• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Los Siete Dolores de la Virgen

Junto al Via Crucis, que rezamos y meditamos todos los viernes de Cuaresma, la Iglesia nos regala esta hermosa devoción: "El tierno Corazón de María traspasado por siete espadas"

Para ilustrar los dolores de la Virgen María, los pintores representan Su Corazón traspasado por siete espadas, símbolo de los siete dolores principales de la Madre de Dios, que la coronaron como Reina de los mártires.

He aquí la lista de estos siete dolores cuya memoria es apreciada por los verdaderos hijos de María:

1.- La profecía del Santo Anciano Simeón (Lucas, 2, 34-35)


2.- La huida de la Sagrada Familia a Egipto
(Mateo, 2, 13-21)




3.- La desaparición de Jesús durante tres días en el Templo (Lucas, 2, 41-51)




4.- El encuentro de la Virgen María en la Vía Dolorosa (Lucas, 23, 27-31)




5.- María contemplando el sufrimiento y la muerte de Jesús sobre la Cruz (Juan, 19, 25-27)


6.- La Virgen María acoge a Su Hijo muerto en Sus brazos durante la deposición de la Cruz.


7.- La Virgen María abandona el Cuerpo de Su Divino Hijo durante la puesta en el Santo Sepulcro.


Intentemos cada viernes de esta Cuaresma, junto al Via Crucis, rezar y detenernos en cada uno de los siete dolores de nuestra Madre para como buenos hijos suyos acompañarla en este doloroso caminar hasta la Cruz de su Hijo.

 

Las Tentaciones de Jesús

Las tentaciones de Jesús y las nuestras
 

 
Comentario al Evangelio del Domingo 9 de Marzo del 2014
La Cuaresma, es un tiempo privilegiado para afinar la meta de nuestra vida y repasar nuestros objetivos. A veces resulta un repaso doloroso y que exige sacrificios.
Jesús también pasó por eso. Dudó, buscó, fue tentado, a lo largo de su vida, y se impuso por la fuerza y el poder.
 
Reflexionemos sobre sus tres tentaciones y veremos que son las nuestras también.

1. La tentación del Consumo
La primera, podríamos llamar la tentación del consumo. "Di que estas piedras se conviertan en pan". Es decir, si quieres, puedes dar de comer a todos los hombres. Sufren, tienen hambre, no tienen trabajo - puedes asegurarles el bienestar material que desean. Puedes hacer milagros, el "milagro económico".
Él responde: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". Pero Jesús no nos pide que nos desinteresemos de los bienes temporales. En el Padre Nuestro nos hace pedir: "Danos hoy nuestro pan de cada día". Hay que luchar por el pan de cada día. Hay que luchar por nosotros y por todos los hombres.

María lo sabía....

María lo sabía desde el principio ...

 
La Madre Santísima del Salvador dedico´ toda su vida a meditar las virtudes y sufrimientos de su Hijo.

Cuando oyó a los Ángeles cantar himnos de alabanza en su nacimiento, cuando vio a los pastores adorarlo en el establo, se llenó de admiración y meditaba tantas maravillas. Comparaba las grandezas del Verbo encarnado, con su profundo abatimiento. La paja y el pesebre, con su trono y el seno del Padre. El poder de un Dios, con la debilidad de un niño. Su sabiduría, con su sencillez.
 

La Santísima Virgen dijo un día a Santa Brígida: «Cuando contemplaba la belleza, modestia y sabiduría de mi Hijo, me sentía transportada de gozo. Cuando consideraba que sus manos y sus pies habían de ser atravesados con clavos, vertía torrentes de lágrimas y el corazón se me partía de dolor y tristeza».
 

San Luis María Grignon de Montfort
En El Secreto Admirable del Rosario para convertirse y salvarse
Misterios dolorosos tercera decena

Fuente: www.mariedenazareth.com

Ave María

Sin palabras.
Sólo música.

Dejémonos llevar por la belleza y santidad que desprende nuestra Madre Inmaculada


¿Cuándo fue la última vez que te confesaste?

¿Cuándo fue la última vez que te confesaste?
 
 
Esa es la pregunta que nos lanzó el Papa Francisco en su catequesis del 19 de febrero.
Por su indudable interés reproducimos aquí esa extraordinaria catequesis del Papa Francisco, llena de cariño, pero a la vez y como un buen padre haría con sus hijos, diciéndonos a los cristianos las cosas claras: es necesario que matemos nuestro orgullo, disfrazado de vergüenza, y vayamos a los sacerdotes para obtener el regalo del perdón del Señor.
 
En un mundo que ha perdido el sentido del pecado, preguntémosnos los cristianos: ¿qué hemos hecho con el sacramento de la Reconciliación?, o como dice el Papa Francisco, "el sacramento de la curación de nuestro corazón y alma".

Cadena oración por las Vocaciones

"Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies"
(Lucas, 10,2)
 
 
Hoy sábado comenzará la Cadena de Oración propuesta por el Seminario de San Fulgencio de Murcia para orar juntos por las nuevas Vocaciones, por las Unidad de Todos los Cristianos y por todas las intenciones que sean presentadas.
Más información en la propia web del seminario: http://seminariodemurcia.org/eventos/evento/cadena-de-oracion-por-las-vocaciones-sacerdotales/
 
 
Desde las 9 de la mañana a las 9 de la noche habrá turnos ininterrumpidos de oración.
El grupo de la Milicia de la Inmaculada de Murcia participará en el turno de las 16:00 a las 17:00 y tras él tendrán su reunión mensual como grupo de la Milicia de la Inmaculada.
 
Nos unimos a ellos y al seminario de Murcia con nuestra oración desde la distancia para que el Señor suscite obreros en su mies y para que el Espíritu Santo siga sosteniendo a nuestros hermanos mílites de Murcia en su labor de extender el Reino de los Corazones de Jesús y María en todo el mundo, tal y como quería San Maximiliano Kolbe.
 
 
 

Intenciones MI-2014 (Marzo): "La sobriedad y pobreza de vida"

INTENCIONES DE LA MI INTERNACIONAL PARA EL 2014
MARZO
 
Como venimos haciendo cada mes, desde nuestra casa madre de la Milicia de la Inmaculada Internacional en Roma nos ofrecen a lo largo de estos 12 meses del 2014 que reflexionemos sobre una serie de intenciones, que en el fondo son virtudes que como cristianos tenemos que seguir cultivando toda nuestra vida.
 
Marzo
Sobriedad de vida: Para que la Cuaresma sea un tiempo favorable para vivir según un estilo de vida sobrio y solidario, confiando en la ayuda de Dios.
 
 
 
El Papa Francisco dijo a los seminaristas, novicios y novicias de todo el mundo: «Pero yo les digo: “La verdad, me duele cuando veo a un sacerdote o una hermana con el auto último modelo, ¡no, no es posible! ¡No puedes! Ustedes piensan esto: ‘¿pero ahora, Padre, tenemos que andar en bicicleta?’ ¡Es buena la bicicleta! Mons. Alfred anda en bicicleta: él anda en bicicleta”. Creo que el auto es necesario porque hay que hacer un montón de trabajos, e ir de aquí para allá... pero tengan uno más humilde! Y si te gusta ese lindo, piensa en cuántos niños mueren de hambre. ¡Solo esto! La alegría no nace, no viene de las cosas que tienes» (Papa FRANCISCO, Discurso a los seminaristas, novicios y novicias, 6 de julio de 2013).
 
 
En cuanto a «nuestro» Maximiliano, podemos decir que su pobreza es igual a la de san Francisco, ya que siente y vive este consejo evangélico en la óptica de la confianza total en la Providencia de Dios.

Ser pobres es el capital en el cual los dos santos confían, seguros de que el Altísimo bendecirá las intenciones que él mismo inspiró. Al referirse a su padre y fundador, el padre Kolbe quiere que los frailes habiten en edificios sencillos y pobres, y utilicen cuanto se les da, no para finalidades personales, sino para aquellos que sufren todo tipo de pobreza, especialmente espiritual. La Inmaculada, con su presencia cariñosa y su intercesión, permite a sus hijos alcanzar metas apostólicas extraordinarias. De este modo nos explicamos el nacimiento y la propagación de la Milicia de la Inmaculada, de El Caballero y de la Ciudad de la Inmaculada, expresiones apostólicas de alto valor evangélico y de una notable expansión, que tienen como base la incondicional confianza en el Señor y en la Virgen.
 
 
Luego está la pobreza personal, que debe ser vivida de la manera más perfecta y auténtica posible. Los fondos que el Omnipotente permite administrar deben destinarse a la difusión de la Palabra. El religioso está llamado al desprendimiento total, propio de quien está llamado a seguir a Cristo de una manera plena y convencida. Maximiliano considera que debemos tener como fin la Inmaculada y la pobreza como capital: dos riquezas que Niepokalanów no puede, de ninguna manera, dejar. Sin este fin dejaría de ser Niepokalanów, traicionaría su misión. «Y, sin la pobreza y sin la confianza en la Providencia Divina, no podemos hablar de empuje, de pasión» (EK 299).
 
 
Las grandes obras de Dios nacen y se desarrollan en el abandono completo en sus manos. La confianza y la pobreza van de la mano y se fundamentan en la conformidad a Cristo pobre que lo lleva al éxito apostólico en un estilo misionero.
El estilo sobrio del fraile y del mílite se dirige a lograr la vivencia del Reino. La confianza incondicional en la acción amorosa y providente de Dios es la guía fundamental para caminar hacia la vida eterna, y para testimoniar al mundo la belleza de este camino. Es importante, por tanto, limitar al máximo las necesidades personales, tales como la vivienda, la ropa y los alimentos para poner todo al servicio de la misión en forma libre y constante. Lo que importa es unir los esfuerzos con la llamada al apostolado en vista del Reino de Dios

También somos pobres cuando, para la difusión del Evangelio y del amor a la Inmaculada, utilizamos los medios más poderosos, con la condición de que haya una sobriedad personal, fruto de la donación incondicional de la propia vida al Señor. Debemos apuntar a los más modernos medios de apostolado para el anuncio y mantener un estilo de vida humilde y esencial para garantizar la fidelidad en el seguimiento y en el abandono a la Providencia y al proyecto de Dios, con la certeza de que no nos faltará su ayuda. El Padre Kolbe, aún permaneciendo en la línea de la pobreza querida por san Francisco y heredada por la tradición franciscana, contribuye a una innovación en su propia manera de practicarla. La vida del religioso debe ser pobre y sobria, siempre dirigida a la búsqueda de la presencia y de la voluntad de Dios. Sin embargo, para predicar el Evangelio y la venida del Reino es necesario dar el máximo, utilizar, si la Providencia lo permite, todos los recursos posibles para que el anuncio sea eficaz y de vanguardia. El estilo del hermano menor está marcado por la esencialidad, y la dimensión misionera se enriquece lo más posible según las fuerzas físicas y económicas de la comunidad religiosa. El papel de María es muy importante para quien quiere ser pobre, porque «a Ella pertenecen todas nuestras cosas. Por lo tanto, una pobreza perfecta y un uso de las cosas solo cuando son necesarias y suficientes para alcanzar la finalidad» (EK 486).
 
La Inmaculada es, por lo tanto, un punto de referencia para aquellos que son llamados a una vida de pobreza para seguir al Señor. Cuando el creyente abandona en Ella, se deja guiar también en relación al uso de los bienes.
 

 
Para reflexionar
- El desprendimiento de los bienes materiales y la búsqueda de los eternos representan un gran desafío para todos los creyentes. ¿Cómo vivís la sobriedad y la esencialidad?
- La fe me lleva a creer que Dios hará grandes cosas en mí, sin que esto se relacione con lo que poseo. El abandono confiado en el Señor y en la Inmaculada permite a Kolbe realizar grandes obras, aún en la pobreza absoluta. Su ejemplo ¿habla a mi corazón?
- ¿Vivir con sobriedad me permite ser sensible a los pobres: acojo la invitación del Papa, que me exhorta a estar atento a las necesidades de los hermanos?
 

 

 

 

¿Rap para evangelizar?

Pues sí.
Así nos lo demuestran un grupo de cristianos que han formado el grupop Dawidhs (www.dawidhs.org) y que entre sus miembros está el joven diácono marianista Daniel Pajuelo, experto en Redes Sociales.
Nuestro mundo cambia constantemente, pero no por ello el anuncio de nuestro hermoso Kerigma: que Cristo se hizo hombre, vivió, murió y resucitó por amor a los hombres, debe cambiar. Lo que debemos cambiar son las formas de presentar a todos los hombres del mundo, la belleza de esa Verdad.
 
 
El Papa Benedicto XVI en su mensaje para la XLVII Jornada de las Comunicaciones Sociales del 12 de mayo del 2103, nos trasnmitió la necesidad de que el Evangelio también fuese proclamado en ese continente digital:
"La capacidad de utilizar los nuevos lenguajes es necesaria no tanto para estar al paso con los tiempos, sino precisamente para permitir que la infinita riqueza del Evangelio encuentre formas de expresión que puedan alcanzar las mentes y los corazones de todos. En el ambiente digital, la palabra escrita se encuentra con frecuencia acompañada de imágenes y sonidos. Una comunicación eficaz, como las parábolas de Jesús, ha de estimular la imaginación y la sensibilidad afectiva de aquéllos a quienes queremos invitar a un encuentro con el misterio del amor de Dios. Por lo demás, sabemos que la tradición cristiana ha sido siempre rica en signos y símbolos: pienso, por ejemplo, en la cruz, los iconos, el belén, las imágenes de la Virgen María, los vitrales y las pinturas de las iglesias. Una parte sustancial del patrimonio artístico de la humanidad ha sido realizada por artistas y músicos que han intentado expresar las verdades de la fe."
 
 
Como Mílites de la Inmaculada escuchemos también a nuestro querido P. Kolbe y como en su época, él también intentó llevar la alegría y la belleza del Evangelio a todos, mediante los medios que en ese momento tenía a su disposición:
 
 
“ Conquistar para la Inmaculada un alma tras otra,
enarbolar su estandarte en las casas editoriales de los diarios y de la prensa periódica,
en las agencias y antenas radiofónicas, en los centros docentes y cenáculos literarios,
en las salas de cine, en los parlamentos y senados: en una palabra, en cualquier rincón de la tierra ".
 

Frailes trabajando con imprentas en Niepokolanow, ciudad de la Inmaculada fundada por San maximiliano Kolbe

Por tanto no tengamos miedo a los medios que el mundo actual nos ofrece para comunicarnos con nuestros hermanos los hombres. Que sean para nosotros el nuevo "aerópago" desde el cual, como San Pablo, debemos proclamar, a tiempo y a destiempo, la belleza de nuestra Fe.
 
¡ Qué disfrutéis de este estupendo vídeo !. Es todo un compendio de nuestro Kerigma, a ritmo de rap.
 
 

Una Madre no se cansa de esperar

Quién no se acuerda como de niños rezábamos y cantábamos a la Virgen con la sencillez, sinceridad y candor de esos años; y como poco a poco al hacernos mayores perdimos esa dulzura y la cambiamos por la amargura de los problemas
 
Pero su HIjo nos pide que nos hagamos niños para entrar en su Reino; ya que Él siempre nos ve con los mismos ojos desde el dia en que nacimos.
Por tanto debemos volver a rezar y cantar como niños.....porque Ella y Él nunca a se van a cansar de esperarnos.
 
Os regalamos esta canción que nos lleva a nuestro tiempo de niños cuando con total confianza cantábamos que "una Madre no se cansa de esperar", para que así nunca olvidemos que sólo entraremos en el Reino de Cristo con un corazón sencillo como el de los niños.
 
¡ Gracias Madre Inmaculada por esperarnos siempre !