño y sencillo que sea, para que Ella lo trasnfome y lo una al sacrificio redentor de su Hijo.

Jaculatoria: " ¡Oh Inmaculada, como madre amorosa que eres, cuida de mis hermanos los cristianos perseguidos por causa de creer y amar a tu Hijo!"

Rezo del Santo rosario

Novena a La Inmaculada 2016 - 3er dia

 
DÍA 1-Dic.: LA DISPONIBILIDAD

 

Texto bíblico: (Lucas 1,39-41) "En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas ésta oyó el saludo de María el niño saltó de alegría en su seno."

REFLEXIÓN: El sincero interés de María por las necesidades de los demás nos indica claramente que no debemos sólo ponernos a disposición de los que nos buscan, sino que debemos ir nosotros mismos al encuentro de ellos.

De Los escritos De San Maximiliano Kolbe: "Les deseo que se acerquen cada día, cada instante, más a la Inmaculada; que la conozcan cada vez más perfectamente, que la amen cada vez más, que se dejen penetrar cada vez más por su pensamientos, sus sentimientos, sus intenciones, su amor a Jesús en el pesebre, en la casa de Nazaret, en la Cruz, en la Eucaristía y en el paraíso; en una palabra, les deseo que se hagan cada vez más semejantes a la Inmaculada"
 
Jaculatoria: ¡Oh Madre mía, te amo!. Átame a ti para que por muchas vueltas y sinsabores que me depare la vida nunca me separe de tu lado y de tu regazo amoroso.
 
Gesto: Ofrecemos a la Virgen nuestros trabajos y actividades del dia, haciendo de ellas por muy sencillas y humildes que sean, actos de caridad y de amor por nuestros hermanos los hombres.
 
Rezo del Santo rosario
 

Novena a La Inmaculada 2016 - 1er dia

¡ Estamos en Adviento ¡


Tiempo de espera de la venida inminente del Señor.

Tiempo de conversión y de preparar nuestro corazón al Niño-Dios que llega.

Y en este tiempo como un faro de Luz que todo lo ilumina y que nos ayuda a llegar a buen puerto, como a los pescadores que se hayan perdidos en el mar, aparece una mujer toda vestida de estrellas y de Gracia:

La Inmaculada

Por todo ello, ¡ estamos muy muy contentos ¡. Hoy empezamos la preparación a la gran fiesta de La Inmaculada: su novena.

Nueve días en los que la Iglesia nos regala el ir amasando dia a dia nuestro corazón para hacerlo manso y humilde en manos de Nuestra Madre

En esta humilde página de nuestra web de la Milicia de la Inmaculada en España, queremos ayudar a todos aquellos que nos leeis, en hacer este camino de nueve dias.

Para ello os proponemos esta novena a La Inmaculada de las muchas que nos propone la Iglesia, pero que nosotros la vivimos acompañados de la siempre presencia iluminadora de San Maximiliano Kolbe.... ¡el loco de la Inmaculada!

Deseamos y rezamos para que la misma, produzca muchos frutos de conversión a través de la mediadora de todas las Gracias: nuestra querida y Santísima Madre Inmaculada

1er Dia - 29-Nov

Texto bíblico: Lucas 1, 30. 38

"Pero el ángel le dijo: No temas María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a Luz un Hijo y le pondrás por nombre Jesús; Él será grande y se llamará Hijo del Altísimo. María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mi lo que has dicho».

REFLEXIÓN:

Dios no se hubiera encarnado en María sin su consentimiento. Dios hoy puede seguir su obra de Salvación sólo en la medida que también nosotros aceptamos su invitación.

De Los escritos De San Maximiliano Kolbe: "Ella es instrumento de Dios. Con pleno conocimiento se deja conducir por Dios voluntariamente, se conforma a su voluntad, desea sólo lo que Él quiere, obra según su voluntad y todo de la manera más perfecta posible, sin el mínimo defecto, sin que su voluntad se aparte en nada de la voluntad de Él. Ella es un instrumento de Dios en el perfecto uso de los poderes y privilegio que le fueron conseguidos, para cumplir siempre y en todo, única y exclusivamente la voluntad de Dios, por amor a Dio Uno y Trino. Este amor a Dios alcanza cimas tales que produce frutos divinos de amor."

Gesto: Cada una puede renovar su Sí a través de una breve oración... que dejaremos a los pies de la Virgen...

Rezo del rosario

Pensamientos marianos del San Maximiliano Kolbe. Kolbe

"Creando a los ángeles, Dios quiso que dieran, con plena conciencia y voluntad, la prueba de que siempre y en todo desearían cumplir su voluntad. Les manifestó el misterio de la Encarnación y les anunció que llamaría a la existencia a un ser humano, dotado de alma y cuerpo, y que elevaría a tal criatura a la dignidad de Madre de Dios y que por esa razón Ella llegaría a ser también su Reina y que ellos deberían también venerarla" (EK 1311).

"Ella es sólo Madre de Misericordia, por ende, se apresura a acudir, aunque no sea de ninguna manera invocada, allí donde se manifiesta de manera más grave la miseria de las almas" (EK 1094).

"María, en la Anunciación, te acogió de buen grado como hijo" (EK 1334).

"El vértice del amor de la creación que retorna a Dios es la Inmaculada. Y en ella se realiza el milagro de la unión de Dios con la creación" (EK 1310).

"Desde el primer instante de su existencia, el Dador de las gracias, el Espíritu Santo, estableció la propia morada en su alma, tomó absoluta posesión de Ella y la compenetró de tal modo, que el nombre de Esposa del Espíritu Santo no expresa sino una sombra lejana, pálida, imperfecta, de tal unión" (EK 1224).

"El Espíritu Santo obra únicamente por medio de la Inmaculada, su Esposa" (EK 634).

"La gracia viene a nosotros del Padre por el Hijo y el Espíritu Santo. Los frutos de esta gracia suben de nosotros al Padre en orden inverso, o sea por el Espíritu Santo, es decir por la Inmaculada, y Jesús. Es este el estupendo prototipo del principio de acción y reacción, igual y contraria, como afirman las ciencias naturales (EK 634).

"María, por el hecho de ser Madre de Jesús Salvador, llegó a ser corredentora del género humano, mientras que por el hecho de ser la esposa del Espíritu Santo, toma parte en la distribución de todas las gracias" (EK 1229).

"He de decirte que no sólo es difícil, sino imposible, acercarnos a Jesús sin María... Tú me responderás: ¿Puedo yo hablar abiertamente con Jesús sin pensar en María?. Querido mío, no se trata de lo que tú debas sentir o pensar, sino únicamente que ésta es justamente la realidad, aunque no pensaras para nada" (EK 643).

"También en nosotros Ella es Madre de Dios... y nos hace dioses y madres de Dios que engendran a Jesucristo en la almas" (EK 486).

"Él la creó tan poderosa que basta uno de sus deseos para doblegar enseguida el Corazón infinito de Dios" (EK 1248).

"Nosotros llegamos a ser el medio por el cual la Inmaculada ama a Jesús" (EK 508).

"Jesús fue el primero en honrarla como a su Madre, actuando el mandamiento: Honra a tu padre y a tu madre (Dt 5,16); y por eso nosotros debemos imitarlo también en esto" (EK 751).

"La Inmaculada es la Omnipotencia Suplicante. Toda conversión y toda santificación son obra de la gracia, y Ella es la mediadora de todas las gracias" (EK 1331).

"Efectivamente, como a través de María tuvo inicio la salvación, así también a través de Ella la salvación llegará a su consumación... Reflexionemos bien sobre todas estas cosas" (EK 1129).

Novena a La Inmaculada 2016 - 2º dia

DÍA 30-Nov: EL SILENCIO
 
 

Texto bíblico: (Lucas 2, 7) "María dio a luz a su Hijo primogénito lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre."

REFLEXIÓN: Dios entra en la vida de María y Ella se deja encontrar revestida de las vestiduras del silencio interior, de la humildad. También a nosotros Dios nos pide aceptar en el silencio y la humildad su Voluntad.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Su unión de amor con Dios llega a tal punto de que Ella se convierte en Madre de Dios. El Padre le confía a su propio Hijo, el Hijo baja a su seno, mientras que el Espíritu Santo forma, de su cuerpo, el cuerpo Santísimo de Jesús."

Jaculatoria: ¡ Madre mía, que se haga en mi la voluntad de tu Hijo !

Gesto: Buscar un momento durante el dia donde en el silencio y la tranquilidad hablar amorosamente con nuestra Madre y a través de Ella rezar a su Hijo.

Rezo del Santo rosario


La Medalla Milagrosa: “la munición de la Milicia de la Inmaculada”

Medalla Milagrosa

 

San Maximiliano María Kolbe: “repartir su medalla donde sea posible (...) dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer”

 

Nuestra Madre Inmaculada nos acerca al tiempo de Adviento, alimentando nuestros corazones con su propia esperanza. En la víspera de este primer Domingo de Adviento, queremos felicitar a la Santísima Virgen, al coincidir con la fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Para la Milicia de la Inmaculada (M.I.), esta medalla que mandó acuñar la propia Madre de Dios forma parte de su identidad.

San Maximiliano María Kolbe afirmaba que “la señal exterior de esta consagración a la Inmaculada para siempre (vida, muerte y eternidad) es su Medalla Milagrosa, que los miembros de la M.I. llevan al cuello”. De igual modo, añadía que “haciéndose así instrumentos en manos de la Inmaculada, cada día le rezan con ardiente fervor, repitiendo las palabras que ella misma nos mostró impresas en la Medalla Milagrosa: Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos; además, acordándose también de aquellos cuya salvación desean, añaden: y por cuantos a Vos nos recurren, en particular por los masones; al final incluyen también a aquellas personas cuya conversión anhelan y las nombran una por una con una fórmula genérica, por ejemplo: Y por cuantos te son encomendados, incluyendo así a todos aquellos que en cualquier momento se encomiendan a sus oraciones (...). Es la potencia de la acción que cada día se eleva a la Inmaculada de millares de corazones”. (EK 1046).

 

medalla milagrosa ycathlaboure

 

Innumerables son las historias de salvación vinculadas a la Medalla Milagrosa... Probablemente son muchas las almas que habrán podido comprobar las “Victorias de María”, con tan sólo acoger esta bendita medalla. Por eso, en el día de su fiesta, recordemos los consejos de San Maximiliano, acerca de las “balas” (como él denominaba a estas medallitas, por su gran poder, vencedor de toda batalla): “Repartir su medalla donde sea posible, también a los niños, a fin de que bajo su protección tengan las fuerzas suficientes para rechazar las muchas tentaciones e insidias que los amenazan, sobre todo en estos tiempos nuestros. También a aquellos que nunca entran en la iglesia, que tienen miedo a acercarse a la confesión, que están sumergidos en la inmoralidad o viven en la herejía fuera de la Iglesia: ¡oh!, a esos es absolutamente indispensable ofrecerles la medallita de la Inmaculada e invitarlos a llevarla y, asimismo, suplicar con fervor a la Inmaculada por su conversión. Muchos alcanzan su fin incluso cuando alguien no quiere aceptarla en absoluto. Pues bien, incluso se la cosen a escondidas en la ropa y rezan, dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer. La Medalla Milagrosa, pues, es la munición de la Milicia de la Inmaculada” (EK 1122).

 

Kolbe Medaille 1

Reglamento de Vida de San Maximiliano Kolbe

Propósitos kolbianos tras unos Ejercicios Espirituales “para leer cada mes”

dibujokolbe

Al terminar unos Ejercicios Espirituales que realizó en Cracovia, en febrero de 1920, el P. Kolbe escribió un Reglamento de Vida, unas notas en las que, según comenta Jean François Villepelée en su libro La Inmaculada revela al Espíritu Santo. Conversaciones y pláticas inéditas de San Maximiliano María Kolbe: “todo el pensamiento del Padre se encuentra aquí reunido en su germen”. De igual modo señala que el mismo P. Kolbe había anotado: “para leer cada mes”. Lo compartimos a través de esta web, para que todo el que lo desee pueda releerlo y meditarlo, como hizo el propio San Maximiliano.

1) Debo ser santo, lo más grande posible.

2) La máxima gloria posible de Dios mediante la salvación y la más perfecta santificación propia y de todos los que viven ahora y de los que vivirán en el futuro, por medio de la Inmaculada.

3) Excluye “a priori” el pecado mortal o venial voluntario. Serenidad a propósito del pasado. Repara con el fervor el tiempo perdido.

4) No dejaré pasar:

a) ningún mal sin repararlo (destruirlo) y

b) ningún bien que yo pueda hacer, acrecentar o al cual pueda contribuir de cualquier modo.

5) Tu regla es la obediencia = la voluntad de Dios por medio de la Inmaculada. Eres un instrumento.

6) Haz lo que estás haciendo; no te preocupes de ninguna cosa, ni buena ni mala.

7) Acción siempre tranquila, hecha con amor.

8) Guarda el orden y éste te guardará a ti.

9) Preparación, acción, conclusión.

10) Acuérdate siempre de que eres cosa y propiedad absoluta, incondicional, ilimitada, irrevocable de la Inmaculada; quien quiera que seas, cualquier cosa que tengas o puedas,, todo lo que haces (pensamientos, palabras, obras) y soportas (cosas agradables, desagradables, indiferentes), le pertenece completamente a Ella. Por consiguiente, que Ella disponga a su (no a tu) completo agrado. Así también le pertenecen a Ella todas tus intenciones; por tanto que las transforme, añada otras, las quite a su agrado (Ella, en efecto, no puede causar daño a la justicia).

Tú eres instrumento en sus manos; por tanto, haz sólo lo que Ella quiere; acéptalo todo de sus manos. Recurre en todo a Ella como un niño a su madre, confíale todo a Ella.

Ocúpate de Ella, de su culto, de sus cosas y deja que Ella se ocupe de ti y de las tuyas.

Reconoce que has recibido todo de Ella y que nada procede de ti. Todo el fruto de tus obras depende de la unión con Ella, del mismo modo que Ella es el instrumento de la misericordia de Dios.

Mi vida (cada instante suyo), mi muerte (dónde, cuándo y cómo) y mi eternidad te pertenecen totalmente, ¡oh, Inmaculada! Haz de todo ello lo que te plazca.

11) Todo lo puedo en Aquel que me da fuerza (Flp 4, 13) por medio de la Inmaculada.

12) Vida interior: Ante todo dedícate completamente a ti mismo y así podrás donarte completamente a los demás.

(EK 971. Confirmado en los Ejercicios Espirituales de septiembre de 1920)

Noviembre 2016: intención de oración y comentario del Centro Internacional de la Milicia de la Inmaculada

INTENCIÓN DE NOVIEMBRE

Que también en los momentos de oscuridad y de incertidumbre sepamos invocar el amor misericordioso de Dios.
 
Resultado de imagen de swiety maksymilian kolbe
 
San Maximiliano experimenta momentos de prueba y de  oscuridad, que son para él de gran purificación, típico de la experiencia mística. Esto ocurre principalmente durante las dos internaciones  del Padre Kolbe en el sanatorio de Zakopane debido a la tuberculosis (11 de agosto de 1920 - 29 de abril de 1921. 18 de septiembre de 1926 - 13 de abril de 1927). Se ve obligado a vivir afuera de la casa religiosa para el tratamiento: joven y buen sacerdote experimenta un momento muy difícil de prueba. Se  consagró a la Inmaculada, ofreció su disponibilidad para evangelizar, pero debe permanecer quieto. Acoge pacientemente este sufrimiento ofreciéndolo a Dios con amor.
 
Este es un momento crucial para Maximiliano: después del  alejamiento forzado desarrolla el extraordinario apostolado que ha hecho célebre al Santo polaco. Vive la cruz con abandono confiado en la voluntad divina, realizando todo para la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas, y  ofreciendo su dolor físico y espiritual. Las internaciones  en Zakopane, con la duda sobre su supervivencia, son motivo de un sano y espiritual "desprendimiento" de su apostolado, que desempeña principalmente como periodista y animador de la comunidad religiosa. Es un exilio muy doloroso, una fuerte purificación de los grandes dones de Dios,  y es preludio de su futuro incisivo e incansable apostolado.
 
El mártir polaco tiene que luchar constantemente con su salud. En Polonia y en Japón tiene la carga de una condición delicada de salud, pero con mucha paciencia acepta todo confiándose con mucha disponibilidad al Corazón de la Inmaculada. Es la confianza del niño que pone toda esperanza y expectativa en el Señor. Él confía totalmente en Dios cuando, para el nacimiento y el desarrollo de la misión japonesa, surgen dificultades de naturaleza jurídica y económica: también en esta circunstancia. De gran importancia es el siguiente pasaje: "Las dificultades aquí son muy numerosas, incluso de parte de los sacerdotes (como, de hecho sucedió en  Polonia). El obispo de Tokio me hizo grandes  reproches sobre el Kishi, dándome a entender cómo allí en la capital hay muchas prevenciones contra nosotros. A veces, incluso se contradecía; evidentemente presentó  argumentos que no eran suyos. Pero quedó impactado ante los casos de conversiones. Las conversiones no cesan; justamente el domingo pasado se presentó  una mujer pagana con un sacerdote para agradecernos por su conversión. Tiempo atrás nos escribió que tenía la intención de convertirse" (EK 336).
 
En esta carta de San Maximiliano es visible su sufrimiento por las dificultades encontradas en la tierra japonesa, y también su significativo espíritu de ofrecimiento a Dios, y su gran celo misionero, con lo cual  logra suscitar muchas conversiones. Las expresiones del Padre Kolbe muestran una gran capacidad de abandono en la Providencia de Dios y en la mediación maternal de María. La práctica de la ascesis es decisiva, como también la oración por el éxito de la actividad apostólica. En el período de su presencia en Japón, el mártir  enfrenta momentos muy delicados, en los cuales  está llamado a ejercer mucha paciencia y humildad en relación con  los hermanos que no comparten sus métodos o están en crisis vocacional.  El sufrimiento es grande,  y  grande es su confianza en el Señor y en la Inmaculada:  ascesis y  confianza son fundamentales para que la misión dé fruto, y para que se arraigue de la mejor manera. Él demuestra que es un auténtico Hermano menor y penitente porque pone todas las realidades en manos del Altísimo,  anonadándose a sí mismo y  aceptando  la adversidad. Este testimonio hace que el apostolado sea más valioso y eficaz: se caracteriza por la cruz. Incluso en las más dolorosas circunstancias el Padre Kolbe no se rinde y  trabaja por su fraternidad,  y comparte con los Hermanos el trabajo en tierra de misión. La oración,  el rosario en particular, le permite obtener del Señor fuerza y ​​perseverancia, incluso en la oscuridad y en la más grande fatiga: "En los corazones afligidos se derrama un bálsamo de consuelo, en las almas desesperadas despunta un nuevo rayo de esperanza. Los pobres, los afligidos, quienes están agobiados  bajo el peso de las preocupaciones, de las tribulaciones y de las cruces se sienten cada vez más clara y concretamente que no son huérfanos, que tienen una Madre que conoce sus dolores, tiene compasión, los consuela y los ayuda. Ellos sienten que tienen que sufrir un poco más, pero que luego llegará una recompensa, la recompensa eterna, infinita; de hecho sienten que hasta vale la pena sufrir en esta breve vida, para borrar las culpas cometidas y para dar prueba de su amor a Dios;  comprenden que en el sufrimiento el alma se purifica como el oro en el fuego, se separa de las ilusiones pasajeras que el mundo llama felicidad, y se eleva cada vez más alto, infinitamente más alto, hasta la fuente de toda felicidad, hasta Dios. Se dan cuenta de que sólo en Él el alma pueda descansar, mientras que todo lo demás es muy poco" (EK 1102).
 
Para la reflexión
 
Medita en el siguiente pasaje de San Maximiliano:

«Trata de recurrir a Ella, como un niño a su querida y buena Madre, también invocándola con su santo nombre "María", con los labios o con el corazón, en las dificultades de la vida, en las oscuridades y en las  debilidades espirituales, y tú mismo te convencerás cuán potente es María y quién es su Hijo, Jesucristo» (EK 1181).