• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Flores a María 2018 - 5 mayo

María, maestra de oración
 
 
María fue una mujer enamorada de Dios, de Jesús, del Espíritu.
Todos los días y a todas las horas hablaba con ellos. Sabía que, en su corazón, estaba AQUEL que tanto amaba.

¿Cuánto hace que no rezamos por las mañanas? ¿Y por las noches? ¿bendecimos la mesa siempre?. ¿Nuestro pensamiento y corazón donde lo ponemos en nuestro dia a dia?.
 
Pensamiento de San Maximiliano Kolbe: "…Ahora ha vuelto a florecer el mes de la Madre Divina. No todos ustedes podrán participar en las funciones religiosas del mes de mayo, pero donde hay amor hacia Ella, allí se celebra la función del corazón, interior y esencial. Hagamos lo posible para no desistir de la actividad misionera de la conquista de los corazones para Ella. Oremos para que se dilate su soberanía en las almas. Ofrezcamos para tal fin nuestras penas, nuestros disgustos y sobretodo empeñémonos en hacer que Ella quede contenta de nosotros. Lo conseguiremos si nuestra conciencia está siempre pura. Guardemos con cuidado la inmaculada pureza de nuestra conciencia y si se manchara, preocupémonos de purificarla lo más pronto posible. Un solo acto de amor perfecto hace renacer el alma: sirvámonos frecuentemente de este medio….Oremos, soportemos las pequeñas cruces, amemos mucho a las almas de todos los que nos rodean, sin ninguna excepción, y tengamos confianza: hagamos todo esto con el único fin de que Ella llegue a ser cuanto antes y sobre toda la tierra la Reina de todos y de cada uno en particular."
EK 892. Niepokalanow, 21 de mayo de 1940
 
Florecilla de este dia: reza el Rosario con especial devoción y ofrécelo para que La Inmaculada nos haga constantes en la oración
 

Flores a María 2018 - 4 mayo

María, modelo de nuestro comportamiento
 
 
Dicen, y tal vez es verdad, que estamos perdiendo los buenos modales. Que, en el autobús, no se ceden los asientos a los más mayores o minusválidos; que en los pasos de cebra la gente mira hacia delante, sin caer en la cuenta, de que un ciego, imposibilitado o limitado, necesita de una mano. ¿Qué está ocurriendo?.
 
María siempre tuvo un comportamiento ejemplar.
 
Estuvo donde tuvo que estar y en el momento preciso.
 
Tendió la mano a Dios, a Jesús, a José, en la Bodas de Caná…en el Gólgota
 
¿Y nosotros? ¿Hacemos algo diferente por los demás? ¿En qué podríamos mejorar?.
 
Florecilla de este dia: hoy ofrezcamos a La Inmaculada, la flor de estar pendiente de las necesidades de todas las personas que nos rodeen.
 
 

Flores del mes de Mayo - 2018

 

 

Hace poco la alegría de la Resurrección de Cristo nos llenaba
el alma de un gozo y una alegría inmensa.

 Ahora tenemos todo este mes para a seguir acompañando al Resucitado de la mano de su Madre.

Este mes, es también un mes para convertir nuestro corazón

Si cada dia descubrimos en La Inmaculada, un detalle,una faceta nueva,una virtud más y la imitamos,

nuestro corazón cambiará; seguro.

 
Por tanto preparémonos para vivir este mes de mayo bajo la mirada de María.

Ella es verdad que es modelo de todas las virtudes, pero ante todo es una madre amorosa
que se desvela por su hijos y los ama con locura.

Desde esta humilde web intentaremos todos los dias, si es voluntad de la Inmaculada,
acompañaros cada dia con una florecilla sobre María.

Pedimos a nuestra Madre que os sirva de ayuda para acrecentar su amor por Ella.

Dejémonos llenar por su amor....si dejamos entrar a María en nuestras vidas,
las cambiará y las transformará en Cristo.

 

 

 Un abrazo,

La Milicia de la Inmaculada en España

Consagración diaria a La Inmaculada - Mayo 2018

Como cada comienzo de mes os dejamos la oración de Consagración diaria a La Inmaculada, esta vez del mes de mayo; mes de María.
La intención de la M.I. para este mes:

"para que el ejemplo de María

ayude a cada cristiano

en el seguimiento del Señor

y en la evangelización."

 

 

Centenario de la ordenación sacerdotal de San Maximiliano

carta centenario sacerdotale smk s

En un día como hoy, el 28 de abril de 1918, Maximiliano María Kolbe recibía la ordenación sacerdotal en la basílica de Sant’Andrea della Valle en Roma. Hace un siglo, aquel 28 de abril recayó en un domingo. Al día siguiente, 29 de abril, San Maximiliano celebró su primera misa en el altar de la Virgen del Milagro en la basílica romana de Sant’Andrea dellle Fratte. En este altar, tuvo lugar la aparición de la Virgen al judío Alphonse de Ratisbonne el 20 de enero de 1842.

Kolbe casulla

A continuación transcribimos la carta que escribió San Maximiliano a su madre, María Kolbe, relatando su ordenación sacerdotal (EK 19).

kolbe estola

Roma (después del 26-IX-1918)

Queridísima mamá:

(…) La ordenación sacerdotal llegó para mí de improviso. El día 9 de abril el P. Rector [Esteban Ignudi] me dijo que debía prepararme para los exámenes de las órdenes que se celebrarían en el Vicariado, y dado que las ordenaciones deberían tener lugar durante las solemnidades de Pentecostés (el 24 de mayo), había calculado hacerlos exámenes dos semanas después. De forma inesperada, llegó la noticia de que las ordenaciones generales no tendrían lugar en Pentecostés; y dado que en aquella fecha entraba en vigor el nuevo Código de Derecho Canónico, según el cual no se puede recibir la ordenación después del tercer año de teología –por mi parte, ya estaba terminando el tercer año-, habría tenido que esperar casi hasta el final del cuarto año. El P. Rector fue a ver al cardenal [Basilio Pompilj] Vicario de Roma para resolver este caso. El sábado 20 de abril por la tarde el P. Rector me llamó junto con los demás compañeros que debían prepararse para las ordenaciones y… nos comunicó que ocho días después tendrían lugar las ordenaciones. No esperaba en absoluto una fecha tan cercana. Así pues, hubo que comenzar enseguida el curso de ejercicios espirituales, abreviados por dispensa; además, junto con aquellos que no los habían hecho aún, tuve que los exámenes el 24 de abril, durante los ejercicios.

El 28 por la mañana, después de las oraciones comunitarias en la capilla, salí para prepararme (con los que debían ser ordenados), y antes de las siete nos encaminamos hacia la iglesia de S. Andrea “Della Valle”, donde tendrían lugar las ordenaciones generales. Ya en la sacristía, me vestí con los ornamentos de diácono y recé con los demás las oraciones preparatorias a la primera santa misa (puesto que, en realidad, durante las ordenaciones los nuevos sacerdotes celebran ya la santa misa). Luego nos colocaron en filas de dos, según las órdenes que se iban a recibir. Éramos más de cien entre religiosos y clérigos seculares de diferentes naciones; entre los que iban a ser ordenados había incluso un negro y otro servía al Cardenal durante la ordenación.

Fue un espectáculo conmovedor: a pesar de las diferencias, estábamos todos unidos por el vínculo de la religión católica y en el amor fraterno a Jesús. Finalmente, llegó Su Em. el Cardenal Vicario (del Santo Padre) de Roma y ocupó el sillón preparado para él en el centro de la sacristía. Entonces nos encaminamos de dos en dos hacia el amplio presbiterio, ante el altar mayor (…).

La ceremonia se desarrolló comenzando por aquellos que tenían que recibir la tonsura, las órdenes menores, el subdiaconado, el diaconado (porque durante las ordenaciones generales ordinariamente se confieren todas las órdenes). Los candidatos al sacerdocio éramos unos veinte. Al final nos llamaron por nuestro nombre uno a uno y, saliendo de los bancos, nos situamos en el centro del presbiterio; después del canto de la letanía de los Santos, durante el cual los que debían recibir el subdiaconado, el diaconado y el sacerdocio, estaban postrados en el suelo, comenzó el verdadero rito de la ordenación sacerdotal.

Antes de levantarnos éramos ya sacerdotes y con Su Eminencia el Cardenal, además de las otras oraciones de la santa misa, pronunciamos también las palabras de la Consagración.

Reconozco con gratitud que todo esto ha sido un don logrado por la intercesión de la Inmaculada, nuestra madrecita común. ¡Cuántas veces en la vida, sobre todo en los momentos más importantes, he experimentado su especial protección! Gloria, pues, al Sacratísimo Corazón de Jesús por medio de aquélla que fue concebida sin pecado, la cual es instrumento en la manos de la misericordia de Dios para la distribución de las gracias. En Ella pongo, además, toda mi confianza para el futuro.

(…) Me encomiendo fervorosamente a tus oraciones, mamá, para que yo pueda corresponder de manera adecuada a tan grandes gracias y a tan alta dignidad. El hijo siempre y sinceramente afectuoso.

P. Maximiliano M. Kolbe (franciscano).

SantAndrea della Valle

 

 Kolbe eucaristía

Kolbe votos

 

(fotos de San Maximiliano tomadas de la web del convento de Niepokanalanów: 

http://niepokalanow.pl/maksymilian-kolbe/galeria/maksymilian-kolbe-galeria/niepokalanow-1936-1939/)

Flores a María 2018 - 3 mayo

 
Flor del 3 de mayo: Estrella de la mañana   
 
Meditación: María, como el lucero del alba, nos anuncia el Nacimiento de Jesús, Sol de Justicia. Ella, la puerta del Cielo, nos sube peldaño a peldaño hacia su Hijo Amado, pidiéndonos con amor que tengamos humildad de corazón, viviendo las virtudes que en Ella destellan, como verdaderos discípulos y dignos hijos. Seamos sinceros y de corazón recto para subir de su mano al Cielo.  
 
Perla de San Maximiliano Kolbe:"No confíes en absoluto en ti mismo;  todo lo puedes en Aquel que te conforta, por medio de la Inmaculada: cuanto más débil te sientes, mas fuerte eres."
 
 
Oración: ¡Estrella de la mañana, nuestra soberana!, marca nuestro camino que es el mismo Cristo, para que no caigamos en ningún desvío y estemos siempre contigo. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
 
Florecilla para este día: Dar testimonio a alguien cercano sobre las virtudes de María, y su importancia como el más fácil y corto camino a Cristo. Recomendar también la lectura del libro de San Luis Grignon de Montfort: “Tratado sobre la verdadera devoción a María”. 
 
 

Mes de mayo. Mes de María 2018

¡ Comenzamos el mes de Mayo !
 
¡ Comenzamos el mes de María !
 
 
Deseamos que durante todo este mes de mayo
 
nuestro amor a La Inmaculada se incremente,
 
y cada dia aprendamos a amarla y a imitarla más,
 
para así alcanzar un dia el Corazón Inmaculado de su Hijo.
 
 
¡ A Cristo a través de María !
 
 

A 100 años de la primera misa de San Maximiliano Kolbe

Cerca de la Plaza de España, está la basílica de Sant’ Andrea della Fratte.

Dentro de esta basílica se encuentra el denominado altar de la Madonna del Miraccolo, o comúnmente llamado “Altar del Milagro”. Allí, en 1842, ocurrió el célebre episodio de la conversión tumbativa de Alfonso Ratisbona, quien ante la aparición de la Santísima Virgen, se convirtió instantáneamente al catolicismo.

Fue precisamente en ese altar, donde hace hoy exactamente 100 años, San Maximiliano Kolbe, celebró su primera Eucaristía, ya como sacerdote.

El propio Kolbe en sus escritos nos lo cuenta:

“Por la mañana, el 29, celebré la Santa Misa en el altar

donde La Inmaculada se dignó aparecerse al P. Ratisbone

y además (contra toda esperanza) la Misa [votiva] de la Medalla Milagrosa”

Escritos Kolbianos, apuntes personales, pág 2465.

Hoy en dia, en la propia basílica, se puede contemplar, al lado del cuadro de La Inmaculada, un busto de San Maximiliano que conmemora este momento de su primera Eucaristía:

 

Si ayer conmemoramos que San Maximiliano Kolbe se ordenó sacerdote hace 100 años; hoy, hizo un siglo que San Maximiliano empezó a ejercer como tal.

En la estampita conmemorativa con motivo su primera misa se pudo leer:

“¿Quién soy yo señor,

para que tú me hayas concedido,

llegar hasta este punto?”

2Sam 7, 18

“Mi Dios y mi todo”.

Rogamos la intercesión de San Maximiliano Kolbe, sacerdote de Cristo por siempre, que interceda para que el Señor suscite nuevas vocaciones al sacerdocio en la Iglesia.