• Imagen Slider 18
  • La Inmaculada
  • Imagen Slider 16
  • La Inmaculada
  • San Maximiliano Kolbe
  • Imagen Slider 8
  • Todas las noticias sobre el Centenario de la Fundación de la M.I.
  • "¡Oh Inmaculada!, ¿quién eres tú?" (San Maximiliano Kolbe)
  • ¿Qué es La Milicia de la Inmaculada?
  • Todas las noticias marianas en España y en el Mundo
  • Todo sobre San Maximiliano Kolbe, el "loco" de La Inmaculada
  • Contacta con nosotros y ¡Conságrate a la Virgen!



Novena a La Inmaculada 2017 - 6º dia

DÍA 4-Dic: LA OBEDIENCIA
 
 
Texto bíblico: (Juan 2, 1-5) "Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: «No tienen más vino». Jesús le respondió: « Mujer ¿que tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía.».Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que Él les diga»."

REFLEXIÓN: María se da cuenta de la situación difícil en la cual se encuentran los esposos, porque ama. Mira a su alrededor no para descubrir lo que hace falta sino para ir al encuentro de quien se encuentra en dificultad.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Amar al prójimo, no porque éste sea simpático, útil, rico, influyente o sólo porque es agradecido. El amor autentico se eleva por encima de la criatura y se sumerge en Dios: en El, por El y por medio de él ama a todos, buenos y malos, amigos y enemigos. ¡A todos le ofrece una mano llena de amor, por todos ora, sufre, a todos les desea el bien, la felicidad, ya que es Dios quien lo quiere!... El que, con la oración a la Inmaculada en sus labios o en lo profundo de su corazón, purificado por el sufrimiento e inflamado por un ardiente fuego de amor a Dios, empujado por este amor, hace lo que puede para ganar el mayor número de almas para Dios a través de la Inmaculada, librarlas de las ataduras del mal y hacerlas felices, él y solo él celebrará el triunfo."



Gesto: A lo largo del dia repetir en nuestro interior el dulce nombre de "María" en todo momento y ocasión.

Jaculatoria: ¡ Madre, ayúdame a aceptar la voluntad de tu Hijo en mi vida !

Rezo del Santo Rosario

Novena a La Inmaculada 2017 - 5º dia

DÍA 3-Dic.: LA HUMILDAD

Texto bíblico: (Mateo 12, 46-50) "Mandaran a decir a Jesús: «Tu Madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte». Jesús les respondió: ¿«Quien es mi madre, quienes son mis hermanos»? Y señalando con la mano a sus discípulos agregó: «Estos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre."

REFLEXIÓN: El verdadero amor materno sabe desapegarse. La Virgen supo desapegarse de Jesús para permitirle que cumpliera su misión.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Abandona todo y a todos y sigue a Jesús. Conoce, imita a Jesucristo y habla cada vez más de Jesucristo y Éste Crucificado. Cada día una mirada a la Cruz."



Gesto: Ofrecemos a la Virgen algo a lo cual nos sentimos apegado.

Jaculatoria: "Jesús, José y María os doy el corazón y el alma mia"

Rezo del Santo Rosario

Consagración diaria a La Inmaculada - Diciembre 2017

Como cada comienzo de mes os dejamos la oración de Consagración diaria a La Inmaculada, esta vez del mes de Diciembre.

La intención de la M.I. para este mes:

"Para que la

Milicia de la Inmaculada

experimente la alegría

de decir SÍ

al plan de Dios"

 

Novena a La Inmaculada 2017 - 2º dia

DÍA 30-Nov: EL SILENCIO
 
 

Texto bíblico: (Lucas 2, 7) "María dio a luz a su Hijo primogénito lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre."

REFLEXIÓN: Dios entra en la vida de María y Ella se deja encontrar revestida de las vestiduras del silencio interior, de la humildad. También a nosotros Dios nos pide aceptar en el silencio y la humildad su Voluntad.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Su unión de amor con Dios llega a tal punto de que Ella se convierte en Madre de Dios. El Padre le confía a su propio Hijo, el Hijo baja a su seno, mientras que el Espíritu Santo forma, de su cuerpo, el cuerpo Santísimo de Jesús."

Jaculatoria: ¡ Madre mía, que se haga en mi la voluntad de tu Hijo !

Gesto: Buscar un momento durante el dia donde en el silencio y la tranquilidad hablar amorosamente con nuestra Madre y a través de Ella rezar a su Hijo.

Rezo del Santo rosario


Santa Catalina Labouré y la Medalla Milagrosa

Hoy celebramos a Santa Catalina Labouré
“Las gracias serán abundantes para los que lleven esta medalla con confianza”
(extracto del diálogo de La Virgen con Sta. Catalina Labouré)
 
"Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán mas abundantes para los que la lleven con confianza". Con estas palabras, la Santísima Virgen María encargaba a Santa Catalina Labouré, la misión que Dios le había confiado. Originalmente, esta medalla se llamaba “de la Inmaculada Concepción”, pero al expandirse la devoción y haber tantos milagros concedidos a través de ella, se le llamó popularmente "La Medalla Milagrosa".
Aquel 27 de Noviembre de 1830, Sor Catalina estaba en la Capilla haciendo su meditación, cuando volvió a sentir el sonido del traje de seda que en apariciones anteriores le había anunciado la venida de la Virgen María.
Según cuenta esta Hija de la Caridad, la Virgen apareció: “vestida de blanco con mangas largas y túnica cerrada hasta el cuello. Cubría su cabeza un velo blanco que sin ocultar su figura caía por ambos lados hasta los pies. Cuando quiso describir su rostro solo acertó a decir que era la Virgen María en su mayor belleza. Sus pies posaban sobre un globo blanco, del que únicamente se veía la parte superior, y aplastaban una serpiente verde con pintas amarillas. Sus manos elevadas a la altura del corazón sostenían otro globo pequeño de oro, coronado por una crucecita. La Santísima Virgen mantenía una actitud suplicante, como ofreciendo el globo. A veces miraba al cielo y a veces a la tierra. De pronto sus dedos se llenaron de anillos adornados con piedras preciosas que brillaban y derramaban su luz en todas direcciones, circundándola en este momento de tal claridad, que no era posible verla. Tenia tres anillos en cada dedo; el mas grueso junto a la mano; uno de tamaño mediano en el medio, y no mas pequeño, en la extremidad. De las piedras preciosas de los anillos salían los rayos, que se alargaban hacia abajo; llenaban toda la parte baja.”
 
Mientras Sor Catalina contemplaba a la Virgen, ella la miró y dijo a su corazón:
“Este globo que ves (a los pies de la Virgen) representa al mundo entero, especialmente Francia y a cada alma en particular. Estos rayos simbolizan las gracias que yo derramo sobre los que las piden. Las perlas que no emiten rayos son las gracias de las almas que no piden.”
Con estas palabras La Virgen se da a conocer como la mediadora de las gracias que nos vienen de Jesucristo.
El globo de oro (la riqueza de gracias) se desvaneció de entre las manos de la Virgen. Sus brazos se extendieron abiertos, mientras los rayos de luz seguían cayendo sobre el globo blanco de sus pies.
En este momento, se apareció una forma ovalada en torno a la Virgen y en el borde interior apareció escrita la siguiente invocación: "María sin pecado concebida, ruega por nosotros, que acudimos a ti".
Estas palabras formaban un semicírculo que comenzaba a la altura de la mano derecha, pasaba por encima de la cabeza de la Santísima Virgen, terminando a la altura de la mano izquierda.
Oyó de nuevo la voz en su interior: "Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán mas abundantes para los que la lleven con confianza".
 
La aparición, entonces, dio media vuelta y quedo formado en el mismo lugar el reverso de la medalla.
En el aparecía una M, sobre la cual había una cruz descansando sobre una barra, la cual atravesaba la letra hasta un tercio de su altura, y debajo los corazones de Jesús y de María, de los cuales el primero estaba circundado de una corona de espinas, y el segundo traspasado por una espada. En torno había doce estrellas.
La misma aparición se repitió, con las mismas circunstancias, hacia el fin de diciembre de 1830 y a principios de enero de 1831. La Virgen dijo a Catalina: "En adelante, ya no verás, hija mía; pero oirás mi voz en la oración".
Un día que Sor Catalina estaba inquieta por no saber que inscripción poner en el reverso de la medalla, durante la oración, la Virgen le dijo: "La M y los dos corazones son bastante elocuentes".
Según narra Santa Catalina, cuando la visitaba la Santísima Virgen, ella se arrodillaba apoyando sus manos en las rodillas de María: "Allí pasé los momentos más dulces de mi vida; me sería imposible decir lo que sentí". Como Madre, la Virgen nos invita a todos a descansar en sus brazos, y si nos apoyamos en Ella como Santa Catalina Labouré, también pasaremos “los momentos más dulces de nuestra vida”.

La explicación de los símbolos de la Medalla y su mensaje espiritual es el siguiente:
 
En el Anverso:
-María aplastando la cabeza de la serpiente que esta sobre el mundo. Ella, la Inmaculada, tiene todo poder en virtud de su gracia para triunfar sobre Satanás.
-El color de su vestuario y las doce estrellas sobre su cabeza: la mujer del Apocalipsis, vestida del sol.
-Sus manos extendidas, transmitiendo rayos de gracia, señal de su misión de madre y mediadora de las gracias que derrama sobre el mundo y a quienes pidan.
-Jaculatoria: dogma de la Inmaculada Concepción (antes de la definición dogmática de 1854). Misión de intercesión, confiar y recurrir a la Madre.
-El globo bajo sus pies: Reina del Cielo y tierra.
-El globo en sus manos: el mundo ofrecido a Jesús por sus manos.
En el reverso:
-La cruz: el misterio de redención- precio que pagó Cristo. Obediencia, sacrificio, entrega
-La M: símbolo de María y de su maternidad espiritual.
-La barra: es una letra del alfabeto griego, "yota" o I, que es monograma del nombre, Jesús.
Agrupados ellos: La Madre de Jesucristo Crucificado, el Salvador.
-Las doce estrellas: signo de la Iglesia que Cristo funda sobre los apóstoles y que nace en el Calvario de su Corazón traspasado.
-Los dos corazones: la Corredención. Unidad indisoluble. Futura devoción a los dos y su reinado.
 
Esta es la historia y la explicación de como nació en la Iglesia nuestra querida Medalla Milagrosa, a través de la mediación de Santa Catalina Labouré, y que San Maximiliano Kolbe acogió como símbolo dsitintivo y de apostolado de la Milicia de la Inmaculada.
Que sepamos llevarla con amor y con agradecimiento, sabiendo que es la propia Virgen Inmaculada la que va con nosotros cuando la llevamos puesta.

Santa Catalina Labouré y San Maximiliano Kolbe, rogad por nosotros
 

Novena a La Inmaculada 2017 - 4º dia

DÍA 2-Dic: LA CARIDAD
 

Texto bíblico: (Lucas 2, 22. 25 ss.): "Cuando llegó el día fijado por la ley de Moisés para la purificación llevaron el niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón. Conducido por el Espíritu Santo fue al templo y cuando los padres de Jesús llevaron al niño Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios. Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de Él. Simeón después de bendecirlos dijo a María: «Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel, será signo de contradicción y a ti misma una espada te atravesará el corazón."

REFLEXIÓN: EL Dios hecho hombre asume sobre sí la condición humana con todas sus contradicciones. María lo comprende pero está cubierta por el amor de Dios, por su paterna solicitud, por su providencia y esto le es suficiente para seguir esperando.

De los escritos de San Maximiliano Kolbe: "Abandónate cada día más en las manos de Jesús y de la Inmaculada. No te apenes por las contrariedades y las dificultades; déjaselo todo a la Inmaculada. Ella puede todo: hará lo que desee."


Gesto: Ofrezcamos a la Virgen un pequeño sacrificio a lo largo del dia, por pequeño y sencillo que sea, para que Ella lo trasnfome y lo una al sacrificio redentor de su Hijo.

Jaculatoria: " ¡Oh Inmaculada, como madre amorosa que eres, cuida de mis hermanos los cristianos perseguidos por causa de creer y amar a tu Hijo!"

Rezo del Santo rosario

Novena a La Inmaculada 2017 - 3er dia

 
DÍA 1-Dic.: LA DISPONIBILIDAD

 

Texto bíblico: (Lucas 1,39-41) "En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas ésta oyó el saludo de María el niño saltó de alegría en su seno."

REFLEXIÓN: El sincero interés de María por las necesidades de los demás nos indica claramente que no debemos sólo ponernos a disposición de los que nos buscan, sino que debemos ir nosotros mismos al encuentro de ellos.

De Los escritos De San Maximiliano Kolbe: "Les deseo que se acerquen cada día, cada instante, más a la Inmaculada; que la conozcan cada vez más perfectamente, que la amen cada vez más, que se dejen penetrar cada vez más por su pensamientos, sus sentimientos, sus intenciones, su amor a Jesús en el pesebre, en la casa de Nazaret, en la Cruz, en la Eucaristía y en el paraíso; en una palabra, les deseo que se hagan cada vez más semejantes a la Inmaculada"
 
Jaculatoria: ¡Oh Madre mía, te amo!. Átame a ti para que por muchas vueltas y sinsabores que me depare la vida nunca me separe de tu lado y de tu regazo amoroso.
 
Gesto: Ofrecemos a la Virgen nuestros trabajos y actividades del dia, haciendo de ellas por muy sencillas y humildes que sean, actos de caridad y de amor por nuestros hermanos los hombres.
 
Rezo del Santo rosario
 

Novena a La Inmaculada 2017 - 1er dia

¡ Nos preparamos para el Adviento ¡

Tiempo de espera de la venida inminente del Señor.

Tiempo de conversión y de preparar nuestro corazón al Niño-Dios que llega.

Y en este tiempo como un faro de Luz que todo lo ilumina y que nos ayuda a llegar a buen puerto, como a los pescadores que se hayan perdidos en el mar, aparece una mujer toda vestida de estrellas y de Gracia:

La Inmaculada

Por todo ello, ¡estamos muy muy contentos¡. Hoy empezamos la preparación a la gran fiesta de La Inmaculada: su novena.

Nueve días en los que la Iglesia nos regala el ir amasando dia a dia nuestro corazón para hacerlo manso y humilde en manos de Nuestra Madre

En esta humilde página de nuestra web de la Milicia de la Inmaculada en España, queremos ayudar a todos aquellos que nos leeis, en hacer este camino de nueve dias.

Para ello os proponemos esta novena a La Inmaculada de las muchas que nos propone la Iglesia, pero que nosotros la vivimos acompañados de la siempre presencia iluminadora de San Maximiliano Kolbe.... ¡el loco de la Inmaculada!

Deseamos y rezamos para que la misma, produzca muchos frutos de conversión a través de la mediadora de todas las Gracias: nuestra querida y Santísima Madre Inmaculada

1er Dia - 29-Nov

Texto bíblico: Lucas 1, 30. 38

"Pero el ángel le dijo: No temas María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a Luz un Hijo y le pondrás por nombre Jesús; Él será grande y se llamará Hijo del Altísimo. María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mi lo que has dicho».

REFLEXIÓN:

Dios no se hubiera encarnado en María sin su consentimiento. Dios hoy puede seguir su obra de Salvación sólo en la medida que también nosotros aceptamos su invitación.

De Los escritos De San Maximiliano Kolbe: "Ella es instrumento de Dios. Con pleno conocimiento se deja conducir por Dios voluntariamente, se conforma a su voluntad, desea sólo lo que Él quiere, obra según su voluntad y todo de la manera más perfecta posible, sin el mínimo defecto, sin que su voluntad se aparte en nada de la voluntad de Él. Ella es un instrumento de Dios en el perfecto uso de los poderes y privilegio que le fueron conseguidos, para cumplir siempre y en todo, única y exclusivamente la voluntad de Dios, por amor a Dio Uno y Trino. Este amor a Dios alcanza cimas tales que produce frutos divinos de amor."

Gesto: Cada una puede renovar su Sí a través de una breve oración... que dejaremos a los pies de la Virgen...

Rezo del rosario

La Medalla Milagrosa: “la munición de la Milicia de la Inmaculada”

 

 

San Maximiliano María Kolbe: “repartir su medalla donde sea posible (...) dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer”

 

Nuestra Madre Inmaculada nos acerca al tiempo de Adviento, alimentando nuestros corazones con su propia esperanza. En la víspera de este primer Domingo de Adviento, queremos felicitar a la Santísima Virgen, al coincidir con la fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Para la Milicia de la Inmaculada (M.I.), esta medalla que mandó acuñar la propia Madre de Dios forma parte de su identidad.

San Maximiliano María Kolbe afirmaba que “la señal exterior de esta consagración a la Inmaculada para siempre (vida, muerte y eternidad) es su Medalla Milagrosa, que los miembros de la M.I. llevan al cuello”. De igual modo, añadía que “haciéndose así instrumentos en manos de la Inmaculada, cada día le rezan con ardiente fervor, repitiendo las palabras que ella misma nos mostró impresas en la Medalla Milagrosa: Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos; además, acordándose también de aquellos cuya salvación desean, añaden: y por cuantos a Vos nos recurren, en particular por los masones; al final incluyen también a aquellas personas cuya conversión anhelan y las nombran una por una con una fórmula genérica, por ejemplo: Y por cuantos te son encomendados, incluyendo así a todos aquellos que en cualquier momento se encomiendan a sus oraciones (...). Es la potencia de la acción que cada día se eleva a la Inmaculada de millares de corazones”. (EK 1046).

 

 

Innumerables son las historias de salvación vinculadas a la Medalla Milagrosa... Probablemente son muchas las almas que habrán podido comprobar las “Victorias de María”, con tan sólo acoger esta bendita medalla. Por eso, en el día de su fiesta, recordemos los consejos de San Maximiliano, acerca de las “balas” (como él denominaba a estas medallitas, por su gran poder, vencedor de toda batalla): “Repartir su medalla donde sea posible, también a los niños, a fin de que bajo su protección tengan las fuerzas suficientes para rechazar las muchas tentaciones e insidias que los amenazan, sobre todo en estos tiempos nuestros. También a aquellos que nunca entran en la iglesia, que tienen miedo a acercarse a la confesión, que están sumergidos en la inmoralidad o viven en la herejía fuera de la Iglesia: ¡oh!, a esos es absolutamente indispensable ofrecerles la medallita de la Inmaculada e invitarlos a llevarla y, asimismo, suplicar con fervor a la Inmaculada por su conversión. Muchos alcanzan su fin incluso cuando alguien no quiere aceptarla en absoluto. Pues bien, incluso se la cosen a escondidas en la ropa y rezan, dejando a la Inmaculada que, tarde o temprano, demuestre lo que Ella sabe hacer. La Medalla Milagrosa, pues, es la munición de la Milicia de la Inmaculada” (EK 1122).

 

Kolbe Medaille 1