• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



"Sábado con la Inmaculada" - 7 abril 2018

Este próximo 7 de abril a las 17:30 tendrá lugar en Madrid, en la Parroquia de "Ntra. Sra, del Rosario" (Plaza de los Franciscanos, 3 - Colonia Batán) un nuevo encuentro de los "Sábados con la Inmaculada" de este curso 2018, organizado por La Milicia de La Inmaculada en España.
 
Será un encuentro de oración, de la mano de María, en la que compartiremos: Alabanza, intercesión, Rezo del Rosario meditado y  Exposición del Santísimo
 
 
¡Atrévete a dejarte inundar de su Santo Espíritu, como María, y como Ella verás las maravillas de su Amor y proclamarás que su Misericordia es eterna! 
 
Todos los que amáis a nuestra Madre Inmaculada.
Todos los que buscáis a tientas en las sombras una respuesta que de sentido a vuestra vida.
Todos los que queréis aumentar vuestro amor al Señor Jesús, a través de su Madre.
 
Todos, seais quienes seais, estais invitados. ¡ Tu Madre te espera !. ¡ Ven !
 
 

¡Cristo ha Resucitado! ¡ Aleluya!

 

¡¡¡¡¡ Cristo ha Resucitado y Vive ¡¡¡¡¡

Feliz Pascua de Resurrección a todos
 
 
 
Con la Virgen María, nuestra Madre Inmaculada,
nos gozamos en Cristo resucitado.
¡Que Ella nos ayude a creer!
¡Que nos alcance la gracia de experimentar
la presencia viva de Jesucristo!
 

 

Viernes Santo... ¡Ahí tienes a tu Madre!

Hoy Viernes Santo, Cristo nos regala a su Madre.

Sólo a los pies de la Cruz, nuestro Señor es capaz de decirnos a cada uno de nosotros: ¡Ahí tienes a tu Madre!.


Durante estos 40 dias de Cuaresma, hemos estado preparando nuestro corazón y nuestra vida para acompañar a nuestro Señor en este último tramo de su camino que sube hasta la Cruz, pero que no se detiene allí.

Y que mejor forma que recorrer estos dias agarrados de la mano de nuestra Madre.

Ella nos toma como niños pequeños en sus cariñosas y protectoras manos, pero al igual que le dijo a Sta. Bernadette en la cueva de Lourdes, no nos promete hacernos felices en vida. Nuestra Madre camina a nuestro lado para sostenernos en la vida, pero firmemente nos indica el camino a seguir, que no es otro que el que va hacia los pies clavados y sangrientos de su Hijo en la Cruz.

¡ Madre, ayúdanos a vivir esta Semana Santa pegados a ti y a tu dolor, pero también enséñanos a esperar contra toda esperanza en la Resurrección de tu Hijo, como tú lo hiciste !



San José: el primer Caballero de la Inmaculada

Sancte Ioseph

Como todos los santos, también el Padre Maximiliano María Kolbe profesó singular devoción a San José, el Esposo de la Santísima Virgen María, viendo en él un prototipo de un Caballero de la Inmaculada, completamente dedicado a la vocación recibida por el querer de Dios como Custodio de la Sagrada Familia. En breves palabras, para el Santo de Niepokalanów, San José es un hombre entregado íntegramente a la Inmaculada, plenamente obediente a Dios. He aquí algunas citas que nos ha dejado San Maximiliano en sus conferencias, dedicadas al Nuestro Padre y Señor San José.

Los santos no hicieron otra cosa que reproducir la vida de Jesús. Cuando mejor refleja una persona en sí la imagen del Salvador, tanto mayor es su santificación. Por eso la imitación de Jesús es nuestra tarea. Jesús, durante treinta años, llevó una vida oculta y obedeció a su Santísima Madre y a San José (Lc 2,51). Cuando San José falleció y quedó la Madre Santísima, Jesús le fue obediente. Este es nuestro "amén", ser obedientes a la Santísima Madre (Conferencia de 28 de agosto de 1933).

En cambio, la voluntad divina es infinita e infalible. Y el que más puede hacer por la causa de la Inmaculada es aquél que cumple de la manera más perfecta la voluntad de Dios. Diré algo más: aquél que cumple a la perfección la voluntad de Dios puede afirmar sin reservas que hace tanto, que el Dios todopoderoso e infinito no podría hacer más en su lugar. Así pues, aquél que cumple a la perfección la voluntad divina hace infinitamente más por la felicidad de las almas. Y ese es el camino más perfecto, porque nos lo indicó el propio Jesús. Si hubiese otro, Él lo habría escogido. Él, durante treinta años, fue obediente a la Santísima Madre y a San José, y dijo que siempre cumplía la voluntad del Padre (Jn 8,29) (Conferencia de 18 de abril de 1937).

El Señor Jesús, cuando estuvo en la tierra, lo cumplió todo a la perfección. Pero no encontró nada más perfecto que ser obediente y sumiso durante treinta años (Lc 2,51) a sus propias criaturas: a San José y a la Madre de Dios. Quiso enseñarnos con ello, cuán importante y entrañable le es la obediencia (Conferencia de 31 de julio de 1937).

Procuremos dejar entrar a la Inmaculada en el alma, como lo hizo San José en Belén. Roguemos a San José que podamos consagrarnos, dedicarnos a Ella, estar dispuestos a sacrificarnos y a trabajar por la Inmaculada, como él. Oremos para que sepamos vivir para Ella como San José (Conferencia de 24 de diciembre de 1938).

El P. Maximiliano, siendo todavía el adolescente Mundek, acompañando a sus padres a la eucaristía dominical, les habría dicho: "ahora, yendo con mamá y papá a la iglesia, me parece que no son mamá y papá, sino San José y la Madre de Dios". Siendo un joven clérigo, Maximiliano anotó en sus meditaciones: San José "está por encima de todos los santos (a excepción de la Santísima Virgen María)" [...], es un "patrono poderoso".

Uno de sus hermanos reconoció: "el P. Maximiliano amaba a San José, como esposo de la Inmaculada". En el archivo del convento de Niepokalanów podemos encontrarnos con las medallas que llevaba en el cuello el P. Kolbe; una de estas medallas es una medallita con la imagen de San José. Como joven sacerdote, durante sus primeros quince meses de sacerdocio, celebró hasta 45 veces la Santa Misa en un altar dedicado a San José. En las iglesias en las que existían altares dedicados a San José, procuraba celebrar allí la Santa Misa. Lo hizo, por ejemplo, en Osaka, en Japón, el 19 de marzo de 1931, o más tarde en Poznan, el 12 de junio de 1933.

Fray Pelagio, secretario personal de San Maximiliano, recuerda así los tiempos de la Segunda Guerra Mundial: "Nuestro amado padre nos exhortaba fervientemente a la oración incesante a San José. Él mismo también le rezaba y le confiaba a San José el Convento de Niepokalanów, cuya pervivencia tanto le importaba. Procuraba también que cada miércoles se celebrara una Santa Misa votiva a San José. También nosotros, animados por las palabras y el ejemplo de nuestro padre, recurríamos a San José. Cada día, antes de empezar nuestro trabajo, le pedíamos a Él su ayuda y bendición. Desde hacía muchos años, todavía antes de la guerra, cada año antes del 19 de marzo rezábamos la novena a este Santo. Igualmente cada octubre, tras el Santo Rosario, dirigíamos nuestras súplicas ardorosas a San José".

En marzo de 1940, la gendarmería alemana dictó una instrucción para que todos los frailes que hubiesen vuelto antes de enero de 1940 abandonasen a Niepokalanów. En aquel momento se trataba de más de 400 frailes. El P. Maximiliano recomendó que cada uno orase a San José pidiendo la asistencia y ayuda en tal aprieto. Él mismo regateó con el ocupante alemán, escribió cartas, acudió a las oficinas, probando que todos los frailes vivían en Niepokalanów antes del estallido de la guerra. Finalmente, los alemanes desistieron y permitieron a los frailes quedarse dentro del recinto de Niepokalanów.

En otra ocasión, después de la muerte de San Maximiliano, la gendarmería alemana saqueó el convento y muchos frailes estaban convencidos que iban a ser fusilados. En este difícil tiempo empezaron a rezar a San José. Esta fue una intuición de uno de los frailes, que dijo que el Fundador de Niepokalanów hubiese actuado así. Pocas horas después de comenzar las oraciones por intercesión de San José, los frailes fueron liberados y la policía alemana abandonó el lugar.

Maximiliano María Kolbe les enseñaba a los frailes cuán poderoso intercesor es San José y qué culto debemos profesar a aquel a quien el mismo Dios eligió por Custodio de la Inmaculada y de su Hijo Jesús.

(traducción al castellano del artículo “SWIĘTY JÓZEF - WZÓR RYCERZA NIEPOKALANEJ” aparecido el 16.03.2018 en la página web oficial de Niepokalanów: http://niepokalanow.pl/wiadomosci/klasztor-kat/swieci-jozef-i-maksymilian/)

Frutos de santidad de la M.I.: Beato Timoteo Trojanowski

Ayer celebramos la fiesta del beato Timoteo Trojanowski, mílite de la Inmaculada y fraile conventual, hijo espiritual de San Maximiliano

En el bautismo recibió el nombre de Estanislao Antonio, que cambió por el de Timoteo al hacer la profesión religiosa. Nació en Sadlowo (Polonia) el 29 de julio de 1908, hijo de Ignacio y Francisca. Como la suya era una familia pobre, tuvo que trabajar desde pequeño, y por ello no pudo ir a la escuela más que los tres primeros cursos de la enseñanza elemental. Cuando tenía 22 años entró en el convento de franciscanos conventuales de Niepokalanow. Dos años más tarde emitía la profesión simple y el 11 de febrero de 1935 la solemne.

Se le destinó a la redacción de la revista «El Caballero de la Inmaculada» y era también enfermero de la comunidad. Declarada la guerra, tuvo la opción de irse pero prefirió permanecer con los religiosos, siete de los cuales, y él entre ellos, fueron arrestados el 14 de octubre de 1941 y llevados a Varsovia, donde fueron encarcelados. A comienzos de enero del año siguiente fue llevado al campo de concentración de Oswiecim, donde contrajo una pulmonía que le llevó a la muerte el 28 de febrero de 1942.

Religioso observante, humilde y entregado a su vocación, hombre de oración y de intensa vida interior, soportó con paciencia y fe las duras condiciones de la cárcel y del campo de concentración, que minaron su salud. Era devotísimo de la Inmaculada. El papa Juan Pablo II lo beatificó el 13 de junio de 1999.

 

Fuente: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003

Sábado Santo: esperando con María

"El Sábado Santo es el día del silencio de Dios.

Debe ser un día de silencio, y nosotros debemos hacer de todo para que sea una jornada de silencio, como había sido en aquel tiempo: el día del silencio de Dios.

Jesús puesto en el sepulcro comparte con toda la humanidad el drama de la muerte.

Es un silencio que habla y expresa el amor como solidaridad con los abandonados de siempre, que el Hijo de Dios alcanza colmando el vacío que solo la misericordia infinita del Padre Dios puede llenar.

Dios calla, pero por amor.

En este día el amor – aquel amor silencioso – se hace espera de la vida en la resurrección.

Pensemos, en el Sábado Santo: nos hará bien pensar en el silencio de la Virgen, “la creyente”, que en silencio esperaba la Resurrección.

La Virgen deberá ser el ícono, para nosotros, de aquel Sábado Santo.

Pensar mucho como la Virgen ha vivido aquel Sábado Santo; en espera.

Es el amor que no duda, pero que espera en la palabra del señor, para que se haga evidente y resplandeciente el día de Pascua."

Papa Francisco

Audiencia General 

26 de Marzo de 2016

 

Celebraciones del centenario de la ordenación sacerdotal de San Maximiliano en Roma

carta centenario sacerdotale smk s

El Centro Internacional de la MI ha preparado un programa especial para celebrar en Roma el centenario de la ordenación sacerdotal de San Maximiliano Kolbe (28.04.1918) y de la primera misa (29.04.1918).

Así, el 28 de abril de 2018, a las 17h, tendrá lugar en la basílica de Sant'Andrea della Valle una Santa Misa en recuerdo del centenario de la ordenación sacerdotal de San Maximiliano. 

Al día siguiente, 29 de abril de 2018, a las 17h, se celebrará una Santa Misa en la basílica de Sant'Andrea delle Fratte, para conmemorar el 100º aniversario de la primera misa del p. Kolbe. 

Aquí se puede visionar el vídeo del Presidente Internacional de la MI invitando a participar en estas gozosas celebraciones. 

 

"Sábado con la Inmaculada" - 17 marzo 2018

Este próximo 17 de marzo  a las 17:30 tendrá lugar en Madrid, en la Parroquia de "Ntra. Sra, del Rosario" (Plaza de los Franciscanos, 3 - Colonia Batán) un nuevo encuentro de los "Sábados con la Inmaculada" de este curso 2018, organizado por La Milicia de La Inmaculada en España.
 
Será un encuentro de oración, de la mano de María, en la que compartiremos: Alabanza, intercesión, Rezo del Rosario meditado y  Exposición del Santísimo
 
.
 
¡Atrévete a dejarte inundar de su Santo Espíritu, como María, y como Ella verás las maravillas de su Amor y proclamarás que su Misericordia es eterna! 
 
Todos los que amáis a nuestra Madre Inmaculada.
Todos los que buscáis a tientas en las sombras una respuesta que de sentido a vuestra vida.
Todos los que queréis aumentar vuestro amor al Señor Jesús, a través de su Madre.
 
Todos, seais quienes seais, estais invitados. ¡ Tu Madre te espera !. ¡ Ven !
 
 

Ejercicios espirituales cuaresmales: 9-11.03.2018

wklad swmaksymilian maria kolbe 72

 

La parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Batán (Madrid) y la Milicia de la Inmaculada invitan a los Ejercicios Espirituales cuaresmales que dirigirá el Asistente Nacional de la MI en España, Fr. Abel García-Cezon.

Los Ejercicios Espirituales se desarrollarán del viernes 9 de marzo (por la tarde) al domingo 11 de marzo de 2018 (acabando con la comida) en la Casa de Espiritualidad “Villa San Pablo” de las Hnas Cruzadas de la Iglesia (Madrid).

Inscripciones hasta el 3 de marzo de 2018: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla..

Más información: http://www.parroquiadelrosario.es/ejercicios-espirituales-2/