• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



¡Tiempos marianos! ¡Tiempos de Cristo!

“El mismo sentido nosotros proclamamos, a propósito de la Madre Santísima: “Tú sola has destruidos todas las herejías en el mundo entero” (Oficio de la Virgen). ¡Qué hermosas palabras! Ella destruye pues “las herejías”, no a los herejes, porque los ama, desea su conversión; y precisamente por el amor que les tiene los libra de las herejías, destruye en ellos las opiniones y convicciones equivocadas.

“Has destruido”, pues; no las ha disminuido, debilitado, sino eliminado totalmente, destruido de tal manera que de ellas no queda ninguna huella.

¿Cuáles? “Todas”. Todas, sin ninguna excepción.

¿Y dónde? ¡”En el mundo entero”!

Así pues, no sólo en una u otra nación, o en una u otra parte del globo terrestre, sino en todas las naciones de esta tierra.

Y “Tú sola has destruido”. No es necesario nada más, ya que Ella sola puede hacerlo” (EK 1170).

 

 

San Maximiliano Kolbe es un santo valiente, como todos los santos. No tiene miedo de hablar de cismas o herejías y decir que están, por definición, en un error; pero ya han sido vencidas todas por María Santísima. El paso del tiempo va a darle la razón.

 

Hubo una época en que casi el mundo entero fue ganado para Cristo con el rojo de la sangre, del martirio, del fervor, del amor ardiente. Entonces se creó una cristiandad que primero se dividió, y luego quedó malherida por el mordisco de fauces feroces y viperinas: las ideologías, ese zarandeo satánico del que ya Jesús advirtió a Pedro.

 

Aquella cristiandad se formó con el rojo del amor ardiente del Crucificado, ahora volverá con el azul del manto benigno de María. Vino un incendio primero, la tierra ardió y actualmente casi está apagado. Ahora viene toda una inundación que rebasará incluso los límites del primer cristianismo, porque recuperará para sí las almas de los herejes, de manera que se perfeccionará por María su amor a Dios, y conquistará a los no creyentes, de manera que quedarán atraídos por Jesús a través de María.

 

Estos son los tiempos que estamos viviendo, tiempos marianos. ¡Gracias, Señor, gracias, María, por hacernos tuyos justo ahora!

Isael Pla Martorell

El Beato Popieluszko y San Maximiliano Kolbe

Este pasado viernes 11 de enero, por primera vez se retransmitió en una televisión española la película: “Popieluszkou, la libertad está entre nosotros”.

 

En una escena de dicha película, en la casa del sacerdote Jerzy Popiełuszko, donde está reunido con sus amigos y compartiendo con ellos las preocupaciones y miedos por el hostigamiento del régimen comunista; se ve claramente en la escena el siguiente cuadro con la figura de San Maximiliano Kolbe presidiendo toda la habitación.

 

 

Esto me llevó a pensar mientras veía la película que la santidad se contagia. Lo santos, como todos nosotros, mientras peregrinan en la tierra, necesitan de otros santos para tener modelos con los que imitar cada vez mejor a Cristo.

 

Conozcamos un poco más de este valiente Beato y su relación con nuestro querido Padre Kolbe.

 

La Santidad contagiada: El Beato Jerky Popiełuszko y San Maximiliano Kolbe

 

La película a la que se hacía referencia, está basada en la vida del sacerdote polaco Jerzy Popiełuszko y en los hechos reales que acontecieron en la polonia de los años 80, todavía tristemente inmersa en la dictadura comunista.

La Milicia de la Inmaculada es un instrumento de amor

La Milicia de la Inmaculada es un instrumento de amor, que El AMOR ha puesto al servicio de la Humanidad por medio del P. Kolbe. Es un instrumento DE Iglesia, es un Instrumento EN LA Iglesia y es un instrumento PARA el mundo.

Sus fundamentos son los propuestos por El Evangelio, y expresados por San Francisco de Asís: Humildad, Obediencia, Castidad, Pobreza y Caridad. No podemos mirar con otros ojos, no podemos vivir con otro Ideal que no sea Cristo desde María.

Somos pobres e imperfectos, eso ya lo saben La Trinidad y nuestra Madre, de no ser así no seriamos hombres, seríamos ángeles. En nuestra humanidad reside la pobreza y también la grandeza de la decisión radical de seguir a Cristo, de nuestro "si" pequeñito. Y para ello, como dicen los estudiantes, tenemos "una chuleta", la que dio María. Ese de ella, debe ser el comienzo en nosotros de lo que fue en Ella, una adhesión amorosa y completa a Cristo en cualquier circunstancia. Por rara o difícil que sea cualquier situación digamos, como San Maximiliano Kolbe, "MARÍA" y Ella nos dirá qué hacer. Si después nos equivocamos, vayamos arrepentidos a la confesión que para eso Él es nuestro MAESTRO y sólo quiere que nos reconciliemos con la Trinidad y Él es nuestro Pontífice, representado singularmente por el Santo Padre. (Manuel)

La Milicia de la Inmaculada cumple 95 años


Esta semana la Milicia de la Inmaculada cumple 95 años

La noche del 16 de octubre de 1917 en una habitación del Colegio Internacional de los Frailes Menores Conventuales, en Roma, el joven franciscano de 23 años Maximiliano María Kolbe, junto a seis de sus hermanos Frailes Menores Conventuales, funda el Movimiento de la Milicia de la Inmaculada ( MI ).

Hoy la Milicia de la Inmaculada, después de 95 años, es una realidad que está en los 5 continentes, en más de 45 paises y con más de 4 millones de consagrados en su filas.



Nunca se insistirá lo suficiente en los humildes comienzos de la Milicia de la Inmaculada.

La reunión fundacional fue la primera y la última de aquel tiempo.
Siguieron luego años lleno de dificultades, en el que difícilmente el P. Kolbe se atrevía a hablar, aún entre sus Miembros:
"Mamaíta, no sé que rumbo tomará este asunto,
pero dígnate hacer de mí y de todos nosotros lo que a ti misma te agrade para la mayor gloria posible de Dios; yo soy tuyo,
¡oh, mi mamaíta Inmaculada!
EK II, p 757

Será con el regreso a Polonia en 1922 cuando empiece a trabajar para "marianizar" al mundo entero.
Ese fue su ideal absorbente por el que trabajó, predicó, luchó, oró, escribió y sufrió:


" Conquistar para la Inmaculada un alma tras otra, enarbolar su estandarte en las casas editoriales de los diarios y de la prensa periódica, en las agencias y antenas radiofónicas, en los centros docentes y cenáculos literarios, en las salas de cine, en los parlamentos y senados: en una palabra, en cualquier rincón de la tierra "

Por eso, pasó a conocérsele como "el loco de la Inmaculada".

La Milicia de la Inmaculada no es una organización de tipo piadoso devocional, como alguno pudiera creer. Su finalidad conecta directamente con las raíces del movimiento franciscano, que nació en el siglo XIII como instrumento de conversión y de apostolado. El padre Kolbe lo sabía. Por eso afirma que la orden de los Conventuales, de la mano de la Inmaculada -que en Lourdes pedía conversión y penitencia, estaba entrando en la segunda etapa de su historia.

Los fines de la MI quedan bien reflejados en sus estatutos fundacionales: "Trabajar por la conversión...y la santificación de todos bajo el patrocinio de María Inmaculada". No obstante las expresiones de tipo militar o caballeresco, tan propias de la época, no se trata en absoluto de hacer la guerra a los enemigos de la Iglesia. Al contrario: lo que se pretende combatir, por todos los medios legítimos, es el mal que los esclaviza y los hace infelices. Por eso, la MI puede considerarse un movimiento de renovación y liberación integral de la persona y de la sociedad. El programa de la Milicia no puede ser otro que el de la conversión como primer paso hacia una auténtica pacificación del mundo y la reconciliación entre los hombres.

La MI sintoniza así perfectamente con la exigencias de la Nueva Evangelización que nos pide la Iglesia.

Para pertenecer a la MI se requiere: consagrarse totalmente a la Inmaculada, como instrumento en sus manos; llevar la medalla de la Milagrosa -algo no esencial, pero sí signo visible del propio ofrecimiento interior a la Virgen-; e inscribirse en alguna de las sedes canónicas de la MI.

A todos los que sois parte de la MI y a todos los que sin serlo amáis profundamente a la Virgen: ¡Enhorabuena por estos 95 años!.
Queda mucho trabajo por delante: "marianizar" el mundo para llevarlo al Sagrado Corazón del Señor, pero confiamos porque sabemos de quien nos fiamos (2 Tim 1,12).

Un abrazo a toda la MI de España y del mundo

Fiesta de San Maximiliano Kolbe 2012

El 14 de agosto celebramos la fiesta de San Maximiliano María Kolbe. Hace 71 años que entregó su vida en el Campo de Concentración. Nosotros recordamos que pudo vivir con tanta generosidad porque se consagró en cuerpo y alma a La Inmaculada, a la Madre de Dios y Madre nuestra. Sabemos que vivió confiando en Ella como un niño en brazos de su Madre. Sabemos que vivió con un empuje, con una entrega, con una fortaleza que sólo pueden tener las almas que vencen al mal a fuerza de bien. San Maximiliano fue un gran luchador, fundó una milicia, que no es suya, sino de La Inmaculada. Gracias, San Maximiliano. Nos vemos indignos de pertenecer a esta Milicia, intercede por nosotros, alcánzanos un amor a María como el tuyo y el amor a los hermanos que te llevó a estar siempre inventando algo para que todos acabemos consagrados a Ella y así, desde su inmaculado corazón, permanecer eternamente en el sagrado Corazón del Redentor. A Él la gloria por siempre y para siempre. Amén.

(Relieve de la Basílica de San Francisco, Asís, 2005-6)

Prepararse con actos cotidianos para el sufrimiento

Hacer todo cuanto se haga de la mejor manera en favor de la Inmaculada. Pero con calma y recogimiento, sin ajetreo, sin inquietud, hay que entregárselo todo a la Inmaculada y Ella nos inspirará cómo hacerlo.

Hermanos, esforzaos por conseguir esa paz, en todos vuestros actos, ocupaciones y asuntos, en los problemas; todo, todo hay que entregárselo a la Inmaculada, pronunciando el nombre de María y olvidando todos los problemas. La Inmaculada se ocupará de todo y pensará en todo. (San Maximiliano Kolbe)

Un misterio de amor.

La Inmaculada quiere mostrar en nosotros y por medio de nosotros la plenitud de su misericordia: no interpongamos obstáculos, dejémosla actuar. Pero, ¿por qué Ella quiere hacer esto precisamente con nosotros? Es un misterio de amor.

Maximiliano Kolbe: La película

El pasado viernes dia 13 de junio, el canal de televisión de ámbito estatal, "13 TV", retransmitió la película: "Maximiliano Kolbe".

Para todos aquellos que no pudieron verla por ese canal o no la conocen, pueden disfrutar de ella en el siguiente enlace de internet de Youtube y disponible de forma completa y gratuita para todos.

El título original de la película "Zycie za zycie" (Vida por vida) centra la película, quizá excesivamente, en la figura del prisionero fugado de Auschwitz y cuyo acto desencadenó el terrible martirio de nuestro querido Padre Kolbe y de otros nueve prisioneros más.
El actor que encarna al P. Kolbe, de increíble parecido a nuestro santo, refleja a la perfección la humildad y la sencillez, pero también el abandono en Dios y La Virgen, que tenía San Maximiliano.

Película para disfrutarla y para rezarla.

Como decíamos en nuestro artículo anterior, sigamos conociendo "más y mejor" al P. Kolbe. En este caso acompañémosle con las imágenes de esta película de su vida y que todo nos sirva para aumentar nuestro amor a nuestra Madre Inmaculada.