• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



La Sagrada Familia: escuela de amor

ORACIÓN A LA SAGRADA FAMILIA
- PAPA FRANCISCO -
 
 
"Jesús, María y José,
en ustedes contemplamos
el esplendor del amor verdadero,
a ustedes nos dirigimos con confianza.

Sagrada Familia de Nazareth,
haz que también nuestras familias
sean lugares de comunión y cenáculos de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.

Sagrada Familia de Nazaret,
que nunca más en las familias se vivan experiencias
de violencia, cerrazón y división:
que todo el que haya sido herido o escandalizado
conozca pronto el consuelo y la sanación.

Sagrada Familia de Nazareth,
que el próximo Sínodo de los Obispos (oct. 2014)
pueda despertar en todos la conciencia
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José,
escuchen y atiendan nuestra súplica.
Amén”.

El Papa Francisco y La Inmaculada

El Papa Francisco ante La Inmaculada
 
 
El dia de la Fiesta de La Inmaculada, como todos los años, el Santo Padre, visita la Plaza de España, en Roma, donde está situada la altísima columna que sostiene la estatua de La Inmaculada, para rendirla una ofrenda floral.
Este año el Papa Francisco en vez de dar un discurso le dedicó a nuestra querida Madre una hermosa y poética plegaria ante su escultura.
El Papa suplicó a María «que el grito de los pobres no nos deje nunca indiferente, que el sufrimiento de los enfermos y necesitados no nos encuentre distraídos, que todos amemos y veneremos toda vida humana».

Reproducimos aquí su oración y el vídeo testimonio de la visita a nuestra Madre.

 

"Virgen Santa e Inmaculada,
A Ti, que eres el honor de nuestro pueblo
Y la guardiana atenta de nuestra ciudad
Nos dirigimos con confianza y amor,
Tú que eres toda bella, ¡Oh María!
El pecado no está en Ti.
Suscita en nosotros un renovado deseo de santidad:
En nuestra palabra brille el esplendor de la verdad,
En nuestras obras resuene el canto de la caridad,
En nuestro cuerpo y en nuestro corazón vivan pureza y caridad,
En nuestra vida se haga presente toda la belleza del Evangelio.
Tú eres toda hermosa, ¡Oh, María!
La palabra de Dios en Ti se ha hecho carne.
Ayúdanos a permanecer en la escucha atenta de la voz del Señor:
El grito de los pobres no nos deje jamás indiferentes,
El sufrimiento de los enfermos y de quien tenga necesidad no nos encuentre distraídos,
La soledad de los ancianos y fragilidad de los niños nos conmuevan,
Cada vida humana sea por todos nosotros siempre amada y venerada.
Tú ere la Toda Bella, ¡Oh, María!
En Ti está la alegría plena de la vida beata con Dios.
Haz que no perdamos el significado de nuestro camino terreno:
La luz amable de la fe ilumine nuestros días,
La fuerza consoladora de la esperanza oriente nuestros pasos,
El calor contagioso del amor anime nuestro corazón,
Que nuestros ojos estén fijos allá, en Dios, donde está la verdadera alegría.
Tú eres la Toda bella. ¡Oh, María!
Escucha nuestras plegarias, y atiende nuestra súplica:
Esté en nosotros la belleza del amor misericordioso de Dios en Jesús,
Sea esta divina belleza la que salve a nosotros, nuestra ciudad, el mundo entero.
Amén"


Del Concili Vaticà II (LG) -12 -2013

 

I quant El presentà al Senyor en el Temple, oferint el do dels pobres, escolta Simeó predient alhora que el Fill seria senyal de contradicció i que una espasa traspassaria l´ànima de la mare, a fi que es manifestessin els pensaments de molts cors (cf.Lc 2, 34-35). Cercant-lo apenats, els seus pares trobaren en el temple l´infant jesús perdut, ocupat en els afers del Seu Pare; i no van entendre la paraula del Fill. Però la seva Mare, consirosa, ho conservava tot en el seu cor (cf. Lc 2 41-51)

Fin del Año de la Fe

Este domingo concluye el Año de la FE.
Un año de Gracia que se nos fue dado para
convertirnos profundizando en el regalo de nuestra Fe y
para que diéramos razones de ella.
Convocado por Benedicto XVI y concluido por nuestro Papa Francisco,
esperamos y deseamos que a través de La Inmaculada
, cauce de todas las Gracias,
haya producido muchos futos de conversión en todos los hombres.
 
 
Para una mayor profundización de todo lo que ha supuesto este año
dejamos un enlace para leer, ver y reflexionar
todas las catequesis de Benedicto XVI y Francisco,
que nos han acompañado a lo largo de este año.
 
Catequesis de los Papas Benedicto XVI y Francisco durante el Año de la Fe:
http://www.vatican.va/special/annus_fidei/index_catechesi_annus-fidei_sp.htm
 
 

La MI es amar al prójimo

¿Por qué nos llamamos "Milicia de la Inmaculada?

He aquí la respuesta que nos da nuestro fundador San Maximiliano Kolbe

"Se llama “de la Inmaculada”, porque sus miembros se han consagrado sin restricciones a la Santísima Virgen, María Inmaculada, para que Ella misma obre en ellos y por medio de ellos y derrame sobre otras almas, siempre a través de ellos, la gracia de la luz, de la fuerza y de la felicidad sobrenaturales. Además se llama “Milicia”, porque no puede permitirse descansar, antes bien, por medio del amor pretende conquistar los corazones para la Inmaculada y, a través de Ella, para el Corazón Divino de Jesús y, en definitiva, para el Padre celestial. ¿Perteneces a las filas de esta Milicia? ¿Querrías tender una mano caritativa a los que te rodean?
¡Conságrate también tú a la Inmaculada! Deja que Ella obre por tu mediación y esparcirás sobre la tierra mucha felicidad también en estos tiempos nuestros, ofrecerás a muchas almas inquietas paz y serenidad en Dios.
" (EK 1237)

Renovemos en este mes de noviembre nuestra consagración diaria y de vida a la Inmaculada y como nos propone el Padre Kolbe únamonos a esta Milicia que pertenece por entero a María.

Tierra de María: La Película

TIERRA DE MARÍA

- LA PELÍCULA -

Hoy 5 de diciembre se estrena en España una nueva película sobre la Virgen María:"Tierra de María" (Mary´s Land), que se va a exhibir entre los dias 5 y 8 de diciembre en varias ciudades de España.

La película está realizada por los mismos autores que la película de la "La última Cima". La película dependiendo de la asistencia de público seguirá más semanas en carterlera y posiblemente en más cines. Los productores en su página web (www.tierrademaria.com y www.maryslandmovie.com) no sólo nos piden nuestra asistencia, sino nuestras oraciones y que la demos a conocer a tantas personas como podamos para que esta nueva película, que es un testimonio hermosísimo sobre como nuestra Madre actúa en la vida de sus hijos, sea conocida por cuantas más personas mejor.

Como Mílites de la Inmaculada sería un ejemplo de apostolado que vayamos a verla y que la demos a conocer a todos los hombres y mujeres que todavía no conocen que tienen una Madre que les ama profundamnte, tal y como quería San Maximiliano Kolbe.

Os dejamos en este artículo el enlace a su pagina web, el trailer de la película así como una entrevista a su director.

Página web de la película "Tierra de María"
www.tierrademaria.com
 
Trailer de Tierra de María
 
Entrevista en el portal Religión en Libertad a su director
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=32491

 

Fin del Año de la Fe

El pasado domingo concluyó el año de la Fe

Como parte de los actos de clausura del Año de la Fe tuvo lugar el acontecimiento histórico de que fueron expuestas para su veneración, el relicario que contiene, según la tradición de la Iglesia, las reliquias de San Pedro.

El Papa Fracisco abrazó y besó ese hermoso tesoro de toda la Iglesia y que él en su servicio al Ministerio Petrino lleva ahora en sus humildes espaldas la gran responsabilidad de guiar a todo el rebaño de la Iglesia Universal.

Ofrecemos la homilía completa del Papa Francisco que al hilo de la festividad de Jesucristo Rey del Universo nos exhortó, a poner a Cristo en el centro de nuestras vidas

SANTA MISA DE CLAUSURA DEL AÑO DE LA FE,

EN LA SOLEMNIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Plaza de San Pedro
Domingo 24 de noviembre de 2013

"La solemnidad de Cristo Rey del Universo, coronación del año litúrgico, señala también la conclusión del Año de la Fe, convocado por el Papa Benedicto XVI, a quien recordamos ahora con afecto y reconocimiento por este don que nos ha dado. Con esa iniciativa providencial, nos ha dado la oportunidad de descubrir la belleza de ese camino de fe que comenzó el día de nuestro bautismo, que nos ha hecho hijos de Dios y hermanos en la Iglesia. Un camino que tiene como meta final el encuentro pleno con Dios, y en el que el Espíritu Santo nos purifica, eleva, santifica, para introducirnos en la felicidad que anhela nuestro corazón.

Dirijo también un saludo cordial y fraterno a los Patriarcas y Arzobispos Mayores de las Iglesias orientales católicas, aquí presentes. El saludo de paz que nos intercambiaremos quiere expresar sobre todo el reconocimiento del Obispo de Roma a estas Comunidades, que han confesado el nombre de Cristo con una fidelidad ejemplar, pagando con frecuencia un alto precio. Del mismo modo, y por su medio, deseo dirigirme a todos los cristianos que viven en Tierra Santa, en Siria y en todo el Oriente, para que todos obtengan el don de la paz y la concordia.

Las lecturas bíblicas que se han proclamado tienen como hilo conductor la centralidad de Cristo. Cristo está en el centro, Cristo es el centro. Cristo centro de la creación, del pueblo y de la historia.
1. El apóstol Pablo, en la segunda lectura, tomada de la carta a los Colosenses, nos ofrece una visión muy profunda de la centralidad de Jesús. Nos lo presenta como el Primogénito de toda la creación: en él, por medio de él y en vista de él fueron creadas todas las cosas. Él es el centro de todo, es el principio: Jesucristo, el Señor. Dios le ha dado la plenitud, la totalidad, para que en él todas las cosas sean reconciliadas (cf. 1,12-20). Señor de la creación, Señor de la reconciliación. Esta imagen nos ayuda a entender que Jesús es el centro de la creación; y así la actitud que se pide al creyente, que quiere ser tal, es la de reconocer y acoger en la vida esta centralidad de Jesucristo, en los pensamientos, las palabras y las obras. Y así nuestros pensamientos serán pensamientos cristianos, pensamientos de Cristo. Nuestras obras serán obras cristianas, obras de Cristo, nuestras palabras serán palabras cristianas, palabras de Cristo. En cambio, La pérdida de este centro, al sustituirlo por otra cosa cualquiera, solo provoca daños, tanto para el ambiente que nos rodea como para el hombre mismo.

2. Además de ser centro de la creación y centro de la reconciliación, Cristo es centro del pueblo de Dios. Y precisamente hoy está aquí, en el centro. Ahora está aquí en la Palabra, y estará aquí en el altar, vivo, presente, en medio de nosotros, su pueblo. Nos lo muestra la primera lectura, en la que se habla del día en que las tribus de Israel se acercaron a David y ante el Señor lo ungieron rey sobre todo Israel (cf. 2S 5,1-3). En la búsqueda de la figura ideal del rey, estos hombres buscaban a Dios mismo: un Dios que fuera cercano, que aceptara acompañar al hombre en su camino, que se hiciese hermano suyo. Cristo, descendiente del rey David, es precisamente el «hermano» alrededor del cual se constituye el pueblo, que cuida de su pueblo, de todos nosotros, a precio de su vida. En él somos uno; un único pueblo unido a él, compartimos un solo camino, un solo destino. Sólo en él, en él como centro, encontramos la identidad como pueblo.

3. Y, por último, Cristo es el centro de la historia de la humanidad, y también el centro de la historia de todo hombre. A él podemos referir las alegrías y las esperanzas, las tristezas y las angustias que entretejen nuestra vida. Cuando Jesús es el centro, incluso los momentos más oscuros de nuestra existencia se iluminan, y nos da esperanza, como le sucedió al buen ladrón en el Evangelio de hoy. Mientras todos se dirigen a Jesús con desprecio -«Si tú eres el Cristo, el Mesías Rey, sálvate a ti mismo bajando de la cruz»- aquel hombre, que se ha equivocado en la vida pero se arrepiente, al final se agarra a Jesús crucificado implorando: «Acuérdate de mí cuando llegues a tu reino» (Lc 23,42). Y Jesús le promete: «Hoy estarás conmigo en el paraíso» (v. 43): su Reino. Jesús sólo pronuncia la palabra del perdón, no la de la condena; y cuando el hombre encuentra el valor de pedir este perdón, el Señor no deja de atender una petición como esa. Hoy todos podemos pensar en nuestra historia, nuestro camino. Cada uno de nosotros tiene su historia; cada uno tiene también sus equivocaciones, sus pecados, sus momentos felices y sus momentos tristes. En este día, nos vendrá bien pensar en nuestra historia, y mirar a Jesús, y desde el corazón repetirle a menudo, pero con el corazón, en silencio, cada uno de nosotros: “Acuérdate de mí, Señor, ahora que estás en tu Reino. Jesús, acuérdate de mí, porque yo quiero ser bueno, quiero ser buena, pero me falta la fuerza, no puedo: soy pecador, soy pecadora. Pero, acuérdate de mí, Jesús. Tú puedes acordarte de mí porque tú estás en el centro, tú estás precisamente en tu Reino.” ¡Qué bien! Hagámoslo hoy todos, cada uno en su corazón, muchas veces. “Acuérdate de mí, Señor, tú que estás en el centro, tú que estas en tu Reino.” La promesa de Jesús al buen ladrón nos da una gran esperanza: nos dice que la gracia de Dios es siempre más abundante que la plegaria que la ha pedido. El Señor siempre da más, es tan generoso, da siempre más de lo que se le pide: le pides que se acuerde de ti y te lleva a su Reino.

Jesús es el centro de nuestros deseos de gozo y salvación. Vayamos todos juntos por este camino."

María, la aventurera de Dios

"Si tienes el temperamento aventurero sigue los pasos de la Virgen María. Su vida es una verdadera aventura de la fe. Ella puso todo entre las manos del Señor y se confió a él. En la gruta de Egipto como en Nazaret o en el Gólgota, ella tuvo confianza y avanzó en la marcha. Con ella la aventura la aventura la tienes asegurada.

En todo lugar y momento toma el ejemplo de la Virgen María y entrégale a Cristo al mundo. El lugar no tiene más importancia, la primera vez, fue en un establo que María presentó a Jesús a los pastores. Lo que cuenta es lo que tú vives en la caridad y la comunión, ya que no es sino en ese momento que Cristo está en ti. Si tú llevas a Jesús a los otros tu vida será una perpetua fiesta de Navidad.
"

Cardenal Francisco-Javier NGUYEN VAN THUAN
Libro "Por los caminos de la Esperanza"

VII Meditaciones y pensamientos sobre El Rosario

Acabamos el mes de Octubre

El mes de El Rosario


A lo largo de todo este mes: oraciones, pensamientos y meditaciones de santos y cristianos, nos han ido acompañando para reforzar en nosotros el amor a Nuestra Madre y renacer en nuestro corazón el deseo amoroso de honrarla con la oración que tanto le gusta y agrada y que es fuente de tantas Gracias: El Rosario.

A un dia de celebrar el dia de nuestros queridos difuntos , El Rosario se nos muestra con todo su explendor y como fuente de vida y de intercesión para todos los seres queridos que todavía necesiten de nuestra oración para llegar al Padre Dios.

Hoy traemos a nuestra web los pensamientos y oraciones de todos los que nos leeis en esta humilde web y que muestra la realidad de nuestras vidas y de cómo El Rosario nos ayuda en nuestro vivir cristiano. Damos las gracias a todos ellos por compartir, libremente, ese pedazo de su vida y de su intimidad con nuestra Madre Inmaculada.

Joelbi
"Para mi el Rosario es la oracion que me da fuerza y me aserca a Jesucristo me mantiene luchando, cuando pido la proteccion de la Madre por medio del Rosario soy protejido, cuando hablo de Maria delante de alguien que no cree en ella me fortalesco pues ella es la Madre del unico Dios verdadero, Maria santisima como te pagaremos los favores recibido de ti? Soy todo tullo Madre llevame a tu hijo... "

Ivan
“El Rosario cadena de oraciones incesantes y meditación plena de la vida, muerte y resurrección de Nuestro Señor, juntamente con momentos sublimes de la vida de nuestra Madre María. El Rosario lo rezo dos veces al día una de ellas es muy temprano a primera hora de la mañana y otra por la tarde. Llevo rezandolo mucho tiempo y me hace sentir bien, pero no pienso en mi, siempre pienso en que nuestra Madre se sienta feliz, se sienta alegre, resplandezca en Ella una sonrisa, en realidad eso es lo que me importa. Creo que es un arma importante para luchar contra las divergencias existentes en nuestra vida, una fuente llena de esperanza que nos pone a los pies de María. En las peticiones que hago al comenzar el Rosario siempre le pido a nuestra Madre que Ella me guíe a su Hijo Nuestro Señor, que Ella sea mi camino hacia Él, que quiero ir de su mano.”

Fabrizio
“Mi experiencia con el Santo Rosario es de hace dos años y medio, cuando, tristemente mi padre enfermó de aquella enfermedad que, en un periodo de apenas tres meses, le llevó al Cielo, donde estoy seguro que ahora descansa al lado de Nuestro Padre.Hasta entonces, mi relación con el Santo Rosario había sido bastante inconstante, pero cuando mi padre enfermó, empecé a rezarlo dos veces al día y, cuando podía, incluso más. Lo rezaba por la mañana y por la noche pero, también en el coche, aprovechaba momentos para escucharlo por mp3,…Esta maravillosa oración, junto con la Suplica a la Virgen de Rosario de Pompeya, a la que mi padre era profundamente devoto, me ayudó a vivir de una forma diferente su enfermedad. No pedía especiales milagros y quizás he recibido más de lo que realmente pedía: mi padre no tuvo grandes sufrimientos y la fuerza interior que me dio el Santo Rosario para soportar esos difíciles momentos fue increíble. De otra manera no se como hubiera podido pasar por aquello. “


 

Isael
“El Rosario para mí: El Rosario es estar en conversación amorosa con la Mami, en su presencia tranquilizante y acogedora.
Cuando lo rezo, mi cara empieza a sonreír sin pretenderlo. Un gozo que va aumentando.
El Rosario es para mi una sonrisa sincera multiplicada por 50.
Es el resumen de todas las letanías: María, causa de mi alegría.”


 

Hemano Javier Guillén

"Tantas cosas y tan verdaderas que se han dicho sobre el Santo Rosario, que cómo decir otra más. Sin embargo, es posible si me preguntan que qué significa para mí, así que humildemente voy a intentar escribirlo.Empecemos por el principio. Es decir, en mi niñez, a pesar de la fama de aburrido que constantemente le quieren colgar al Santo Rosario, pues yo era un niño muy alegre y juguetón que cada vez que rezaba el Santo Rosario nunca tuve el sentimiento de aburrimiento al hacerlo, sino como una especie de sobrecogimiento ante el misterio, es decir, que sentía que allí había algo especial; y con el paso del tiempo descubrí claramente que ese algo especial era Alguien especial, era María, nuestra Madre.De niño, pues, lo rezaba alguna vez en familia, junto con mi madre que desde que lo recuerdo lo reza a diario, y ha sido un gran testimonio para mí; y especialmente lo rezaba durante el mes de Mayo en mi parroquia (Nuestra Señora del Carmen de Chimiche, en Tenerife, una de las islas Canarias), pues aquí también se le dedica ese Mes de las flores a nuestra Madre María, y cómo no, rezar todos los días de ese mes el Santo Rosario es el mejor gesto de cariño que le nace hacer al pueblo sencillo, sencillo y santo como la oración del Rosario. Aunque también somos concientes de que el Mes de Octubre es el Mes del Rosario; de hecho mi hermano mayor nació el Día de nuestra Madre del Rosario, el 7 de Octubre. Y en esos dos entornos, casa familiar y parroquia, también me di cuenta de que no era el lugar lo que marcaba esta oración, sino la relación mística que se produce en ella; es decir, es más con Quien que dónde, pues en ambos lados me encontraba especialmente a gusto y con buenas sensaciones similares.Luego empecé a rezarlo mientras caminaba , hasta que sin ninguna obligación hace años que lo rezo diariamente y con mucha santa Alegría. A día de hoy continúo rezándolo mayoritariamente mientras camino o mientras conduzco de un lugar a otro; y hace años me llevé la grata sorpresa de saber que así mismo nació, como oración itinerante mientras se iba de un lugar a otro.Para mí, el Santo Rosario, es como una oración-relación con nuestra Madre, con Aquella que está tan cerca de Dios y que también está tan cerca nuestro; es también el Rosario para mí como un remanso de Paz en medio del camino diario; como un bendito parón y descanso para mi alma en medio de los ajetreos del día a día. Es también y ha sido como una Fuente de Luz, pues cuántas veces me ha ayudado a decidirme por algo luego de rezar el Rosario, o cuántas veces mientras lo rezaba (y sin pensar en ello) de repente me ha llegado la idea que dio solución a un problema que tenía o la mejor manera de hacer alguna cosa. En momentos de sequedad espiritual, el Rosario también ha sido una gran ayuda para orar cuando no me salían otras palabras; por lo que también lo denominaría como un arma de resistencia para nuestra alma, para nuestra fe. El Rosario para mí es también como un refugio en medio de la tormenta, y creo que esa comparación es muy fiel a la realidad que se produce en mí y en mi alrededor al rezarlo, pues no importa cuan grande sea tu problema o tormenta que te azote, que al rezar el Rosario no quedes más consolado y experimentes esa Protección que viene de lo Alto. En el Rosario, también, experimento la exquisita e inmensurable dulzura y ternura de nuestra Madre María, es como si me acostara en su regazo mientras lo rezo y luego continúo con su Bendición todo el día. En este sentido, vuelvo a ser como un niño, y recuerdo la Palabra de nuestro Señor donde nos dice que hay que ser como niños para entrar en el Reino de los Cielos; y así pues me ayuda el Rosario a vivir el Reino ya aquí en la tierra. Y seguro que muchas cosas más que significa el Santo Rosario para mí, pues María es Madre y nosotros, por infinito Amor de Dios, somos sus hijos.También, últimamente vengo comprobando el instrumento de Bendición tan grande que es el Santo Rosario; saben cómo? Pues al ver cómo justamente el Rosario es el objetivo de tantas críticas y el elemento protagonista de tantas pancartas y eslóganes enemigos de la Fe. Una oración tan sencilla como el Rosario, que no le hace daño a nadie, y sin embargo que suscita rabias tan airadas contra ella. Se ve que sí le hace daño a alguien, al Enemigo de la Fe y Enemigo nuestro, pues si no, no hay explicación de que se revolvieran tanto contra el Rosario. Y tiene que ser así, pues en verdad que el Rosario es una gran Bendición, para cada uno de nosotros y para toda la humanidad.Disculpen si me alargué demasiado, pero es que se deja uno llevar por la Belleza de Dios y de nuestra Madre y eso apasiona mucho. Desde Canarias les agradezco mucho a todos los hermanos de la Milicia de la Inmaculada su Amor por Mamá María, con la esperanza de seguir aprendiendo con ustedes, y si Dios quiere algún día más de cerca también físicamente.Un fuerte y fraternal Abrazo en Jesús y María!! Y Feliz Día de Todos los Santos, Feliz Día de la Belleza de Dios!!"

Miguel Angel
“Soy sincero cuando reconozco lo ardúo que se me hace a veces rezar El Rosario y las mil excusas que pongo en la vorágine del dia a dia para no buscar ese encuentro cariñoso con La Madre que es el rezo de El Rosario; pero hay un momento en que su presencia con esa oración es la más dulce de todas .
Es cuando en un viaje largo y de noche, mis tres hijos y mi mujer tranquilamente se quedan dormidos y entonces en la oscuridad y acompañado sólo por las luces de la carretera y el dulce silencio de mis seres querido, empiezo a desgranar a media voz las 50 Avemarías. En ese momento de encuentro amoroso con La Virgen, siento que es Ella no sólo la que conduce por mí; sino la que conduce mi vida y la vida de mi familia para llevarla a su Hijo.
¡Gracias Madre y perdóname las veces que me olvido de tí!