• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Himno a LA INMACULADA (Patrona de España)

Imagen, recientemente restaurada, de LA INMACULADA en Escalonilla (Toledo)

 

Regina coeli, laetare, alleluia!

Regina coeli, laetare, Alleluia: Quia quem meruisti portare, Alleluia. Resurrexit sicut dixit, Alleluia. Ora pro nobis Deum, Alleluia.

Reina del Cielo, alégrate, Aleluya; Porque el Señor, a quien has merecido llevar en tu seno, Aleluya; ha resucitado, según su palabra, Aleluya; Ruega al Señor por nosotros, Aleluya.

Reina del Cielo, Madre y Señora

Inmaculada_sencilla

Reina del cielo, Madre y Señora,

ya desde ahora te doy mi amor.

Inmaculada, toda belleza,

yo mi pureza consagro a ti.

Toda mi vida, penas y gozos,

a ti, de hinojos, quiero ofrecer:

Virgen María, bendíceme.

Tú eres la puerta que lleva al cielo:

oye mi anhelo, y sálvame.

Tú eres la estrella de mi esperanza,

y en la borrasca guarda mi fe.

Sé tú el rocío de gracia y vida,

fuente escogida de agua caudal;

sé cual palmera en mi arenal.

Cuando mi vida llegue a su ocaso,

yo en tu regazo quiero morir;

y en esa hora de mi agonía,

sé tú la guía de mi bajel.

Y tu medalla bese a porfía,

la que aquel día selló mi amor:

Virgen María, llévame a Dios.

¡Madre de nuestra alegría!

El Rosario, cadena de Amor

"Para convertirte en un santo, imita a los niños pequeños. Ellos no conocen ninguna teoría, pero se conforman con mirar a su madre y hacer lo que ella hace: así es como te convertirás en santo.

El rosario es una cadena de oraciones que te unirá a Ella.

Es también la película que te recordará todas las etapas del camino de la esperanza que Ella ha recorrido: su ternura en Belén, sus tormentos durante la huida a Egipto, el silencio y la labor del taller de Nazaret, su fervor en el templo, su emoción ante las prédicas de su Hijo y las de San Juan. En otras palabras, la historia de dos vidas que no han sido sino una, ya que el Señor ha vivido en Ella, y Ella en Él.

No descuides el rezo del Rosario que tu Madre, María, te ha confiado; recomendándote vivir como Ella, con Ella, por Ella y en Ella."

Cardenal François-Xavier NGUYEN VAN THUAN,

Libro: "Por el camino de la esperanza"